CULTURA / ESPECTáCULOS › EDUCACION. PROYECTO "CIUDAD DE LOS NIñOS" EN GRANADERO BAIGORRIA

Haciendo voz sus reclamos

La iniciativa es implementar un programa de educación vial que en Rosario se conoció como "Cuida Papis". El proyecto independiente comenzó a desarrollarse en abril con una primer etapa consistente en el programa "Niños Educando".

 Por Edgardo Pérez Castillo

El proyecto Ciudad de los Niños que a nivel mundial promueve el pedagogo italiano Francesco Tonucci encontró a un grupo de impulsores en Granadero Baigorria. Coordinado por la psicóloga Silvana Scarafía y el periodista Maximiliano Busti, el proyecto independiente comenzó a desarrollarse en abril con una primer etapa consistente en el programa "Niños Educando" que llevaron adelante en el Hogar Escuela y en Nuestra Señora de la Esperanza de esa localidad. Organizado en talleres, y centrándose en la educación vial, el programa se encamina hacia una segunda etapa consistente en el desarrollo de asambleas que permitan "recoger y plasmar las inquietudes de los niños, haciendo voz sus reclamos".

"La iniciativa surge para poder implementar en Baigorria un programa de educación vial. En base a esa iniciativa decidimos despertar un viejo proyecto que había llevado adelante como pasante universitaria en Rosario, que se llamaba Cuida Papis, un programa de educación vial que estaba dentro del proyecto La Ciudad de los Niños. Retomamos eso, lo adecuamos y formulamos la propuesta Niños Educando, que es una iniciativa dirigida específicamente a chicos de 4º y 5º grado", explicó Scarafía a Rosario/12. Por el momento, y contando únicamente con el apoyo de la Municipalidad de Baigorria, el programa se viene desarrollando en el Hogar Escuela y en Nuestra Señora de la Esperanza, aunque el objetivo de los coordinadores es sumar el auspicio de empresarios para lograr así una expansión de los programas, con la intención de abarcar todas las escuelas primarias de Baigorria, abordando además nuevas temáticas.

El desarrollo concreto de los programas consiste en ocho encuentros en el aula, donde sin embargo se modifica el sistema tradicional de enseñanza, según apuntó Busti: "El lugar del chico cambia. La escuela generalmente tiene al chico como un analfabeto al que alfabetiza, le da las herramientas. Nosotros lo que queremos es consensuar los conocimientos. Más allá de que hay diferentes niveles de conocimiento, la idea es que expresen sus inquietudes, ya que la visión del chico es diferente a la de un grande".

En ese marco, el proyecto tiene como principal fuente de inspiración a La Ciudad de los Niños de Tonucci. "Se trabaja con un nuevo concepto de niñez y de escuela --expresó la psicóloga y coordinadora general de Niños Educando--. Tonucci propone que la escuela sea el lugar donde el niño pueda desarrollar todas sus capacidades, pero desde el conocimiento que tiene previamente. Por ahí sin ser académico, al saber del niño se lo toma como un saber individual, particular, pero posibilitador de hacer propuestas en común. Si nosotros nos quedamos como los profesores que sabemos todo, y que ellos deben estudiar y aprender, estamos en la vieja escuela. La nueva escuela se hace al revés: vemos qué saben los chicos para trabajar desde ahí".

"Tonucci la llama `escuela constructiva` --agregó Busti--. La convencional es casi unidireccional, esto es una retroalimentación. El 2 de junio Tonucci estuvo en Rosario ofreciendo una charla sobre los Derechos del Niño, y nosotros estuvimos con él. Lo que Tonucci dice es que el máximo adversario que tienen estos proyectos es el mismo municipio. En este proyecto lo más importante es que el municipio se haga responsable de manera directa, o bien en paralelo".

El respaldo del Estado, en ese contexto, va mucho más allá de un aporte económico, según detalló Scarafía: "La Ciudad de los Niños lo que intenta es invitar a que los alcaldes asuman el proyecto como propio de cada ciudad. Entonces la idea es defender el lugar que estamos creando con el programa de educación vial, para después poder abrirlo a La Ciudad de los Niños. Para eso es necesaria la participación o el interés del intendente. Porque el programa Niños Educando se desarrolla igual que el Cuida Papis en Rosario, con ocho clases y una última clase a modo de asamblea, donde se trabajan con temas propuestos y consensuados con los chicos. La idea es que una vez que se termine el programa de educación vial los chicos sigan trabajando con las temáticas que les interesen. Por eso quedaron conformados los comités de niños, que es casi como un Consejo de Niños, que sería el súmum de La Ciudad de los Niños. Por éso es importante que el intendente participe. Porque si el Consejo del Niño sesiona, obviamente van a salir actas que pueden presentarse como petitorios. Y la idea es que la palabra de los chicos, con sus propuestas, con sus ideas, sea instalada en la agenda de políticas públicas del municipio".

Compartir: 

Twitter
 

La idea es que expresen sus inquietudes; la visión del chico es diferente a la de un grande.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.