radar

Domingo, 11 de noviembre de 2012

VALE DECIR

Quién te oye y quién te toca

En otro de sus intentos por definir aspectos centrales del comportamiento humano, la ciencia acaba de responder una pregunta valiosa: ¿qué estimulo sexual es más intenso: la música o las caricias? Pues, al parecer, según un estudio reciente titulado “Science behind the song” (“La ciencia detrás de la canción”), el resultado es parejo. Un inquietante 40 por ciento de hombres y mujeres consultado, sin ir más lejos, aseguró que escuchar una buena melodía de fondo le resulta más estimulante que recibir arrumacos a la hora del acto sexual.

Solicitada por el servicio digital de música Spotify en un intento por examinar el vínculo entre música, romance y seducción, la investigación llevada a cabo por el psicólogo Daniel Mullensiefen –catedrático de la Universidad Goldsmiths, en Londres– arrojó un dato aún más inesperado: que el tema más elegido a la hora de la estimulación es, ni más ni menos, “Time of my Life”, soundtrack del hit fílmico de los ’80 Dirty Dancing. ¿Próximos en la lista? El más coherente “Sexual Healing”, de Marvin Gaye y el impensado “Bolero”, del francés Maurice Ravel.

Contrario a lo que cabría suponer, el científico amatorio no se mostró sorprendido por los resultados de la investigación, en tanto –explicó– “la música activa los centros de placer del cerebro que responden a recompensas como la comida, las drogas o el sexo”. Tras entrevistar a dos mil británicos con entre 18 y 91 años (mitad del género masculino; mitad del femenino), Mullensiefen también sostuvo, que de la información reunida, se desprende que los hombres están más dispuestos a ajustar sus gustos musicales para asegurarse el éxito en la alcoba.

Finalmente, información adicional: uno de cada tres personajes consultados aseguró que “Bohemian Rhapsody”, de Queen, es “mejor que el sexo”, seguido por “Sex on Fire”, de Kings of Leon y “Angels”, de Robbie Williams. Ni siquiera frente a estas respuestas el psicólogo se asombró dado que al ser temas con giros inesperados, las personas responderían de manera positivamente emotiva.

¿Otro bonus? Una deducción de Daniel: que los resultados serían trasladables a Estados Unidos. Y que, a falta de los temas más populares para “estar en clima”, es bueno reemplazar por una gama similar: tonos altos, voces ásperas, estilo Marvin.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.