radar

Domingo, 24 de febrero de 2013

VALE DECIR

Endúlzame los oídos

Algo es seguro: no hay chocolate más amargo que el de las barritas Fubar. No por su composición de cacao e ingredientes varios sino por el mensaje que el dulce simboliza. Creada por activistas californianos, la golosina fue derretida, esculpida y coloreada para que tuviera la forma de soldados norteamericanos muertos y mutilados en batalla y enviada el pasado San Valentín a cinco mil personas, incluidos el presidente Barack Obama, los miembros del gabinete, congresistas y “ejecutivos de la industria de las armas”. Un mensaje de amor agrio...

Las Fubar (acrónimo de “Fucked Up Beyond All Repair”, o sea: “Jodido más allá de toda reparación”) son obra del partido Fresh Juice y tienen por fin hacer una declaración política: que el gobierno debiera dejar de enviar, de inmediato, a hombres y mujeres estadounidenses a la guerra como si fueran “productos de consumo”. “Puede que alguna gente interprete la metáfora como un chiste cruel y sin tacto, pero esto está lejos de ser una broma”, aseguró el grupo en su comunicado oficial de prensa.

En palabras de la chocolatera amateur y cabeza del autodefinido “grupo políticamente progresista” Naomi Pitcairn: “Es un mensaje grosero sobre algo que es muchísimo peor que la grosería. Nuestro gobierno está enviando soldados, tirándolos a una caja y devolviéndonos las partes”. Ni el presidente ni los otros receptores del obsequio les han agradecido el regalo. Pero según declaran algunos periodistas que las han probado, lo verdaderamente “ofensivo” de la propuesta es el sabor. Hecho de chocolate no aprobado para consumo humano, más de un valiente le hincó el diente a los cuerpos desmembrados y descubrieron que tiene más gusto a cereal y azúcar que al bondadoso cacao convencional.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared