SANTA FE › APELARAN EL FALLO DEL JUEZ DE SAN CRISTOBAL

Reabrir las investigaciones

Pochettino enumeró irregular recolección de muestras de sangre del cadáver, falta de preservación del lugar del hecho y contradicciones entre médicos y peritos en la causa judicial.

El secretario de Estado de Derechos Humanos de Santa Fe, Domingo Pochettino, solicitó ayer a la Fiscalía de San Cristóbal que se interponga el recurso de Apelación y Nulidad ante la resolución adoptada por el juez de instrucción, Aldo Precerutti, que archivó las actuaciones del caso Capdevilla como "suicidio". Se trata del policía de la Guardia Rural Los Pumas que apareciera muerto con un disparo en la cabeza el día después de la liberación de un narco en cuya causa fue el principal testigo. En su presentación Pochettino argumenta que no se llegaron a disiparse las dudas que existieron en el inicio de las actuaciones. Entre ellas la irregular recolección de muestras de sangre del cadáver, la falta de preservación del lugar del hecho, el levantamiento del arma del policía, los testimonios que indican que Capdevilla no estaba ebrio así como las opiniones encontradas de médicos y peritos sobre el lugar de ingreso del disparo. "En síntesis ﷓remarca la presentación﷓ hay líneas investigativas que no fueron tenidas en cuenta y de las cuales pueden surgir elementos valiosos que podrían modificar esta causa".

El planteo fue presentado en la mañana de ayer ante la fiscal María Perotti de Secchi -en San Cristóbal-, con el objetivo de que se reabran las investigaciones que dejaron al descubierto estas preguntas sin respuestas.

Cabe recordar que la hipótesis del suicidio de Capdevilla sostenida por Precerutti se basaba en "la situación laboral en que se encontraba ﷓era el tercer accidente con un móvil de la repartición en poco tiempo﷓, los desencuentros amorosos que venía sufriendo, la alta graduación alcohólica que presentaba, que se convirtieron en un cóctel que lo determinó a descerrajarse un tiro con el arma reglamentaria que portaba".

Pero para Pochettino en lo cinco cuerpos del expediente que instruyó el juez Precerutti "se verifican una gran cantidad de irregularidades que no han sido objeto de revisión y ulterior encauzamiento, lo que ha concluido en un apresurado archivo de las actuaciones". Y las enumera: "Desde la decisión de devolver el cuerpo a los familiares sin la realización de la autopsia necesaria en cualquier caso de muerte dudosa, pasando por la irregular recolección de muestras de sangre del cadáver que llevaron a imposibilitar determinar el grupo sanguíneo y factor RH., la falta de preservación del lugar donde se halló el cadáver, el levantamiento del arma que supuestamente se encontraba junto a la victima en forma irregular y sin resguardo acreditado, asi como la indeterminación de la toma de conocimiento del hecho por parte de la policía, atento a declaraciones testimoniales no coincidentes en ese sentido".

En igual sentido la presentación señala los testimonios que indican que Capdevilla a pesar de haber ingerido bebida alcohólica no estaba ebrio como para alcanzar el elevado grado que indica la alcoholemia efectuada sobre la escasa cantidad de sangre colectada supuestamente del cadáver".

También apunta a la "intervención de un médico no legista revisando el cuerpo y moviendo su cabeza, y las fotografías en el lugar del hecho en las que aparece debajo de la misma un elemento que no estaba cuando varios testigos observaron la escena con anterioridad, la remisión para peritar de guantes de parafina de mano derecha e izquierda únicamente realizado sobre la parte dorsal, no de la palma y solo hasta la parte media de la mano, el desacuerdo en las opiniones de médicos y peritos en cuanto a la determinación del lugar de ingreso del disparo con prevalencia de la indicativa por izquierda, sin obviar la falta de remisión de antecedentes y elementos orientativos en la primer autopsia". Según Pochettino todas estas son "cuestiones demostrativas de serias falencias en la investigación".

En igual sentido el Secretario de Derechos Humanos apuntó a "un sinnúmero de medidas apropiadas para avanzar en la investigación que nunca fueron tomadas". Entre ellas que "nunca se requirió al Juzgado Federal de Reconquista la remisión de copia de las actuaciones en que se investiga a Aldo Ferrero, detenido por Capdevilla y que fuera dejado en libertad horas antes de la producción de su deceso, sumario en el cual el agente rural prestara declaración testimonial en reiteradas oportunidades". También agregó que "nunca se convocó a Ferrero a prestar declaración en esta causa, no hubo requerimiento del libro de visitas del lugar en que cumplía detención, no se solicitó información alguna a las autoridades policiales sobre las investigaciones en curso en que estaba trabajando el fallecido, ni se realizaron medidas tendientes a obtener información sobre personas investigadas y/o detenidas por Capdevilla con anterioridad a su muerte".

En síntesis, segun Pochettino "hay líneas investigativas no tenidas en cuenta y de las cuales pueden surgir elementos valiosos que pueden llegar a modificar o no la conclusión de esta causa, pero que indudablemente no pueden ser obviadas para la total dilucidación del caso".

Compartir: 

Twitter
 

Domingo Pochettino, secretario de Estado de Derechos Humanos de Santa Fe. "Hubo un apresurado archivo de las actuaciones", dijo el funcionario de la provincia.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.