radar

Domingo, 12 de diciembre de 2010

VALE DECIR

Tozudos hasta la extinción

El hábitat natural de los osos panda se redujo a la mitad en los últimos veinte años, víctima de la expansión industrial de China. Es una de las razones por las que quedan menos de 2500 pandas salvajes.

Los investigadores chinos trabajan incansablemente para mantener el número de pandas en ascenso. Pero el primer gran obstáculo es que los pandas en cautiverio se niegan a procrear. Esto ha suscitado estrategias hilarantes como, por ejemplo, hacerles ver videos de otros pandas apareándose. También se ha intentado darles de comer dietas especiales, darles Viagra e inseminarlos artificialmente.

Este año, reporta The Telegraph, se alcanzó el objetivo: trescientos pandas en cautiverio, el número que esperaban alcanzar para empezar a devolverlos a la vida silvestre.

Los primeros intentos de reintegrar pandas a su hábitat natural no terminaron bien. En el 2006 un cachorro llamado Xiang Xiang, supuestamente entrenado para valerse por su cuenta, fue devuelto a la naturaleza; lo encontraron muerto diez meses más tarde, asesinado por los pandas salvajes.

Para no volver a arriesgar la vida de los pandas, los científicos ahora se disfrazan cuando los sueltan en el bosque. Ya que los pandas salvajes son tan hardcore que no toleran recién llegados que se mezclen con el enemigo, a los chinos no les queda otra que jugar al panda cuando van a hacer la revisión médica de los recién liberados.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.