CULTURA / ESPECTACULOS › TEATRO. A PROPOSITO DEL ESTRENO DE "LATENTE", LA ULTIMA DE LEONEL GIACOMETTO.

"El teatro es pura inestabilidad"

Es el director y dramaturgo rosarino de más éxito y reconocimiento a nivel nacional. Obras como "Fingido", "Real" y "Madagascar" lo inscriben como creador del "Dogma". Giacometto habló con Rosario/12 sobre su último trabajo.

 Por Julio Cejas

Se estrenó en la ciudad de Santa Fe, la última propuesta teatral del dramaturgo rosarino Leonel Giacometto: "Latente", con las actuaciones de Fabiana Godano y Daniel Vitale, en el marco de un proyecto que vincula a teatristas de Rosario y Santa Fe. Rosario/12 dialogó con el autor y director para indagar acerca de los móviles de su escritura. "Al escribir, ya sea narrativa o textos teatrales, lo primero que se me aparece es una voz que resignifica en palabras, en vagos sonidos, a veces lo que es `eso' que apareció, ésa es la voz de la obra y no la obra, los acontecimientos, las situaciones y los devenires aparecerán después cuando uno comienza a escuchar esa voz para luego dialogar con ella, pelearse, debatir, reprimirla, expandirla, callarla o dejarla gritar", aseguró el autor de "Madagascar".

-Entonces, ¿cómo definirías una obra a partir de tu experiencia?

-La obra será el artificio "escrito" por el cual uno da a entender, expone, representa o reinterpreta esa voz en el papel, la representación pública de esa voz hecha obra es otro terreno, otras voces entran en juego, a veces resulta y uno escucha, se asombra y otras veces uno prefiere callarse.

En su doble rol de autor y director el creador del "dogma", separa las aguas y explicita con inteligencia los lugares desde los cuales se posiciona a la hora de abordar su trabajo. "No me interesa ni dirigir ni montar los textos que escribo previamente antes de tener a los actores, a los otros cuerpos, las otras cabezas, al lugar, a los días de ensayo, a lo que sucede hora a hora cada día que nos vemos los actores y yo. Puedo entonces escribir y dirigir teatro en habitaciones iguales pero distintas, trato de `caminar' hacia el propio teatro y la propia escritura pero, por ahora, busco voces para escribir y encuentro voces para dirigir", asegura Giacometto.

-Tu dramaturgia te fue llevando a intervenirla desde el lugar de la dirección.

-El placer de escribir teatro se parece al de dirigir actores, el teatro no es un lugar fácil y solitario, sucede que los escritores tenemos el "yo" muy expuesto, muy confundido. El "yo" en la escritura está presente siempre, a cada momento, a cada acción, a cada momento de la vida aparece la ficción escrita. En el teatro, el "yo" puede camuflarse, será por eso que ahora dirijo actores sin textos míos previos y dejo mis textos para que otros los representen, porque mi "yo" en el teatro quiere estar más allá de estar representado en un papel escrito, en la escritura uno está siempre y en el teatro, a veces, hay que dejar de parecer para empezar a ser, porque el teatro escrito late y uno respira.

Según el creador de "Fingido" y "Real", en estos trabajos se propone improvisar, intervenir, narrar e intentar reflexionar sobre el "presente feroz del teatro".

-¿Por qué es feroz este presente teatral, desde tu mirada?

-El presente feroz es la coyuntura, es Rosario, es Buenos Aires, es el interior, el "interior del interior", es la invisibilidad constante, es el Instituto Nacional del Teatro, es el público, es la ausencia del público, es la nueva dramaturgia, es mi mamá, mi papá, mis amigos, el entorno, los colegas, los arribistas, los turistas teatrales y los artistas, y es el posicionamiento de una actividad que es casa y no albergue transitorio.

Refiriéndose al reciente estreno de su última producción, Giacometto planteó a este diario que no se trata de "la continuación de `Fingido' ni de `Real', sino de el tercer acontecimiento que dirijo a partir de dos actores de Santa Fe como Fabiana Godano y Daniel Vitale y es el que me permite seguir reflexionando sobre el teatro en forma literal desde y para la escena, el resultado fue de una violencia brutal, Latente es una obra violenta que fue gestada desde esa sensación tan extraña de sentir en el teatro y tan poco creíble a veces".

Otro de los aspectos que diferencian a Giacometto de otros creadores es la preocupación por recuperar para el teatro algo de la credibilidad que él mismo no encuentra como espectador. "Cuando ensayaba `Latente', quería creer lo que estaba viendo y sentirlo como tal, entonces aparecieron ciertos conceptos de Alberto Ure que me parecen importantes y que consideran el ensayo como una zona donde la ilusión y la realidad buscan el equilibrio, donde los sueños rebotan y estallan, siempre frustrados, siempre amenazantes".

Independientemente del reconocimiento a nivel nacional que está alcanzando su producción y del nuevo proyecto que se estrenará en octubre en coproducción con Centro Cultural Parque de España y el Instituto de Arte Contemporáneo, Giacometto sigue planteando el teatro como un lugar inestable. "El teatro es inestabilidad en estado puro", resume.

Compartir: 

Twitter
 

Fabiana Godano y Daniel Vitale en "Latente", una producción que vincula a Rosario y Santa Fe.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared