DEPORTES › BOCA LE GANó 4 A 2 A ÑULS CUANDO SE TERMINABA EL PARTIDO

Los cinco minutos del final

El rojinegro lo empató en dos oportunidades, pero los pibes de Boca, Gaitán y Viatri lo dieron lo vuelta, a los 42 y 44 minutos del complemento. Ñuls no repitió nada de lo hecho ante Independiente por lo que deberá replantearse sus ambiciones.

2 Ñuls: Peratta; Aguilar, Schiavi, Insaurralde, Re; Monsalvo, Bernadello, Cristaldo; Leandro Torres; Diego Torres, Fabbiani. DT: Fernando Gamboa.

4 Boca: Caranta; Calvo, Cáceres, Paletta, Morel Rodríguez; Vargas, Battaglia, Dátolo; Riquelme; Noir, Viatri. DT: Carlos Ischia.

Goles: PT: 5m Noir (B) y 21m Schiavi (Ñ) de penal. ST: 17m Viatri (B), 36m Insaurralde (Ñ), 42m Gaitán (B) y 44m Viatri (B).

Cambios: ST: Desde el inicio Vangioni por Cristaldo (Ñ), 12m Grazzini por Leandro Torres (Ñ), 13m Gracián por Dátolo y Gaitán por Noir (B), 26m Sperdutti por Monsalvo (Ñ).

Arbitro: Javier Collado

Cancha: Coloso del Parque


Juan Román Riquelme jugó bárbaro, pero las figuras en Boca fueron los juveniles, autores de todos los goles xeneizes. No fue bueno lo hecho por Ñuls, quizás por eso sus defensores fueron los autores de los tantos en la lepra. El partido entregó seis goles y en dos ocasiones el rojinegro lo igualó. Y casi lo gana. Pero cuando en eso andaban los dirigidos por Gamboa, irrumpió el talento novel que surgen de las inferiores de la Ribera, con Lucas Viatri como abanderado, y en los minutos finales la visita se llevó la victoria que lo devuelve a zona de protagonismo en el torneo Apertura.

No salió el partido pensando por Gamboa. No sólo porque Ñuls tuvo dificultades para emular lo desplegado ante Independiente, sino además porque Riquelme y Dátolo, los hombres capaces de romper cualquier molde táctico, estuvieron precisos y punzantes en cada una de sus apariciones. Y fue con un cambio de frente del diez donde apareció el gol de la visita, a cinco minutos del inicio, y tras un tiro de esquina mal ejecutado por Diego Torres. La pelota la tomó Noir, cedió a Riquelme, el diez abrió a la izquierda para Dátolo, quien luego de desbordar y tirar un centro bajo dejó a Noir tocando casi sobre la línea al palo opuesto donde se arrojó Peratta.

Desde entonces Boca jugó cada vez mejor y Ñuls cada menos. Porque Leandro Torres no progresaba cuando se hacía del balón y así Diego Torres y Fabbiani no gravitaban en el área de Caranta. Luego ingresaría Grazzini por Torres, pero ello no alteraría el juego de los delanteros.

La pulseada táctica imaginada por Gamboa disponiendo de Bernardello para marcar a Riquelme falló en todos los aspectos. El talento xeneize no bajó su promedio de asistencias (tres claras en el primer tiempo, una que fue resuelta por Peratta anticipándose a Vargas, otra por Schiavi metiendo el pie antes que defina Noir y una tercera que terminó con remate desviado del colombiano), aunque lo que no pudo hacer en el mediocampo Bernardello lo compensó al pisar el área de Boca, arrojándose para simular una infracción inexistente de Paletta, que Collado compró y Schiavi transformó en empate, con tiro cruzado y bajo desde los doce pasos. Hasta entonces Ñuls no había preocupado a Caranta.

El segundo tiempo, con jugadores más agotados aparecieron los yerros. Entonces las emociones se sucedieron, con gritos en ambas áreas, y abruptos cambios de trámite. El primero en equivocarse fue Peratta, al no poder atrapar un cabezazo de Viatri que llegó a sus manos. La reacción local la trajo Insaurralde, a falta de nueve para el final, definiendo solo luego de un rechazo corto de Paletta.

Para Boca la igualdad tenía consecuencias similares a una derrota, y por ello el xeneize se volcó de lleno al triunfo recostándose en sus juveniles, y ya con un Riquelme que acusaba merma física. Fue así como Ñuls se entusiasmó y de contra se tuteó con el tercero, incluso en una media vuelta de Grazzini a las manos del uno. Pero en la puja de ataque por ataque el que sorprendió fue Viatri, tirando un pase profundo a Gaitán, que definió de zurda y sutil por sobre el cuerpo de Peratta a tres del final. Y hasta hubo tiempo para la cortesía: segundos después fue Gaitán el que asistió a Viatri con centro bajo, y el reemplazante de Palermo marcó el cuarto para dejar a Boca tras los pasos del líder San Lorenzo. Ñuls, en cambio, no repitió nada de lo hecho ante Independiente. Jugadores y técnico deberán ahora replantearse las ambiciones del equipo en el campeonato.

Compartir: 

Twitter
 

Viatri, una de las figuras de Boca, salta ante la marca del defensor leproso.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.