SANTA FE › KIRCHNER RESPALDO AL EX CANCILLER PERO NO ARRIESGO RESULTADO

¿Por qué no, Bielsa", se preguntó

"Rafael puede ser un excelentísimo gobernador de Santa Fe, pero esto no lo digo en desmedro de nadie", dijo el Presidente en un virtual cierre de campaña en Sauce Viejo. Sin embargo se mostró "sorprendido" de que Binner haya recordado sus anteriores visitas.

 Por Juan Carlos Tizziani

A cuatro días de las elecciones, Néstor Kirchner aprovechó ayer un acto en el parque industrial de Sauce Viejo ﷓donde anunció la construcción de una central termoeléctrica de 280 megavatios que costará 700 millones de pesos﷓ para apoyar al candidato del Frente para la Victoria, Rafael Bielsa, aunque evitó arriesgar un resultado electoral. "¿Quién gana el domingo? ¿Bielsa?", le preguntaron. "¿Por qué no?", contestó el Presidente. "Rafael puede ser un excelentísimo gobernador de Santa Fe, pero esto no lo digo en desmedro de nadie. Yo no vengo agraviar ni a descalificar a nadie. La verdad, que me vengo a abrazar con todos los santafesinos, piensen como piensen", dijo después Kirchner, como para equilibrar la balanza con el candidato del Frente Progresista, Hermes Binner. A pesar de los anuncios oficiales, incluso del propio gobernador Jorge Obeid, la senadora Cristina Fernández de Kirchner no integró la comitiva presidencial.

Fue una visita relámpago. Kirchner llegó al aeropuerto de Sauce Viejo, a las 12 y una hora y media después ya emprendía el regreso a Buenos Aires, a bordo del Tango 01. Un lapso suficiente como para repartir saludos y abrazos, recorrer una empresa metalúrgica y compartir la tribuna con Obeid y Bielsa, bajo una carpa con capacidad para 1.500 personas. El parque industrial está justo frente al aeropuerto, con la ruta 11 de por medio, así que todo transcurrió en pequeño circuito tabicado por decenas de policías y vallas de seguridad.

Fue también un cierre de campaña, con la movilización de seguidores de Santa Fe, Santo Tomé y Coronda, según los colectivos estacionados en los alrededores y los coros que se escucharon en la carpa. "¡Y ya lo ve. Y la lo ve. El intendente es Balbarrey!", le cantaron al de Santa Fe que ayer estuvo solo. Su rival del peronismo disidente, Oscar "Cachi" Martínez, no participó en el acto.

Cuando Kirchner subió al palco, el locutor anunció a quienes lo acompañaban: Obeid, los ministros Aníbal Fernández, Julio de Vido y Ginés González García y dos Bielsa: la vicegobernadora y el candidato a gobernador. Pero después, Obeid y Kirchner trataron de enmendar un olvido, al mencionar al "querido compañero y amigo Carlos Reutemann". Lole, se puso de pie y agradeció el gesto. La carpa estalló en una ovación.

"Lo primero que quiero decir es que me sorprendieron declaraciones de alguien a quien aprecio y que lo considero amigo y una buena persona", dijo Kirchner en un retruque a Binner, quien horas antes había recordado lo que también ocurrió en el cierre de la campaña electoral de 2005. "Hace dos años, cuando fueron las elecciones de diputados nacionales, el presidente vino con todos los gobernadores, todo el gabinete, a cerrar la campaña a Rosario un 17 de octubre, y no cambió las encuestas: había 30 puntos de diferencia en Rosario y 10 a nivel provincial, y ese número quedó, finalmente", recordó el socialista (ver página 2).

"Yo no vine a Santa Fe a bajar ni a subir encuestas. Yo soy un militante más, un hombre más, comprometido con la realidad de la Argentina. Les puedo asegurar a Hermes, a quien le doy un gran abrazo y un gran afecto, que yo no estoy en la mezquindad ni en la porción chica del poder", replicó Kirchner, sin perder el tono respetuoso hacia Binner.

"Me gustó mucho lo que dijo Rafael sobre la construcción de una Santa Fe para todos y de una Argentina para todos que es lo tenemos que hacer. Hermes: las elecciones definen quién tiene la iniciativa, después hay que pensar en el país. Nada más que en el país", agregó. Aplausos.

"Cada vez que fui a Rosario a trabajar con el intendente nunca pensé si esto lo favorecía o no, fui a pensar en todos los rosarinos y en el intendente que estaba trabajando como corresponde, por su pueblo y a llevar todo lo que se podía llevar adelante, la circunvalar, las cientos de obras que estamos haciendo juntos. La Argentina necesita gestos de convivencia, de grandeza, no de agravios. Las elecciones hay que desdramatizarlas, no hay que ponerse nerviosos por un proceso electoral. El pueblo santafesino va a elegir y espero que elija muy bien, como sabe el pueblo santafesino para garantizar el destino y el rumbo que Santa Fe se merece. Es evidente, que yo adhiero a Rafael, y cuando vengo a decir que adhiero y lo acompaño es porque él estuvo mucho tiempo conmigo en el gabinete y no estoy mirando una encuesta antes de venir", remarcó.

"Si hoy estoy aquí, no vengo a un acto proselitista a tratar de inducir la alta calidad intelectual y de concepto que tienen los santafesinos. Vengo decir que me permito venir a acompañar a un amigo, a un compañero, a un hombre que ha hecho mucho por la Argentina, que ha trabajado mucho junto a nosotros y sería un acto de absoluta deslealtad no hacerlo. Vengo a hacerlo porque pensamos igual. Vengo porque Rafael puede ser un excelentísimo gobernador de Santa Fe. Y esto no lo digo en desmedro de nadie. Yo no vengo agraviar ni a descalificar a nadie. La verdad, que me vengo a abrazar con todos los santafesinos, piensen como piensen, pero me parece que a los santafesinos les gusta tener un Presidente que no sea hipócrita y que diga lo que piensa. Y que uno piense que Rafael es el mejor candidato, no significa descalificar las calidades de los demás", concluyó Kirchner.

Compartir: 

Twitter
 

Obeid y los dos Bielsa recibieron a Kirchner en el aeropuerto de Sauce Viejo. Fue una visita relámpago. El Presidente llegó a las 12 y una hora y media volvió a Buenos Aires.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.