radar

Domingo, 21 de febrero de 2016

VALE DECIR

EL CUARTO ENCANTADO

“Esta habitación te hará sentir que vivís dentro de un cuadro. Está decorada en un estilo posimpresionista, con reminiscencias al sur de Francia de tiempos de antaño. Con sus muebles, colores brillantes y arte, te asegura la mejor experiencia de tu vida”, anuncia cierto usuario en Airbnb, una web dedicada a la renta temporal de hospedajes. Y a juzgar por las auspiciosas imágenes, ciertamente cumple con la mentada promesa. Finalmente, el cuarto es una réplica (bastante) exacta de la glorificada pieza La habitación de Vincent en Arlés, de don Van Gogh, recreada por el Instituto de Arte de Chicago para promocionar su flamante exposición sobre el pintor holandés. Muestra con cita hasta el 10 de mayo, que exhibe –por primera vez en Estados Unidos– las tres versiones de la susodicha recámara (“una de las más famosas de la historia del arte”) que Vincent pergeñara entre 1888 y 1889, “ofreciendo un estudio pionero y en profundidad”.

“Estoy cobrando 10 dólares por la única razón de que tengo que comprar pintura. Sin embargo, seré feliz en ofrecerte entradas para mi nueva exposición”, anota “Van Gogh” en su cuenta de Airbnb. El único inconveniente es que el sitio – ubicado en un edificio de River North, con capacidad para dos personas y digresiones (temporales) del tipo wi–fi y aire acondicionado– ya está reservado durante febrero y marzo, a tal punto el éxito de la propuesta. Después de todo, ¿quién no querría hospedarse en un lugar con “los muros lila pálido, el suelo de un rojo gastado y apagado, las sillas y la cama amarillo de cromo, las almohadas y la sábana verde limón muy pálido, la manta roja sangre, la mesa de aseo anaranjada, la palangana azul, la ventana verde” que, siguiendo el Van Gogh dixit, “expresa un reposo absoluto mediante todos estos tonos diversos”?

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.