CULTURA / ESPECTáCULOS › ROSARIO/12 SINTENTIZA LAS PROPUESTAS DE BINNER Y BIELSA PARA LA CULTURA

Por la identidad santafesina

La búsqueda de una identidad cultural provincial es casi la única coincidencia entre las propuestas de los dos candidatos. El tema de las industrias culturales.

 Por Fernanda González Cortiñas

No importa el éxito que reditúe, en general la Cultura no suele ser una de las principales banderas a enarbolar por un candidato en campaña. Más allá del valor estratégico del área, lo cultural no figura entre los primeros puntos en las plataformas políticas de los aspirantes a detentar el poder político. No obstante, las ideas y proyectos que cada partido o coalición presenta en este área, suele ser un buen termómetro a la hora de analizar qué piensan hacer los postulantes al Ejecutivo Provincial, más allá de las grandes promesas.

Confrontando las dos principales propuestas en pugna, la del Frente Progresista y la del Frente para la Victoria, la necesidad de generar una "identidad cultural santafesina", aparece prácticamente como la única coincidencia entre ambas iniciativas.

En el caso de la coalición que propugna la fórmula Hermes Binner-Griselda Tessio, su propuesta en el ámbito de la Cultura se articula en torno a cuatro ejes fundamentales. Primero: pensar las políticas de cultura basadas en el ciudadano. Segundo: reivindicar la cultura como un derecho. Tercero: estimular la generación de industrias culturales locales así como democratizar el acceso a los bienes que ellas produzcan, y cuarto: la creación de un foro de encuentro que ponga en evidencia la riqueza cultural de la provincia.

Para el socialismo las políticas culturales deben asistir al ciudadano en la tarea de reflexionar acerca de sus necesidades auténticas con un sentido solidario. En este sentido, el proyecto promulga que "el concepto de calidad de vida no se sostiene si no incluye la generación y circulación de las producciones simbólicas vinculadas a la identidad, así como el cuidado del patrimonio histórico y cultural de todos". La formación cultural a nivel individual aparece entonces como un imperativo, para lo cual el Frente Progresista propone crear -donde no existan- y apuntalar las infraestructuras que impulsan iniciativas culturales de tono participativo.

En lo que refiere a las industrias culturales, aunque no desdeña el aporte de los bienes foráneos -en tanto enriquecedores de la perspectiva local- hace fuerte hincapié en la necesidad de potenciar las capacidades artísticas e intelectuales de la región, por lo que considera que "desde el Estado deberán estimularse las industrias culturales que producen aquellos bienes que no son asumidos por el mercado y estimular su circulación para establecer una oferta más amplia hacia toda la comunidad, democratizando no sólo el acceso sino también la producción cultural". Finalmente, con el objeto de provocar la retroalimentación del sistema cultural el progresismo propone la generación de "un espacio que exhiba las formaciones culturales locales atravesadas por estructuras y flujos globales, que muestre la multiculturalidad contenida en Santa Fe, con los enfoques e intereses algunas veces encontrados, algunas veces complementarios (...) En definitiva, un espacio que considere las integraciones territoriales, económicas, sociales, culturales e incluso las mediáticas".

En el caso del frente que lidera Rafael Bielsa, los cuatro puntos que sostienen su programa cultural están relacionados, en primer lugar con el desarrollo de una política cultural basada en la identidad territorial entendida ésta como popular, participativa, con una clara visión de los derechos humanos y respeto por la diversidad. En segundo término, la propuesta se vincula al planteamiento de una serie de desafíos culturales. En tercer lugar, propone el desarrollo de una cultura ambiental para finalmente, avivar la idea de "turismo cerca".

Según el plan de acción del oficialismo, cinco son los retos que se presentan en el ámbito de lo cultural: el primero de ellos es el vinculado a la "regeneración" de una identidad provincial, aparentemente perdida. Esto se logra a través del conocimiento del territorio y sus expresiones culturales; léase: la de los inmigrantes del Centro, la de los montes y hacheros del Norte, la de los pueblos costeros del Paraná y la de la región pampeana.

Fortalecer las capacidades de los gobiernos locales en el desarrollo de políticas macro, "saliendo de la mera lógica de los eventos"; continuar reduciendo la brecha entre público y bienes culturales, y fortalecer los espacios de diálogo entre el Estado y las organizaciones intermedias vinculadas a lo cultural, completan la lista de los desafíos a enfrentar. Aquí también surge la cuestión del fortalecimiento de las industrias culturales como variable de crecimiento cultural, "colaborando desde el Estado Provincial al financiamiento de procesos de producción y distribución de bienes y servicios culturales generados por los emprendedores santafesinos".

La cuestión ambiental aparece también como un factor clave para el informe cultural del Frente para la Victoria. La generación de una "cultura ambiental" aparece como un ítem fundamental en la propuesta, para lo cual se propone la creación de un programa de concientización, conformado por equipos técnicos docentes y la inclusión de temáticas afines en las currículas de los distintos niveles de educación.

Tanto en la iniciativa del Frente Progresista como en la del Frente para la Victoria la ausencia del factor privado como variable productiva en el circuito cultural hace suponer que la otra normativa del área que llega a los comicios con media sanción, la Ley de Mecenazgo -la primera es la Ley de Industrias Culturales-, no será una prioridad a la hora de legislar en materia cultural.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.