radar

Domingo, 27 de diciembre de 2009

VALE DECIR

El ingenio iraquí

Sabe Alá que a Estados Unidos le encanta meter sus soldaditos por todos lados. Para los lugares en donde no se puede enviar tropas, ya sea por el riesgo que implica para los soldados o porque es políticamente insostenible, el ejército gringo usa “drones”, aviones controlados a distancia.

No se trata de pequeños modelos para llevar a la plaza un día de sol: el Predator, uno de los más modernos, mide ocho metros de largo, tiene una envergadura de quince metros y una autonomía de casi cuatro mil kilómetros.

Según el Wall Street Journal, los “drones” se están utilizando en Irak para tareas de reconocimiento: ubicar y monitorear grupos de “insurgentes” en medio del inhóspito territorio iraquí. Es el resultado de años y años de investigación, de millones y millones de dólares de tecnología.

La comunicación de los “drones” no está codificada. El gobierno norteamericano conoce esta falla desde Bosnia, desde 1990, pero nunca se preocupó por corregirla: el Pentágono da por sentado que nadie sería capaz de aprovecharse de ello. Además, si los videos estuvieran codificados, sería más difícil compartirlos con las fuerzas aliadas y encima los aviones saldrían más caros.

Pero resulta que los iraquíes, con un programa llamado SkyGrabber, que se consigue en internet por treinta dólares, se las arreglaron para interceptar las comunicaciones de los “drones”. Esto se descubrió el año pasado, al confiscar la laptop de un combatiente shiíta: tenía montones de videos arrebatados a los avioncitos.

“Encontramos prueba de que las transmisiones de video están siendo pirateadas y compartidas entre grupos extremistas”, declaró un oficial del ejército. “Esta tecnología ya es parte de su arsenal.”

Actualmente la Fuerza Aérea estadounidense está encargando unos modelos nuevos llamados Reaper, que cuestan entre diez y doce millones de dólares cada uno: van a comprar 375 unidades. Sin embargo, la gente que sabe dice que son igual de fáciles de interceptar que los Predator. Da igual, ¿a quién le interesa ganar la guerra? Lo que importa es vender avioncitos.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.