radar

Domingo, 30 de diciembre de 2012

FAN › UN ARTISTA PLASTICO ELIGE SU OBRA FAVORITA: SANTIAGO VILLANUEVA Y TRADICION, DE VICTOR CUNSOLO

Cómo decirlo todo y nada más

 Por Santiago Villanueva

Conocí la obra en 2007, en el Museo de La Plata. Cuando la vi por primera vez, no me impactó en lo más mínimo. Es un óleo chiquito, y lo cierto es que tampoco pude verla bien. El museo estaba en refacción, así que el director me llevó al depósito y ahí las obras estaban muy abigarradas, ordenadas dentro de unas rejas que no salían del todo, tenían una tela que las cubría y el director levantaba la tela y yo espiaba las pinturas. Tradición, de la que solo vi un ángulo, estaba puesta al revés y casi no había luz. Me fui con el catálogo del museo, y recién ahí sí pude ver muchas veces la imagen.

En ese momento tenía diecisiete años y no era fan de nada. Vivía en Azul y me gustaba un arte argentino que es muy marginal, incluso más que Cunsolo: Alicia Scavino, Jesús Marcos, Osvaldo Attila, Nicolás Menza. Esa era la información que circulaba en mi ciudad. Pero hace dos años volví con Marcelo Pombo a La Plata y la encontré exhibida. Tradición es deslumbrante. Literalmente: todo el brillo del óleo se potencia con el brillo del vidrio que tiene el marco. Refulge, así que casi que es mejor mirarla reproducida en un catálogo si uno quiere ver los detalles.

Y hace falta ver los detalles, porque lo interesante son los elementos que aparecen: el catálogo del Novecento (una muestra que se había presentado en Buenos Aires en 1930), el Martín Fierro ilustrado por Bellocq, los tres colores primarios, la pluma, un teatrito del Renacimiento. Y una revista Augusta, que era la publicación en donde se recuperaban los valores tradicionales en pintura. Es una obra en donde Cunsolo pinta todo lo que tenía que decir: explica cómo se trabaja, desde dónde se puede construir una obra, cómo se debe leer la historia para que la pintura tenga sentido, describe cómo son sus días, en qué está pensando.

Me gusta que en Tradición la pintura tenga un relato histórico. Puede hablar a la vez del arte del presente y del antiguo. Es como si el arte más próximo no tuviese ningún interés para Cunsolo, como si propusiese que hay que buscar lo contemporáneo en el pasado y no en lo que sucede en ese momento. Para esa época, casi todos estaban haciendo naturalezas muertas, pero las usaban para mostrar cierto virtuosismo. Cunsolo también, pero en Tradición, más allá de los valores plásticos de los que tratan las demás, habla del momento en que estaba viviendo.

Es extraño que Tradición haya sido pintada por Cunsolo. No se relaciona con esos pequeños paisajes impresionistas en donde arrastraba el óleo con espátula, o esas pinturas barriales en las que aparece una Boca neblinosa y desierta. Esas son obras que destierran cualquier gesto contundente, obras que parecen dar cuenta de la timidez de Cunsolo, y de su lugar marginal y silencioso dentro de la escena de los años ’20 y ’30.

Y sin embargo, como si de repente Cunsolo hubiese desbordado, Tradición es una pintura audaz y elocuente. Se mete de nariz en las discusiones intelectuales del momento. Me impresiona su capacidad para elegir los elementos que sirven, ochenta años después de realizada la obra, para hacer una lectura de su época. Todos estos objetos eran parte de la vida cotidiana del artista y de su trabajo. Nunca los mostraba, y de repente acá, en una pintura realista y minuciosa, los exhibe.

Pocas cosas importantes tenemos para decir, y es bueno decirlas en el momento y el medio indicados: Cunsolo eligió decirlas en 1931 a través de esta pintura.


El último 14 de diciembre, Santiago Villanueva ganó el Primer Premio del Salón Nacional de Rosario por su obra Museo del Fondo del Paraná: una exposición ficcional en la que el Museo Castagnino pide en préstamo obras de artistas santafesinos al Museo del Fondo del Paraná, un museo fundado por el artista cuyas salas y depósitos se encuentran en el lecho del río. La obra puede verse en el Museo Castagnino, en Rosario.

Víctor Cunsolo
Tradición (1931)
Oleo sobre cartón, 92 x 122 cm
Colección del Museo Provincial de Bellas Artes “Emilio Pettoruti”. Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.