DEPORTES › GANO 2 A 0 A VELEZ, QUEDO CERCA DE LA PUNTA PERO ESTA EN ZONA DE DESCENSO

Ñuls obtuvo tres puntos vitales

La tercera victoria consecutiva en el Coloso llegó sin sufrimientos y se colocó muy cerca de Independiente, aunque con un partido menos. Fue clave, el contragolpe y la seguridad de la defensa. La figura del partido fue el Turco Husain.

2 Ñuls: Villar; Ré, Schiavi, Spolli, Lucero; Seri, Husain, Bernardello, Donnet; Steinert, Da Silva. DT: Pablo Marini.

0 Vélez: Peratta; Uglessich, Pellerano, Lima; Sena, Bustos, Zapata, Ríos, Ocampo; Fernandes Francou, Balvorín. DT: Ricardo La Volpe.

Goles: PT: 9m Da Silva (Ñ) y 45m Seri (Ñ).

Cambios: ST: Desde el inicio Rojas por Bustos (V), 7m Salcedo por Steinert (Ñ), 10m Silva por Fernandes Francou (V), 18m Cristaldo por Ocampo (V), 22m Pablo Pérez por Seri (Ñ) y 37m Vangioni por Bernardello (Ñ),

Arbitro: Juan Pablo Pompei

Cancha: Coloso del Parque

Expulsado: ST: 35m Balvorín (V).

Como los otros dos candidatos al título que pasaron por el Coloso del Parque (San Lorenzo y Estudiantes), ayer Vélez dejó en cancha de Ñuls parte de sus sueños grandes. Haciendo dominio de la presión que significa jugar por la permanencia (la lepra sigue en zona de descenso), el equipo de Pablo Marini se impuso ante los dirigidos por Ricardo La Volpe ofreciendo una equilibrada actuación colectiva que tuvo su punto más alto en Claudio Husain. Con una pelota parada bien ejecutada y un perfecto contragolpe, los rojinegros llegaron a la red en el primer tiempo y lograron controlar a voluntad los últimos 45 minutos para obtener otros tres puntos vitales en su lucha por no descender.

Preocupados ambos por ejercer presión en el medio, lo que armaron Ñuls y Vélez fue un juego de constante roce, pero de donde siempre salieron mejor parados los volantes leprosos. Porque Husain fue el más astuto para dosificar esfuerzo, Bernardello entregó un poco más que el resto, actitudes estas que redujeron los despliegues de Zapata y Ríos.

Cuando Vélez atacaba por la izquierda, del lado de Ré y Seri, el equipo era profundo: Villar le tapó un centro atrás a Fernandes Francou, que desbordó hasta el fondo, y luego fue Spolli el que llegó al cierre para atorar a Balvorín cuando se prestaba a definir dentro del área chica.

Ñuls no estaba apresurado por reaccionar a la agresividad que intentaba imponer el rival. Pero en la primera pelota que puso en área de Vélez llegó al gol: Da Silva cabeceó un tiro libre de Donnet al palo derecho de Peratta y pegó su primer grito con la rojinegra.

Con la ventaja, Ñuls se sintió más cómodo en el campo de juego y mejoró su nivel. Porque pudo jugar de contragolpe y elevó la fricción del partido, buscando agotar la paciencia de los rivales. Y en parte lo logró. Es que desde entonces Vélez perdió precisión en ataque, y en consecuencia Villar ganó en tranquilidad.

Absorbidos por la marca, los hombres encargados de la creación en Vélez (Zapata, Ríos, Ocampo) dejaron abandonados a los puntas en el área de Ñuls. Una forzada palomita de Fernandes Fancou, que se fue por arriba del travesaño, fue lo único que pudo construir el equipo en área leprosa. Entre tanto, Ñuls fallaba en cada contra que intentaba sacar. A excepción de la que lideró Husain, quien con centro frontal dejó a Seri con pelota al pie frente al arquero, y el volante definió de derecha, con toque cruzado, para anotar el segundo.

Como los leprosos no descuidaron sus menesteres defensivos, nada cambió en el complemento, a pesar de que el desarrollo del partido tuvo a la visita en constante ataque. Todos los avances de Vélez se desvanecían en la doble linea de cuatro parada por Marini. Ninguno de los cambios lanzados por La Volpe tuvo repercusión dentro del campo de juego. Y ninguna de las corridas de Salcedo y Da Silva derivaron en acciones de riesgo.

A diez del final Balvorín vio la roja por una infracción desde atrás a Salcedo y allí la vista se rindió. Vélez dejó de ir a la búsqueda del encuentro y Ñuls se animó a jugar los últimos minutos en terreno adversario. La tercera victoria consecutiva en el Coloso llegó sin sufrimientos, y dejó al equipo a tres puntos de la punta.

Compartir: 

Twitter
 

Todos los abrazos son para Da Silva, quien convirtió el primer gol rojinegro.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.