SANTA FE

"La actitud de la oposición deja muchísimo que desear"

El ministro Hammerly criticó a intendentes y legisladores del arco opositor por su negativa a comprar acciones de Aguas Santafesinas.
Adelantó que después del 8 de febrero (día en que debutará ASSA) se
pagará el aumento a los trabajadores, homologado por el Ministerio de Trabajo.

El ministro de Obras Públicas, Alberto Hammerly, criticó a los intendentes y legisladores del arco opositor por su negativa a comprar acciones de Aguas Santafesinas SA y sumarse a la Comisión de Seguimiento que controlará el traspaso de los servicios sanitarios que opera el grupo Suez a la nueva sociedad anónima que integró el gobierno de Jorge Obeid. "La actitud de la oposición deja muchísimo que desear", se quejó. "Querían participar en la comisión de seguimiento, el gobierno envió el proyecto de ley a la Legislatura y ahora no aceptan integrarla. El gobernador invitó (a los municipios y comunas, donde está concesionado el servicio) a comprar el 39% de las acciones con la posibilidad de tener voz y voto en el directorio de la empresa y un síndico que pueda realizar el seguimiento de la parte administrativa y tampoco aceptaron", disparó Hammerly.

"La prestación del servicio de agua potable y cloacas necesariamente implica un seguimiento minuto a minuto. Aguas Santafesinas ya está integrada, va a trabajar dentro de los parámetros normales, es decir, va a actuar con racionalidad, con controles externos y con un operador que va a defender la calidad del servicio", explicó.

"En lo que respecta al sistema, creemos firmemente que es un desafío, una prueba piloto muy importante que vamos a controlar muy de cerca porque queremos asegurar su éxito", dijo Hammerly en el programa "Sin mordaza" que se emite por un canal de cable.

El ministro confirmó que Aguas Santafesinas debutará con un aumento del 35% de las tarifas de aguas y cloacas -que según la diputada de la UCR, Mónica Tomei, rondará el 49% porque se sumará a la tarifa fija el cargo por infraestructura del 13,85% que Aguas Provinciales cobra desde 1999 para hacer las obras que nunca hizo.

"El aumento fue calculado a partir de una readecuación contractual ofrecida en su momento a Aguas Provinciales" para lograr un acuerdo entre las partes y en el contexto de la ley de emergencia nacional. "Pero, como nunca logramos que Aguas se sentara a una mesa para discutir de común acuerdo los reajustes correspondientes y mantener en un estado de equidad e igualdad la mano de obra, la energía y los insumos de potabilización decidimos en forma unilateral, a través de los organismos técnicos y del Enress, una diferencia: que los ingresos de la concesionaria debían incrementarse (en un 38,7%) en diciembre. Entonces, acordamos que lo que era el techo para Aguas Provinciales ahora será el piso para Aguas Santafesinas", explicó Hammerly.

"Además, el gobernador Obeid decidió que se conformará un fondo fiduciario para que el total de esos recursos se destinen a obras de infraestructura (para el área concesionada)".

Hammerly aceptó que las obras inconclusas fue de los puntos clave de la controversia con el grupo Suez. "Fue uno de los principales ejes del contrato, es decir, los incumplimientos y la desidia con que Aguas Provinciales actuó en los últimos años por las obras no ejecutadas. Todos los incumplimientos serán analizados en cada una de las 15 localidades para luego hacer los reclamos pertinentes a la empresa", añadió.

Ante una consulta por el reclamo de los trabajadores de Aguas Provinciales -que pretenden una mejora salarial del 36%-, el ministro recordó que el aumento ya fue homologado por el Ministerio de Trabajo de la Nación y por la Secretaria de Trabajo de la provincia. "La empresa se negó a pagar ese aumento a los obreros de Santa Fe, por eso tuvimos una serie de paros durante noviembre y diciembre del año pasado".

"Hasta el 8 de febrero (día en que debutará ASSA) la deuda con los trabajadores será de Aguas Provinciales. Pero a partir de esta fecha, Aguas Santafesinas se hará cargo y pagará el aumento homologado por el Ministerio de Trabajo y la Secretaría de Trabajo de Santa Fe", confirmó.

Hammerly reconoció también estar "harto" de las actitudes y presiones de los directivos de Aguas Provinciales (hoy en liquidación). "La empresa tiene un sinnúmero de obligaciones sin cumplir, un sinnúmero de requerimientos del Ministerio de Obras Públicas y del Enress, pero se negó a cumplir sus obligaciones. Hubo resoluciones concretas del Ministerio", dijo el funcionario y mencionó tres: la número 50 que establecía un programa de obras mínimas para 2005/06 que no ejecutó, la 55 que preveía separar el 13,85% y un subsidio dedicado a las obras de expansión de los usuarios, la 57 en la que el Enress exigía garantizar la prestación del servicio y evitar el vaciamiento de la empresa y hasta los detalles de inventarios de los bienes muebles e inmuebles que tiene la empresa. Estos detalles están incluidos en el decreto de rescisión del contrato con Aguas Provinciales", informó.

Sin embargo, la empresa impugnó -en un recurso interpuesto ante el propio gobernador Obeid- la rescisión del contrato. "No me asombra. Así actuaron siempre a pesar de que se ha disuelto la empresa. Son actitudes rebuscadas para tratar de buscar un atajo o un artilugio jurídico y sacar ventajas", concluyó Hammerly.

Compartir: 

Twitter
 

Alberto Hammerly, ministro de Obras Públicas. Las obras inconclusas fue punto de controversia con Suez.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.