radar

Domingo, 21 de noviembre de 2010

VALE DECIR

Fuerteovejuna

En los Estados Unidos viven más de 300 millones de personas; está lleno de locos, aunque más no sea estadísticamente. En medio del crisol de razas hay grupos beligerantes con las causas más ridículas y de alguna forma siempre meten a Dios en el medio.

Entre ellos se cuenta la Iglesia Bautista de Westboro, Kansas, cuyos miembros dan vueltas por el país haciendo protestas en funerales militares. ¿Cuál es su problema? Que el ejército acepta homosexuales y es por eso que Dios está enojado con Estados Unidos.

Por supuesto que el derecho a protestar existe para todo el mundo. En el pueblo de McAlester, en Oklahoma, los fanáticos religiosos terminaron de manifestarse en el funeral de un soldado y descubrieron que les habían cortado las cubiertas de su miniván.

Pero la cosa no terminó ahí: es un pueblo chico y nadie quiso venderles ruedas de repuesto. En llanta, a los barrabravas religiosos no les quedó más que llamar al auxilio mecánico para que los remolcaran; Dios hace rato que no les atiende el teléfono.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.