SANTA FE

A cinco años de la inundación, Binner se hace cargo del presente y futuro

El gobernador se mostró dispuesto a acompañar a los damnificados "en la búsqueda de soluciones, para que no se repita nunca más".

 Por Juan Carlos Tizziani

"Nosotros nos haremos cargo del presente y del futuro", dijo ayer Hermes Binner. Un mensaje para los responsables políticos de la catástrofe del 29 de abril de 2003 que deberán hacerse cargo del pasado. El gobernador prometió abrir hoy las puertas de la Casa de Gobierno a las víctimas de la gran inundación del río Salado, a cinco años de aquella tragedia que le costó la vida a 23 personas, aunque muchas más murieron después por secuelas. Binner se mostró también dispuesto a acompañar a los damnificados "en la búsqueda de soluciones, para que esto quede como un hecho histórico y no se repita nunca más". La vigilia en la plaza de Mayo comenzó anoche en la Carpa Negra de la Memoria y la Dignidad a "cinco años de lucha sin justicia" y donde hoy, a las 18, habrá una convocatoria masiva bajo las consignas de siempre: "Justicia. Cárcel a los culpables. Indemnización a los afectados. ¡Doblémosle el brazo a la impunidad!".

Binner anunció su decisión abrir puertas a los inundados en un acto oficial en el hall de la Casa Gris, donde inauguró la Feria de Ciencia y Tecnología Juvenil, rodeado de estudiantes. Allí recordó su primer gesto simbólico: el retiro de las vallas que amurallaban la sede del poder y la decisión de abrir la Casa de Gobierno a los jóvenes cuando presentó el gabinete de la juventud. "El día 29 (por hoy) la vamos a abrir también para toda la gente que fue damnificada por las inundaciones de 2003. Creemos que es el diálogo lo que nos permite acercarnos, darnos la mano, entender lo que ha pasado y comprender que es posible construir una sociedad mejor entre todos", dijo el mandatario.

Un rato antes, los resistentes de la Carpa Negra habían presentado una nota en la Gobernación con un reclamo: "Solicitamos a usted, por las facultades que le competen como gobernador de la provincia, que disponga de la manera más pertinente que esta fecha quede en la memoria y a lo largo de la historia como una jornada de profundo dolor", dice el escrito.

Binner descartó declarar día de duelo -con el izamiento de la bandera a media asta, en la plaza de Mayo- o disponer un asueto, como ocurrió ayer en la ciudad de Recreo, sepultada por el río Salado, el 28 de abril, un día antes que Santa Fe. "Nosotros vamos a acompañar a todos los damnificados de las inundaciones de 2003 en la búsqueda de soluciones para que esto quede como un hecho histórico y no se repita nunca más", dijo el gobernador. Y agregó: "Queremos que se mejore la situación en todos aquellos barrios (del cordón oeste) y aquellas situaciones que necesitan del apoyo del Estado para comenzar a construir una nueva vida".

-¿Qué cosas van a mejorar?

-Los desagües, las plazas, los parques. Esto lo tenemos muy hablado con el intendente Mario Barletta para hacer toda una tarea en común.

-¿Pero qué le puede decir a los santafesinos que a cinco años de la catástrofe aún no se ha hecho justicia?

-Bueno, por eso mismo. Nos hacemos cargo del presente y del futuro. Creemos que hay que llevar adelante una ciudad mejor, más comprensiva, más inclusiva, con mayor conocimiento de todas las dificultades que hoy tiene. Y también invitar a la participación, porque los problemas no se solucionan desde buenas medidas de gobierno, además de eso, hace falta que la gente participe. Y postular, entre todos, una sociedad de otro tipo.

-¿Cómo cree que actuó la justicia en este caso?

-Bueno, siempre esperamos que la justicia termine su actuación.

-La gente de la Carpa Negra dijo que usted se había comprometido a tener algún contacto con la justicia, a ver si se podía acelerar algún trámite.

-Por supuesto, a través de nuestro Ministerio de Justicia y Derechos estamos trabajando en ese sentido. Obviamente, que no podemos introducirnos en la Justicia para opinar sobre lo que tiene que hacer, pero sí aliviar todos aquellos mecanismos que permitan que la justicia pueda actuar con mayor libertad.

-¿Cree que el ex gobernador Carlos Reutemann tuvo responsabilidad en lo que pasó?

-Mire, no es mi pensamiento, sino lo que diga la Justicia.

-Entonces, ¿no va a declarar día de duelo?

-No, no lo vamos a hacer. Nosotros tenemos que dedicar un día de generar una recuperación histórica de la sociedad santafesina para que trabajemos, entre todos, a superar las cuestiones de dolor que nos ha dejado la inundación -concluyó Binner.

Compartir: 

Twitter
 

La gran inundación del río Salado le costó la vida a 23 personas.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.