radar

Domingo, 3 de junio de 2007

CARRIE FISHER

Lo que sé

 Por Carrie Fisher

Ninguna cosa es sólo una cosa.
Lo que sé sobre Hollywood podrías ponerlo en una taza –en la taza de un corpiño–.
Durante años la gente me preguntó si me molesta ser recordada como la Princesa Leia. Yo solía decir que no. Pero ahora voy a decir que a veces me molesta, sí. Me sigue a todas partes como un pequeño olor.
Soy muy lúcida respecto de lo loca que estoy.
Cualquier cosa que puedas hacer en exceso por las razones incorrectas me parece excitante.
Las madres son maravillosas. Sobreviven a todo. Pero cuando son malas, son lo peor que te puede pasar.
Lo que sé sobre el amor lo aprendí siendo madre. Quiero comerme a mi hija a besos.
Cuando cruzás a dos personas de Hollywood, te sale alguien como yo.
Si hay algo que me atrae, es la amabilidad.
Esto es lo que aprendí: que alguien puede cambiar el curso de la historia con un abrecartas.
Los padres tienen faldas en las que sentarse. Tienen paciencia. Quieren escuchar lo que tengas para decirles. Tienen curitas en su armario de primeros auxilios y libros para leerte. Mi padre no tenía nada de eso. Pero tenía canciones para cantar. Tenía otras cosas.
Me gusta haber escrito el libro autobiográfico sobre la relación con mi madre Postales del abismo, de la misma manera que me gusta haber ido al gimnasio. Soy más una conversadora que una escritora. Tomo notas de mí misma. Hablo de mí misma a mis espaldas.
Ahora sé qué cosas me gustan y cuáles no. No me gusta hacer ejercicios pero lo hago. Me gustan las drogas pero no las consumo.
Toda la gente buena está loca.
La ambición es agotadora. Te vuelve amiga de gente por las razones incorrectas, como las drogas.
No tengo cualidades de esposa. He intentado aprenderlas. He intentado aprender a cocinar y limpiar y cosas por el estilo. Pero después me di cuenta de que lo que se necesita no es tener habilidades, sino impulsos. Lo que se necesita es tener los impulsos para preocuparte por alguien.
Me tocó una galletita de la suerte que decía: “Siempre vas a estar rodeada de confort”. Y después de eso escribí: “Pero no siempre vas a sentirte cómoda”.
Todo es negociable. Si la negociación es o no es fácil, eso es otra cosa.
¿Rehabilitación? La primera vez es una maravilla; la segunda es una mierda.
Cuando entrás en un pico maníaco, sentís que estás incendiando una casa de adentro para afuera. Es como tener la panza llena de anguilas eléctricas. Cada pelota a la que le pegás sale del estadio. Tenés cada palabra que buscás justo en la punta de la lengua. Buscás las cosas en tu cabeza, en tu biblioteca, en tu catálogo de memorias y experiencias e información, y está todo ahí, todo. Cada conexión está ahí antes de que la busques siquiera. Es la mejor versión de vos mismo, que te han vendido de oferta cada minuto cada minuto cada minuto.
Cuanto más viejo te ponés, más fácil es detectar a los farsantes. Y sólo pienso: qué incómodo para ellos.
El resentimiento es como tomar veneno y esperar a que la otra persona se muera.
No hay manera posible de prepararte para verte a vos misma convertida en una muñeca de plástico de treinta centímetros.
Es más difícil cuando perdés a un hombre a manos de otro hombre. No podés mirarte en el espejo y pensar: Hum, si tan sólo tuviera pechos más grandes.
Me gustan las canciones que sólo deberían cantarse de noche cuando se está rompiendo el corazón.
He intentado funcionar como una persona que confía y me han clavado. Ahora es en mí en quien no confío.
Estoy tan cansada de hablar de mí misma que me voy a desmayar.

Hija de Debbie Reynolds y Eddie Fisher, famosa por haber sido la Princesa Leia en la primera trilogía de La Guerra de las Galaxias y autora de un gran libro de memorias que fue llevado al cine con Shirley Mac Laine en el papel de su madre, Carrie Fisher volvió a tener recientemente una exposición masiva por primera vez en bastante tiempo, al conformar el jurado de On the Lot, el reality show producido por Steven Spielberg que busca nuevos cineastas para Hollywood. On the Lot se emite desde esta semana los martes y miércoles a las 21, por el canal People + Arts.
Estas son las respuestas que Fisher dio a la revista Esquire para su sección “Lo que sé”.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared