radar

Domingo, 26 de mayo de 2013

VALE DECIR

Vestirse desnuda

“Ya no te toca decidir si vas a usar un vestido demasiado revelador o no; ahora deciden tus instintos carnales”, escribe el Huffington Post para explicar el vestido Intimacy 2.0 diseñado por el artista holandés Daan Roosegaarde y su equipo. A diferencia del grueso de las piezas de indumentaria, este objeto fashion está confeccionado con un material que reacciona frente a ciertos estímulos del cuerpo, logrando lo impensado: cuando la persona se excita, la tela se va volviendo transparente.

A base de un tejido inteligente, el arriesgado producto (para quien lo lleva, claro) mixtura cintas de cuero con láminas electrónicas que cambian su opacidad acorde al ritmo de los latidos del corazón. Así, frente a emociones incontrolables, la exposición es —básicamente— total. “Intimacy 2.0 es un proyecto de moda que explora la relación entre la intimidad y la tecnología”, ofrece Roosegaarde, líder de un laboratorio artístico que ahonda en lo interactivo, el sonido y las emociones.

“La tecnología se usa aquí no sólo funcionalmente sino como herramienta para crear privacidad a nivel personal y directo, algo que en nuestra sociedad se está volviendo cada vez más importante”, desarrolla el holandés, que ya está en tratativas para producir una línea basada en el novedoso tejido. Así y todo, de momento, el vestido es un mero prototipo y un proyecto que probablemente entusiasme a más de un nudista.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.