SANTA FE › BINNER PIDIó QUE ARGENTINA Y BRASIL JUEGUEN EN ROSARIO

Una cuestión de estado

Binner llamó ayer por teléfono al presidente de la AFA y le dijo que el gobierno de Santa Fe "pondrá a disposición toda la logística y los recursos necesarios para la seguridad" del partido. "Es muy importante para la ciudad", le explicó el gobernador

Desde Santa Fe

Hermes Binner ofreció ayer las garantías que faltaban para que el 5 de setiembre Argentina juegue contra Brasil por las eliminatorias del Mundial de Sudáfrica 2010 en el Gigante de Arroyito. Llamó por teléfono al presidente de la AFA, Julio Grondona y le dijo que el gobierno de Santa Fe "pondrá a disposición toda la logística y los recursos necesarios para la seguridad" del partido. Grondona no se sorprendió por el llamado y retribuyó el guiño, aunque aclaró que la última palabra la tienen los veedores de la FIFA que el jueves inspeccionaron la cancha de Rosario Central durante dos horas y darán a conocer su dictamen el martes próximo. "Si la FIFA habilita el estadio, la selección juega en Rosario", le contestó Grondona.

Eran las 11 de la mañana, cuando Binner se comunicó con el presidente de la AFA. "¿Cómo le va don Julio?", lo saludó el gobernador. Y se disculpó por que la agenda de compromisos le había impedido estar el 20 de mayo en la cancha de Colón, cuando la selección argentina enfrentó a Panamá. Pero el motivo de la llamada era otro: el interés de Binner para que la selección juegue contra Brasil en Rosario, el 5 de setiembre. "Le quiero decir dos cosas -siguió el mandatario . El gobierno de la provincia pondrá a disposición (de la AFA) toda la logística y los recursos necesarios para garantizar la seguridad del partido. Pero también le recuerdo que en el Mundial 78, cuando la selección jugó en Rosario nos fue muy bien".

Grondona festejó la cábala de Binner y le agradeció el llamado. Pero precisó que la última palabra la tiene la FIFA, que el jueves pasado envió una comisión técnica para inspeccionar el Gigante. El dictamen se conocerá el martes. "Si la FIFA habilita la cancha de Central, el partido se juega en Rosario", sintetizó Grondona.

Fue un diálogo breve de tres o cuatro minutos, pero "muy amable y con buena sintonía", dijo a Rosario/12 el funcionario de la Casa Gris que discó el número de Grondona y después le pasó el teléfono al gobernador. Más tarde, el gobierno informó sobre la gestión de Binner ante el presidente de la AFA con un título sugestivo. "El gobernador le transmitió a Grondona el apoyo del gobierno para la realización del partido entre Argentina y Brasil por las eliminatorias del Mundial 2010".

"Es muy positivo que en una instancia tan importante como las eliminatorias de un mundial, la selección nacional visite un estadio del interior del país como el de Rosario Central, sobre todo, teniendo en cuenta el positivo antecedente que tiene la Argentina cuando jugó en esa cancha durante la Copa del Mundo de 1978", recordó Binner.

"Este partido es muy importante para la ciudad de Rosario, como seguramente lo será para la ciudad de Santa Fe la Copa América de 2011 que se jugará en la cancha de Colón. Por lo tanto, desde el gobierno vamos a apoyar siempre la realización de este tipo de acontecimientos", sintetizó el gobernador.

Grondona le dijo a Binner que la comisión de veedores de la FIFA que esta semana recorrió el Gigante de Arroyito "resolverá en breve" posiblemente el martes si el estadio está en condiciones para el partido. "Si la FIFA lo habilita, la AFA no pondrá ninguna objeción y anunciará que el partido se juega en Rosario", le prometió.

El jueves, una comisión técnica enviada por FIFA evaluó las instalaciones del estadio de Central, para determinar si está en condiciones de ser el escenario del clásico Argentina Brasil, el 5 de setiembre. El oficial de Seguridad de la FIFA, Rigoberto Uzcátegui, de Venezuela, y otros funcionarios inspeccionaron el estado de las tribunas, los vestuarios, el sector prensa y todas las instalaciones, acompañados por secretario ejecutivo de AFA, José Luis Meiszner.

La recorrida demandó dos horas y participaron autoridades de la Municipalidad de Rosario, de la Policía de la provincia y del club, quienes respondieron a todas las inquietudes del dirigente venezolano de la FIFA, quien puso mucho énfasis en la seguridad" del partido.

"Uzcátegui recibió respuestas satisfactorias de todos los organismos consultados y su próximo paso será elevar un informe a la FIFA para que ésta resuelva el tema a la brevedad", informó la Casa Gris.

Compartir: 

Twitter
 

Grondona agradeció el llamado pero precisó que la última palabra la tiene la FIFA.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.