libero

Lunes, 18 de marzo de 2013

Seguiremos corriendo

 Por Claudio Giardino *

Es importante destacar la conjunción, que se dio en Miguel Benancio Sánchez, entre deporte y compromiso social. Pocas veces se tiene en cuenta este vínculo que, en el deporte, es indisoluble. Mucho tiempo se buscó identificar al deporte solamente con la competencia o el éxito; algunos mercenarios siguen concibiéndolo como sinónimo de negocio.

El deporte es un factor social de excelencia en la búsqueda de la igualdad de oportunidades, integración, confraternidad y solidaridad. Desde el más humilde club de barrio hasta los llamados grandes son un ejemplo de que puede existir una sociedad mucho más equitativa. En un club se produce un grado de igualdad muy difícil de encontrar en otros ámbitos. Por estas razones venimos luchando desde hace años por una nueva Ley Nacional del Deporte que incluya la creación de un ministerio del área, no solamente para formar deportistas de elite que nos representen en todo el mundo sino, fundamentalmente, para establecer políticas claras y autónomas en lo referente al deporte social. Que abarque desde la infancia hasta la tercera edad, a los que tienen capacidades diferentes, a la formación de profesionales a cargo de las distintas especialidades. El deporte tiene que ser un derecho básico universal como lo son la salud, la educación, la previsión social. Por eso son tan importantes estos actos, como la Carrera de Miguel, que ponen de manifiesto esta comunión entre deporte, derechos humanos fundamentales y políticas sociales para lograr el sueño de una sociedad más justa.

En los últimos años, las autoridades de la Ciudad intentaron, de todas las formas posibles, desvincular esta carrera de su real significado: no querían realizarla, quisieron mudarla a la zona sur, pensando que de esa forma perdería importancia (razonamiento muy PRO) y le restaron apoyo en difusión y ratificación de su sentido. Este año no sólo se buscó disimular el nombre y la figura de Miguel en la difusión de la carrera sino que se puso un cupo a la inscripción a la misma. Como si fuera poco, infectaron la publicidad del evento con slogans de campaña.

Parece que el jefe de Gobierno disfruta mucho más de los eventos que organiza junto con una casa de hamburguesas, o de ropa deportiva, o de celulares. Por ahí alguien le sugirió que correr por la Memoria, la Verdad y la Justicia es algo pasado de moda, caprichos de nostálgicos, que no ayuda a mirar hacia adelante. Esa idea a él le encanta. Nunca más equivocado.

Vamos a seguir corriendo. Porque tenemos memoria y porque vamos a seguir luchando por un deporte como derecho básico para todos los habitantes de este hermoso país.

* Miembro de la Asociación Todos por el Deporte.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Seguiremos corriendo
    Por Claudio Giardino *
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.