radar

Domingo, 15 de junio de 2003

El padre del Guasón

Por Leo Maslíah
En este trabajo sobre los Cantos de Maldoror traté de conservar o transmitir lo que creo que es el alma del texto pero sin hacer caso omiso al hecho de estar mirando o leyendo esa obra desde una época algo distante, separada de 1870 por mucha agua que corrió. Una buena parte de esa agua, sin duda, manó desde Maldoror, pero en el camino se nutrió o se contaminó con muchas otras. La palabra “vampiro”, por ejemplo, no se puede oír hoy de la misma manera que antes de Drácula y toda su descendencia, sin despreciar a Batman, cuyo archienemigo el Guasón está extrañamente prefigurado, junto con él, en la mutilación que Maldoror voluntariamente imprimió a su rostro para dibujarse la sonrisa que le es ajena. No hay referencias directas a estas cosas en esta ópera, pero lo que quiero decir es que la lectura se da ineludiblemente desde su conocimiento; y desde el conocimiento de que los hombres-piojo que en Lautréamont amenazan con extenderse por el orbe chupando toda la sangre de la humanidad, están más vivos que nunca y los vimos en plena acción hace dos meses.

Compartir: 

Twitter
 

RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.