SANTA FE › EL SENADO APROBó EL AUMENTO DEL INMOBILIARIO CUANDO DIPUTADOS DEBATE LA REFORMA

Dos jugadas diferentes en la Legislatura

El socialismo esperaba incluir la reforma en el orden del día de la semana próxima. Pero senadores del PJ jugaron su propia carta.

 Por José Maggi y Juan Carlos Tizziani

La reforma tributaria tendrá media sanción de la Cámara de Diputados el jueves que viene: el bloque del Frente Progresista logró aprobar ayer un dictamen por mayoría en las comisiones de Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales, después de una trabajosa negociación interna que incorporó varias modificaciones al proyecto del gobernador Hermes Binner, entre ellas la decisión de eximir del impuesto a los Ingresos Brutos a las industrias que facturen menos de 4 millones de pesos anuales, cuando en el mensaje original era de sólo de 2 millones. Pero el peronismo se mantuvo firma en el rechazo a la reimplantación de Ingreso Brutos, y la culminación de la Promoción Industrial. Pero paralelamente el Senado sancionó un incremento del Impuesto Inmobiliario del 25 por ciento: la jugada del bloque justicialista de la Cámara alta fue aprobar un proyecto de Ley que dispone la suba en el valor del Impuesto Inmobiliario Urbano y Rural que consiste en una quinta cuota. Los fondos serán destinados, únicamente, a Municipios y Comunas.

La jugada del socialismo en Diputados era sacar el dictamen de mayoría en las comisiones de Presupuesto y Asuntos Constitucionales en minutos, lo que habilitaba la inclusión de la reforma en el orden del día de la semana próxima. Y lo hicieron. Pero el peronismo jugó su carta: aprobó en el Senado un dictamen de su autoría que implica una reforma a fondo del Código Fiscal (que fija las reglas básicas por las cuales se puede objetar el cobro de un impuesto) y una quinta cuota del inmobiliario y rural y urbano.

La jugada desactivó la intención original de socialismo: la semana próxima la movilización de trabajadores municipales a Santa Fe, más la de los intendentes necesitados de los fondos de la reforma, y el envío del presupuesto 2009 con los casi 700 millones de pesos extras logrados vía la reforma, iban a colocar al peronismo en una situación incómoda: de no aprobar esta reforma los senadores iban a terminar eligiendo qué obras públicas debían suspenderse para cerrar el balance 2009. Y decidieron dar pelea poniendo el eje en el dinero que podrían recibir los municipios. Ahora solo queda esperar la negociación de este proyecto en Diputados que podría cambiar solo en cuestiones menores: la forma de repartir esta quinta cuota del inmobiliario que significa un 25 por ciento extra de los ya pagado en 2008. Y así en lugar de un cien por ciento a municipios y comunas, podrá repartirse tal vez un 60 y 40, o un 70 y 30. Pero tal como se conocía la reforma tributaria parece haber muerto.

El artículo 1º de la norma, aprobado por el Senado, establece para el corriente año "un incremento en el Impuesto Inmobiliario Urbano, Suburbano y Rural de un veinticinco por ciento respecto el gravamen determinado para año fiscal 2008, a liquidarse en una sola cuota" y ordena que "el monto total recaudado por lo dispuesto en el artículo anterior será distribuido a Municipios y Comunas, en forma directa y automática por el Agente Financiero de la Provincia mediante acreditación en la cuenta de la Municipalidad o Comuna, aplicando para ello los coeficientes de coparticipación vigentes establecidos".

La iniciativa indica que "en razón de los reiterados reclamos por parte de Municipalidades y Comunas no atendidos por el Poder Ejecutivo y a los crecientes conflictos en la prestación de los servicios que brindan aquellas, derivados de los paros decretados por las organizaciones gremiales pertinentes, consideramos necesario proceder a instrumentar con carácter urgente aquellas medidas que habrán de posibilitar superar en el corto plazo tales circunstancias".

La movida en verdad había sido argumentada en un documento firmado por los 35 legisladores, -diputados y senadores- justicialistas. Se argumentó que "no hay razón económica ni fiscal que justifique el impuestazo: el gobernador Binner tiene un presupuesto 2008 de 12 mil millones de pesos para gastar en el año. A esto debemos agregar dos mil millones de pesos más, originados en recursos adicionales con los que contará en caja durante todo éste período. Todo ello representa una masa de recursos suficientes para desplegar políticas sociales, educativas y salariales entre otras, sin tocar el bolsillo de los santafesinos", según argumentó el bloque peronista.

El cambio de Diputados que marcó la suba en el piso de exención de Ingresos Brutos a empresas que facturen menos de 4 millones de pesos anuales, fue resistido hasta último momento por la subsecretaria de Ingresos Públicos, Teresa Beren, que estimó el impacto en una pérdida de la recaudación de 15 millones de pesos anuales, pero el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Fascendini, corrigió el cálculo y dijo que no serían más de 7 millones. "Esto tendrá poca significación en la recaudación del Estado pero mucha a la hora incentivar y proteger a las Pymes", afirmó el legislador. Más allá de los cruces en el oficialismo, los bloques del PJ sorprendieron con un despacho de minoría que rechaza la reinstalación de Ingresos Brutos y la derogación del régimen de promoción industrial, propone discutir el aumento del impuesto inmobiliario recién el año que viene, y sólo acepta el pago de una quinta cuota para este año, "como para no cerrar todas las puertas", dijo la diputada Silvina Frana.

Las dos comisiones de Diputados se reunieron en forma conjunta, pero tuvieron que dictaminar por separado porque no tenían autorización de la Cámara para un despacho común. El Frente Progresista llevó un dictamen que tuvo cambios hasta último momento. ¿Fue una discusión dura?", preguntó Rosario/12. "Hubo cosas que discutimos, pedimos información, porque nuestra visión desde el punto de vista legislativo, a veces, no se compadece con los efectos que las medidas tienen en la realidad. Por lo tanto, es importante tener conocimientos de los impactos. Y por supuesto, como toda discusión, tuvo momentos álgidos y momentos distendidos. Pero son los gajes del oficio", contestó Fascendini. "La idea era sacar el mejor proyecto posible, siempre con la mirada puesta en el objetivo del Frente Progresista, que los impuestos sean progresivos: que paguen más, los que más tienen", agregó.

Hace un mes y medio, cuando el ministro de Economía, Angel Sciara y la subsecretaria Beren anunciaron la reforma tributaria, estimaron el aumento de la recaudación en 670 millones de pesos, de los cuales 181 serían coparticipado a municipios y comunas. Las modificaciones incorporadas en Diputados no significarían un gran recorte a las expectativas del equipo económico. "Unos 7 millones de pesos menos. La provincia pensaba recaudar 670 millones, bueno ahora serían 663 millones. Es una cifra que tiene poca significación en la recaudación del Estado, pero mucha a la hora de incentivar y proteger a las pequeñas y medianas industrias", explicó Fascendini. Estos son los puntos sustanciales del dictamen de mayoría en Diputados.

* Inmobiliario rural. Se eliminó el revalúo fiscal del año 2002. "Ahora, los inmuebles van a pagar un adicional que puede llegar hasta tres veces lo que pagaron el año pasado", dijo Fascendini. Un aumento que puede llegar al 300%. "Y se incorporó un sistema que unifica las partidas de un mismo contribuyente y se le aplica la tabla de alícuotas en función de la sumatoria. Esto permitirá igualar situaciones que hoy son disímiles, por ejemplo, una persona que tiene 300 hectáreas en un solo título hoy paga más que otra que tiene 400 hectáreas subdivididas en partidas de 100 hectáreas porque la escala de alícuota es menor. Ahora, habrá una sumatoria y se va a corregir la situación con un concepto de igualdad muy importante", sostuvo el diputado de la UCR.

* Inmobiliario urbano: "Prácticamente no hubo retoques, se aprobó lo que vino del Poder Ejecutivo. Las valuaciones mínimas aumentan el 50% (de 44 pesos a 68, en los municipios y de 40 pesos a 60, en las comunas). Esto significa el 40 por ciento del padrón de contribuyentes. El otro 40 por ciento tendrá aumentos en escala progresiva hasta un 100%. Y en el caso del 20 por ciento restante de contribuyentes habrá una escala de alícuotas con un tope del 200%.

* Ingresos Brutos: El proyecto original eximía del impuesto a 8.500 industrias que facturen menos de 2 millones de pesos al año. Pero ahora, con la modificación en Diputados, ese piso subió a 4 millones de pesos, lo que significará beneficiar a otras 250 empresas que seguirán con tasa cero. "Esta es una medida muy importante", planteó Fascendini, uno de los promotores del cambio. "Antes, iban a ser gravadas unas 2.250 empresas gravadas y ahora serán 2.000, de las cuales 1.800 ya venden en otras provincias donde deben pagar Ingresos Brutos como en Córdoba o Buenos Aires. Por lo tanto, por todas esas ventas ya están gravadas en esas provincias, así que nosotros ponemos ahora una equivalencia. Y en el caso de las industrias que producen en otras provincias y vienen a vender a Santa Fe, que son más de 9.000, van a estar gravadas con el 3%, eso estaba en el proyecto original y se mantuvo", precisó.

"El despacho introduce también cambios en las alícuotas, en algunos casos se han bajado y en otros se han incrementado. Bajaron para los servicios de correo (del 6 al 3,5%), las agencias de turismo (del 6 al 4,5%), los servicios fúnebres (del 4,5 al 3,5%) y la actividad periodística que quedará exenta porque se asimiló a las empresas del ramo que ya lo estaban.

Compartir: 

Twitter
 

Senador del PJ, Juan Carlos Mercier.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.