radar

Domingo, 29 de abril de 2012

VALE DECIR

Ridículo, por una buena causa

El fotógrafo norteamericano Bob Carey ama tanto pero tanto a su mujer que, para robarle una sonrisa, lleva nueve años poniéndose un tutú rosa. Linda, su esposa, sufre cáncer de mama desde 2003 y, como Bob es un fiel creyente de que la risa es la mejor medicina, no tardó en calzarse la pollerita de bailarina y fotografiarse con ella por distintas ciudades de Estados Unidos.

A la idea la tituló “El Proyecto Tutú” y lo encuentra a él –barrigón, peludo y contundente– posando semidesnudo en distintos puntos geográficos: el Cañón del Colorado, una calle de Nueva York, estacionamientos, el subte, junto a vacas, en un campo de maíz, frente a una montaña rusa, en el puente de San Francisco, entre otros lugares. “Estos años me he sorprendido por el poder, la belleza y el espíritu de mi mujer. Es extraño, pero su enfermedad nos enseñó que la vida es buena. Lidiar con ella puede ser difícil y, a veces, lo mejor que podemos hacer es reírnos de nosotros mismos y compartirlo con los demás”, explica el meloso artista en su web oficial (www.thetutuproject.com).

De allí que, para continuar compartiendo la risotada, el hombre planee lanzar todas las imágenes en formato libro y el próximo octubre publique independientemente “Ballerina” donde, además de fotografías, contará las historias detrás del tutú. “Lo recaudado irá a instituciones que luchan contra el cáncer”, explica Carey y cuenta que su objetivo es conseguir 75 mil dólares. Mientras, busca donaciones y sponsors, a los que ofrece ediciones especiales, reconocimiento vía Facebook, el libro, remeras y otros ítem a cambio de financiamiento.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.