radar

Domingo, 3 de octubre de 2010

VALE DECIR

Anónimo ataca de nuevo

El director Jasper Feversham se cansó de que nadie pague por sus películas porno, así que acudió a un abogado. La nueva tendencia de hacerles juicio a los consumidores, dejada de lado por las grandes firmas debido a la mala prensa que genera, ha llegado al pequeño productor.

Jasper contrató los servicios de ACS Law, un estudio británico capitaneado por el abogado Andrew Crossley. Este hombre se dedica a rastrear gente que baja películas de Internet, para luego enviarles cartas dándoles la chance de pagar una pequeña suma de dinero que les evitará ir a juicio. “Es chantaje legal, directamente”: así lo calificó la Cámara de los Lores.

Anónimo, ese ente colectivo que se mueve por los entresijos de Internet, desató una campaña llamada “Operación Revancha”: varios sitios de torrents –como el bienamado The Pirate Bay– habían caído bajo el ataque de agencias antipiratería, así que Anónimo estaba devolviendo el golpe.

Uno de los afectados fue ACS Law y su sitio web se cayó de la red durante toda una mañana. El sitio de tecnología The Register se comunicó con Andrew Crossley para hablar del ataque y el abogado no eligió bien sus palabras: “Una pavada, me preocupa más si mi tren llega tarde o si mi café se demora diez minutos”.

Después de estas declaraciones, Anónimo decidió hacer una segunda pasada contra ACS Law. El sitio se volvió a caer y, no se sabe cómo, durante el proceso de hacerlo andar otra vez quedaron al descubierto todos los archivos de la compañía. Al instante, antes de que se pudiera tapar la brecha, Anónimo se abrió paso y sacó 350 megas de mails, que fueron a parar directamente a sitios de torrents como The Pirate Bay.

Le salió caro al abogado Crossley la provocación. No sólo quedaron al descubierto sus datos personales –y peor aún, ¡sus finanzas!– sino que la compañía será sancionada con una multa de miles de libras por exponer los datos de sus clientes.

“No puedo obligarlo a cerrar el estudio”, dijo Christopher Graham, comisionado de información del Reino Unido, a la BBC, “pero una multa de medio millón de libras seguramente le haga daño a su reputación”.

Cualquiera puede participar de la “Operación Revancha”. Alcanza con buscarla en Google por su nombre en inglés: “Operation Payback”.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.