SANTA FE › CAUSAS EMBLEMATICAS DEL TERRORISMO DE ESTADO EN ROSARIO YA FUERON ELEVADAS A JUICIO ORAL.

La patota entera camino al banquillo

Son decenas de represores entre los que se encuentran Genaro Díaz Bessone, Pascual Guerrieri, Rubén Lo Fiego y Walter Pagano, entre muchos otros. En Santa Fe detuvieron esta semana al teniente Héctor Marino, involucrado en varias causas.

 Por José Maggi

La causa Feced, la causa Fábrica Militar de Armas y la segunda parte de la Causa Guerrieri o Quinta de Funes; finalmente irán a juicio oral. Así lo decidió el fiscal federal Ricardo Vázquez quien firmó en los últimos días el requerimiento necesario. En estas causas están procesados siete represores, uno de ellos prófugo, y otro con arresto domiciliario. La Patota desfilará por el banquillo de los acusados con el general retirado Genaro Díaz Bessone a la cabeza de la lista y Rubén el Ciego Lo Fiego tal vez en el 2009, habida cuenta de los tiempos judiciales y no antes de fin de año como se especulaba. Se les imputan 87 casos de secuestros seguidos de torturas, y 8 homicidios. También fue pedida la elevación a juicio de la segunda parte de la Causa Guerrieri, más conocida como Quinta de Funes, en este caso con Walter Pagano como procesado, por su participación en el asesinato de 15 jóvenes militantes Montoneros ocurrido en La Intermedia. Otra causa, que en parte irá a juicio oral es la de Jordana Testoni, donde se investiga el funcionamiento del centro clandestino de la Fábrica Militar de Armas Domingo Matheu. En este marco el último martes fue detenido en la capital provincial el teniente coronel retirado Héctor Marino González, por su participación en los centros clandestinos Fábrica Militar de Armas Domingo Matheu y Quinta de Funes. El ex militar que prestó declaración indagatoria y fue llevado al penal de Marcos Paz, esta señalado en la justicia por Eduardo "Tucu" Costanzo como quien dirigió los "vuelos de la muerte" en los que se habrían arrojado los cuerpos de los militantes asesinados.

El principal imputado en la Causa Feced es Ramón Genaro Díaz Bessone, quien será juzgado como autor de los delitos de privación ilegal de la libertad agravada, por mediar violencia y amenazas y por la duración de más de un mes en concurso real con tormentos en treinta y ocho oportunidades y también como autor de privación ilegítima de la libertad agravada por mediar violencia, amenazas y desaparición física en quince oportunidades en concurso real con el delito de asociación ilícita calificada en calidad de cabecilla.

El más emblemático es sin embargo José Rubén Lo Fiego alias "el Ciego", quien será juzgado por privación ilegal de la libertad agravada por mediar violencia y amenazas cometida en 17 oportunidades, asimismo por privación ilegal de la libertad agravada por mediar violencia y amenazas y por la duración de más de un mes en concurso real con tormentos en cuarenta y cuatro oportunidades y privación ilegal de la libertad agravada por mediar violencia, amenazas y homicidio calificado en tres oportunidades. En concurso real con asociación ilícita calificada.

El tercero en orden mediático de reconocimiento y repudio social es sin dudas Mario "el Cura" Marcote. El reo será juzgado como autor penalmente responsable de tres hechos de privación ilegítima de la libertad agravada por violencias y amenazas y por la duración de más de un mes en concurso real con veinticinco hechos de tormentos. También por privación ilegal de la libertad agravada en concurso real con tormentos en veintiséis oportunidades todo ello en concurso real con el delito de asociación ilícita calificada.

En esta causa son querellantes entre otros Marta Bertolino, José Aloisio, Liliana Gómez, Azucena Solana, Eduardo Seminara, Elida Luna, Alfredo Vivono con el patrocinio de Gabriela D'urruty, solicitará la elevación a juicio oral de la causa que viene tramitando desde el año 1986.

En tanto la segunda parte de la causa Guerrieri también será elevada a juicio con Walter Pagano como principal encartado. Para el fiscal está probado que Pagano participó de la eliminación de 15 militantes Montoneros en el centro clandestino conocido como La Intermedia, en rigor una casa quinta ubicada en La Ribera, propiedad de la familia de Juan Daniel Amelong. También se le imputan los casos de secuestro de Tucho Valenzuela -que se fugó tras la Operación México- de Jaime Dri - que también logro evadirse- y de Raquel Negro, quien fue asesinada luego de dar a luz a dos mellizos en el Hospital Militar de Paraná.

Justamente por esta causa ya había declarado otro de los detenidos esta última semana: se trata de Héctor Marino González quien el 12 de abril había declarado ante la justicia federal de Paraná por la causa del robo de bebés de Negro en el Hospital Militar de Paraná.

En esa declaración el teniente coronel Héctor Marino González negó haber integrado el grupo de tareas que en 1978 trasladó a Raquel Negro para dar a luz en el nosocomio de la capital entrerriana e incluso dijo no conocer a Eduardo Tucu Costanzo, quien lo había sindicado como responsable del operativo de traslado de la mujer desde Rosario. "La declaración fue escueta e irrelevante para la causa", dijo entonces la abogada querellante Marina Barbagelata, quien agregó que el testimonio "fue del mismo tenor que el del represor (Walter) Pagano".

Ahora Héctor Marino González fue imputado por su participación en la Quinta de Funes y en Fabrica Militar de Armas. En esta última causa deberá responder por los crímenes de Susana Miranda y Ariel Morandi, el secuestro y torturas de Hilda Cardozo, y el secuestros y torturas de Ramón Verón, Juan Rivero, Adriana Arce y Olga Moyano.

Compartir: 

Twitter
 

Pacual Guerrieri con sombrero, cuando vino a declarar a Rosario.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared