CIUDAD › POR LA CAUSA DE LA EX FABRICA MILITAR "D. MATHEU"

Otros represores a la sombra

La orden de detención fue realizada por el juez federal Marcelo Bailaque. Pérez Blanco y Porra están alojados en Prefectura, en tanto Pelliza quedó bajo arresto domiciliario.

 Por José Maggi

Tres represores que participaron activamente en el centro de detención que funcionaba en la ex Fabrica Militar de Armas Domingo Matheu, están presos desde el último viernes. Se trata de Jorge Walter Pérez Blanco, jefe del servicio de calle del Destacamento de Inteligencia del Ejército; Ariel Porra, alias el Puma y de Alberto Pelliza, quien según Eduardo "Tucu" Constanzo era quien arrojaba detenidos en los llamados "vuelos de la muerte". Porra -conocido en el ambiente futbolístico- y Pérez Blanco -ex docente de la Facultad de Medicina quien desató una fuerte polémica en la Universidad Nacional de Rosario (UNR) al cobrar una indemnización- fueron trasladados a la sede local de la Prefectura mientras a Pelliza se le otorgó el beneficio del arresto domiciliario por consejo médico. Los tres se abstuvieron de declarar.

La detención del trío se produjo en el marco de la causa "Jordana Testoni sobre Privación ilegítima de la libertad agravada, tormentos y homicidio" en la que se investigan los hechos ocurridos en el centro clandestino que funcionaba en la ex Fábrica Militar de Armas "Domingo Matheu", durante la última dictadura militar, a partir de una solicitud interpuesta por los querellantes Juan Rivero y Ramón Verón, patrocinados por Gabriela Durruty.

La orden de detención fue realizada por el juzgado federal Nº 4 de Rosario a cargo del juez Marcelo Martín Bailaque y correspondió en primera instancia a Porra como Pérez Blanco luego "de ser indagados por la comisión de los delitos de asociación ilícita, privación ilegal de la libertad agravada, cometidos contra Juan Antonio Rivero, Ramón Verón, Adriana Arce, Olga Cardozo, Ariel Morandi, Susana Miranda e Hilda Moyano, aplicación de tormentos contra todos ellos y los homicidios de Morandi y Miranda", según informó la abogada Gabriela Durruty. En tanto Pelliza no pudo ser indagado por razones de salud. No obstante "la orden de detención ya se efectuó", explicó Durruty

Estos detenidos se suman a Juan Daniel Amelong, Jorge Alberto Fariña, Pascual Guerrieri, Eduardo Costanzo y Walter Salvador Dionisio Pagano, contra quienes la querella requirió la elevación a juicio oral y público.

En este juicio será importante el testimonio de Olga Moyano, enfermera de 51 años, quien recuerda claramente el rostro de su captores a pesar de los 30 años transcurridos desde mayo de 1978. Entonces junto a Susana Miranda y Ariel Morandi, dos enfermeros que también trabajaban en el sanatorio Plaza -se encuentran desaparecidos-, compartió el encierro. Fue hasta finales de junio del mismo año, aunque ella se quedó hasta mediados de agosto del 78 cuando cumplió 21 años.

Su testimonio es importante porque es quien más tiempo estuvo detenida en el centro clandestino de detención que funcionara en la "Domingo Matheu", tiempo en el que escuchó las voces de su carceleros y aprendió a descubrir sus rasgos físicos.

Olga describió ante Rosario/12 a "el Puma, un morochón no muy alto, de contextura robusta, muy gordito, de bigotes y pelo crespo y se la pasaba gritando todo el tiempo. Y siempre estaba con Carlitos, que era mucho más histérico, de cutis blanco, corriendo para un lado y para el otro. A pesar de los 30 años que pasaron tengo imágenes en la cabeza. El Puma y Aldo llevaron a Nadia (Susana Miranda) que estaba conmigo el día que desaparecieron".

Sobre Pelliza, alias Armando, Constanzo recordó que vivía en Deán Funes 1729/31. "Ese era otro que era igual que yo, pero era del grupo que iba en el avión donde yo no iba. La verdad es que quería ir pero nunca me llevaron. Es uno de los integrantes del grupo que arrojaba gente del avión. El que manejaba todo ahí era el teniente coronel Marino González que vive en Santa Fe, alias Pepe. Fíjese que yo denuncio ante Sutter Schneider la desaparición de los enfermeros del Sanatorio Plaza, que los secuestra el teniente coronel Riegé, y digo cómo los llevaron, dónde los llevaron, qué auto me hicieron manejar a mí, qué capitán iba con nosotros. Y lo único que ha hecho el juez es hacerme coautor a mí", se había quejado Constanzo en su declaración ante este diario el 11 de enero de 2008.

Compartir: 

Twitter
 

El sector donde funcionó el centro clandestino en la Fábrica Militar "Domingo Matheu". Los tres se abstuvieron de declarar ante el juez federal.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.