radar

Domingo, 10 de agosto de 2014

EL SUEÑO ILUSTRADO

CRUCES De cantante de la banda pop Entre Ríos a ilustradora, Isol consolidó una carrera tan tenue en sus trazos como potente en sus realizaciones: obtuvo el Premio Astrid Lindgren Memorial (un Nobel de la ilustración infantil) y estuvo nominada al Andersen, además de seducir con su trabajo a figuras como Paul Auster y Nick Cave. Ahora, junto a su hermano Zypce, dan a conocer Novela gráfica, un disco con canciones ilustradas que se resisten a llamar experimental y que se presenta el 14 de agosto en el ND Teatro.

 Por Andrea Guzmán

Hay nenes despeinados, de ojos grandes y amigos de los animales en las historias de Isol. Algunos tienen viajes existenciales y la mayoría acotaciones sugerentes. Estudiante de Bellas Artes en sus veinte años, llevaba un tiempo interesada en la ilustración cuando una editorial mexicana le dijo que sus dibujos eran demasiado “psicóticos” (pero que por favor hiciera más). La chica de voz dulce que se consolidó como cantante pop en Entre Ríos ha recorrido una premiada y extensa carrera como ilustradora para niños y dibujante de comics. Entre cuentos de sensibilidad y ensoñación infantil, también ilustró a Paul Auster e incluso conmovió al solemne de Nick Cave. De la maduración de estas dos carreras paralelas y junto a su hermano Zypce, una mente genial de la electricidad, el sonido y la inventiva musical, surge Novela Gráfica, la nueva entrega de SIMA, el proyecto que ambos comparten. Un trabajo ambicioso y extraño en su especie, que explora formas interdisciplinarias y colectivas para narrar historias.

La foto que ilustra a los integrantes de SIMA en el disco es blanca y minimalista, algo parecido a la prístina sala ático en la que se reúnen para ensayar. Sobre ellos se proyectan algunos de los dibujos que están en el interior del álbum. Isol se hizo cargo de retocar las fotos, así como crear los flyers y toda la producción gráfica del proyecto. En el ático blanco están los juguetes de Zypce; construcciones complejas de madera y cuerdas de guitarra olvidadas, instalaciones eléctricas en radios antiguas y tocadiscos, campanas y botones de toda clase. Como el proyecto completo está basado en la diversión del experimento y el ímpetu creativo con las menores limitaciones posibles, los hermanos optan por inventar sus instrumentos y dibujar sus propios diseños. Novela Gráfica es el segundo álbum de SIMA y se lanza como un disco objeto en la era digital. Editado en conjunto por Editorial Moebius y Noseso Records, el disco viene acompañado de un comic desplegable de 84 páginas que da vida a las 11 canciones, por 11 nombres reconocidos de la ilustración convocados especialmente para el proyecto. La consigna para los artistas fue ilustrar cada canción a modo personal escuchando los demos, sin condiciones preestablecidas y sin un hilo conductor estético o narrativo necesario entre ellos. El resultado es una mininovela gráfica ecléctica y de autor, donde conviven todo tipo de estilos y técnicas para las particularidades de cada canción. “A mí siempre me gustaron mucho los libritos que acompañan los discos, es casi un fetiche para mí, te hace disfrutar más del disco. Sabemos que es un formato en crisis, queríamos producir algo que enriqueciera el disco y también convocar a gente con la que quisiéramos trabajar, que nos movilizara y con la que pudiésemos compartir creativamente”, dice Isol.

Nenes sin miedo

El proyecto no es antojadizo; Isol se ha pasado la vida dibujando. Primero en fanzines y en ilustraciones para revistas en sus años de estudiante. En 1997 publicó Vida de Perros, su primer libro infantil, seguido de Cosas que pasan y Un regalo sorpresa, editado gracias a un premio que le otorgó el Fondo de Cultura Económica de México. Ahí fue donde le dijeron por primera vez que sus dibujos parecían nenes psicóticos, y fue ese mismo desenfado y originalidad el que luego le reconoció el Consejo Nacional de la Cultura Sueca el 2013 al otorgarle el premio Astrid Lindgren Memorial, algo así como el Premio Nobel de la ilustración infantil. “Los nenes se animan más, no tienen miedo del ridículo. Yo cada vez tengo menos miedo igual”, dice Isol sobre su relación con el público infantil. “Ahora en nuestro proyecto musical obviamente se habla de experiencias adultas, pero también nos gusta jugar un poco en las letras con un componente ingenuo”, dice. Además estuvo nominada entre los cinco mejores autores del mundo para el premio danés a la ilustración infantil Hans Christian Andersen, fue aprobada por Paul Auster para ilustrar su cuento “Auggie Wren” y ha publicado en Estados Unidos, Francia, Suiza e incluso Corea. Dibujos que celebran la simpleza y las representaciones del mundo imaginativas y poco convencionales, retratan a chicos que ven su cotidianidad con ironía e ingenio. No sólo la academia ha reconocido y premiado el trabajo de Isol, también uno de sus ídolos, Nick Cave, se emocionó y celebró personalmente una de las primeras creaciones de la autora: una serigrafía que ilustraba la canción “The Carny” que tuvo oportunidad de darle como regalo.

Sombras dulces

La sensibilidad infantil y la oscuridad de Nick Cave caben en un mismo playlist para Isol. Entonces, entre sombras y notas dulces transcurre decididamente la mayoría de sus propuestas artísticas. Junto a Zypce y los músicos Pablo Chimenti, en guitarra y arpa, y Nicolás Cecinini en teclados y procesos digitales, han consolidado un disco que más que sólo una sucesión de experimentos sonoros propone una experiencia sensorial completa. Sus shows escasos en cantidad y generalmente en lugares poco convencionales, entre los que se incluye por ejemplo la bóveda de un banco abandonado, son acompañados de números visuales y experiencias en vivo. Así fue como llegaron a la artista Liliana Porter, que ilustra la portada e interiores de Novela Gráfica. En el marco de su exposición en Malba, El hombre con el hacha y otras situaciones breves, la banda fue convocada para musicalizar proyecciones fotográficas de la exposición en un número que bautizaron Toy Music. La instalación de miniaturas, pequeños objetos encontrados, cachivaches y personajes inanimados posicionados destrozando y construyendo sucesivamente, eran, en palabras de la autora, “reflexiones acerca de ese espacio ambiguo entre lo que llamamos real y las imágenes”. La tapa del disco de SIMA, concepto que significa abismo y profundidad, queda acordemente ilustrado bajo esa consigna; con un fondo blanco minimalista estampado de destrozos, fragmentos y retazos. “Vimos qué bien quedaba esa obra con lo nuestro. Tenía algo delicado y a la vez bestial, es algo como lo que hacemos no-sotros, tenemos esa cosa preciosista que juega con algo visceral. En el show durante la instalación de Liliana se proyectaban las imágenes y eran impresionante cómo dialogaba con nuestras canciones, parecían pensadas para eso. Cuando por fin nos decidimos a preguntarle si ella querría participar con su obra en el disco, le encantó la idea”, dice Isol.

“Una extraña durmió en mi cama ayer. Hoy mi sueño es que quiera volver”, canta Isol en “Alguien ha dormido en mi cama”, una canción ilustrada por la chilena Paloma Valdivia en una historieta osuna a la vez infantil y sugerente. La lista de ilustradores reúne artistas de distintas nacionalidades e inclinaciones estilísticas. Algunos nombres como Power Paola, Anne Herbauts, Mariana Chiesa y Gabriel Pacheco aparecen en la lista de autores que interpretan las canciones, sólo dos pertenecen al mundo de la ilustración infantil. “El disco tiene algo más melancólico. Creo que para disfrutarlo tenés que haber vivido ciertas experiencias adultas”, dice Isol. Resulta interesante el ejercicio en que críticos y curadores se esmeran para encontrar una clasificación genérica a la propuesta de SIMA: “Fantasy pop”, “Pop progresivo” y en última instancia “Pop experimental”. Este último no satisface a Isol, le parece demasiado grandilocuente. “Hemos optado por llamarlo simplemente proyecto de canciones”, comenta Zypce. Es cierto que es complicado establecer puntos de relación entre los once temas de Novela Gráfica, en cada uno existe una narración independiente de las demás y encuentra un desarrollo completo si se escucha mirando la propuesta visual que le corresponde, como si fuesen los videos dibujados de cada uno. Una reversión de una canción del siglo XVI con un entramado complejo de bases electrónicas, y el único ilustrado por la misma Isol, o un tema kitsch e irónico inspirado en una ranchera, son algunas de las rarezas dentro de este disco que verdaderamente propone una construcción de mundo particular. Historias sugerentes y llenas de imaginería, prácticamente desprovistas de coros o repeticiones, y abundantes de narraciones integrales y sensoriales. En cada uno, la ingenuidad de la voz de Isol que funciona como un instrumento más, opera en un entramado donde hay melancolía, sexualidad o ironía, por momentos de difícil acceso, por momentos rotundamente pop. “El encuentro entre un elemento previsible con otros más complejos hace que se requiera más participación. Eso es muy importante para nosotros, que el que escucha participe es una premisa, la idea no es que se quede mansamente percibiendo”, dice Zypce.

El eclecticismo es un punto de unión entre los hermanos, que llevan una vida hiperactiva y generalmente componen a distancia y cibernéticamente, pasándose tracks de invenciones y mejorándolas entre los dos. Desde que estaban en su adolescencia y organizaban recitales de poesía y música ha pasado un tiempo ya, y ambos tomaron caminos separados. Además de viajar y ganar premios con sus ilustraciones, Isol expone en galerías, es cantante lírica en el grupo de música barroca The Excuse y pasó una larga temporada a la cabeza de la banda de pop electrónico Entre Ríos. Zypce se dedica a la composición de obras originales para teatro y fundó una compañía de tango experimental. Entre todos estos intereses disímiles, no extraña que la propuesta para el lanzamiento también se proponga como una rareza.

El show este 14 de agosto en ND Teatro incluirá una sesión de jam dibujado, proyecciones de los comics del disco con el vj Nixs, sonorización con un set de saxo microtonal y todos los juguetes de SIMA.

“Siempre nos han dicho que nuestras canciones evocaban climas –dice Zypce–, como escenas de películas, pienso que la lógica del comic tiene mucho que ver con cómo tu cabeza linkea, con cómo produce sentidos y eso buscamos en la experiencia en vivo.”

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.