SANTA FE › EL GOBIERNO MEJORO LA OFERTA Y LOS GREMIOS DECIDIRAN SI LA ACEPTAN

Una propuesta más cerca del reclamo

En dos paritarias simultáneas, se ofreció un 22 por ciento a los docentes y un 20 a los estatales. Además, pagarán una suma fija por única vez y plantearon una cláusula gatillo que actualice automáticamente los salarios con la inflación.

Los dirigentes sindicales se fueron ayer de las negociaciones paritarias con sonrisa ancha. Ya no hubo portazos ni broncas. El gobierno ofreció a los docentes un aumento del 22,5 por ciento escalonado (el 17 en marzo y 5 en julio) y a los estatales y policías el 20 por ciento que pedían (el 15 este mes y el 5 en julio). Los maestros recibirán una ayuda escolar de 250 pesos para material didáctico y los empleados públicos y policías un pago fijo y por única vez de 300 pesos retroactivo a enero y febrero, lo que significará otros 600 más en el bolsillo. Pero no fue todo: por primera vez en la provincia, los trabajadores del sector público tendrán la garantía de una cláusula gatillo que aumentará los salarios en forma automática al mismo ritmo del costo de vida. Amsafé ya convocó a una asamblea provincial el viernes a la tarde para resolver si acepta o rechaza la propuesta oficial, mientras que UPCN y ATE reunirán sus cuerpos de delegados el martes venidero con el mismo objetivo. Ninguno de los líderes sindicales quiso anticipar opinión, pero todos valoraron el esfuerzo de la Casa Gris. "La oferta es muy superadora", dijo la secretaria general de Amsafé, Sonia Alesso. "Es una propuesta sensata y razonable", completó su colega de ATE, Jorge Hoffmann.

El gobierno corrigió ayer una cuestión de estilo que le había provocado un dolor de cabeza. Convocó las dos paritarias en simultáneo y a la misma hora, a las 11 de la mañana: los docentes de Amsafé y Sadop en el Ministerio de Trabajo y los estatales de UPCN y ATE en la Casa de Gobierno. Las reuniones consumieron toda la siesta. Y eran más de las tres de la tarde cuando comenzaron a trascender detalles de la propuesta que en el caso de los docentes equipara la oferta nacional del 22,5 por ciento y para los estatales y policías equivale al 20 por ciento que pedían los gremios. La diferencia se compensa con los adicionales: los maestros cobrarán también en marzo una ayuda escolar de 250 pesos para material didáctico y los agentes públicos un pago fijo y por única vez de 300 pesos retroactivo a enero y febrero, lo que significará otros 600 pesos más.

La secretaria general de Amsafé se mostró entusiasmada por la propuesta. "Es superadora", dijo. "Un reconocimiento a los docentes porque el aumento es similar al que acordó la paritaria nacional".

Según Alesso, "el aumento para el maestro de grado que recién se inicia será de 290 pesos y para el que termina de 421 pesos. Y eso va a tener un nuevo salto en el mes de junio que va a llevar el aumento a 390 y 552, respectivamente. Esto significa un porcentaje similar al que se acordó en la paritaria nacional".

"Ahora vamos a analizar con tranquilidad esta oferta que es producto de la lucha de los docentes. A partir de mañana (por hoy) se realizarán las asambleas departamentales y el viernes a la tarde, habrá una asamblea provincial que resolverá si se acepta o se la rechaza", concluyó.

En la otra paritaria en la Casa Gris, los anuncios fueron compartidos por el ministro de Gobierno, Antonio Bonfatti y los jefes de UPCN, Alberto Maguid y de ATE, Jorge Hoffmann. "Acordamos un aumento del 20 por ciento en dos etapas: el 15 por ciento en marzo y 5 por ciento más en julio", dijo Bonfatti, que pasó por alto dos cuestiones que sus interlocutores se encargaron de subrayar: el pago fijo de 300 pesos retroactivo a enero y febrero y un piso de "aumento de 250 pesos para los sueldos más bajos que no lleguen a esa cifra con el 15 por ciento", dijo Maguid.

Los gremios se fueron de las negociaciones con otra garantía: una cláusula gatillo que les asegura aumentos adicionales si el costo de vida supera la recuperación del salario. "La premisa del gobierno es garantizar el poder adquisitivo de los salarios", sostuvo el ministro.

"La cláusula gatillo nos tranquiliza -planteó Maguid porque si la inflación se dispara en cualquier mes del año, automáticamente, el gobierno asumirá el compromiso de otorgar un nuevo aumento según el costo de vida. Si arrancamos con el 15 por ciento y al cabo del mes, la inflación se fue al 17 por ciento, el gobierno actualizará ese 2 por ciento de diferencia. Lo cual nos da una tranquilidad. Cuando lleguemos a fin de año, vamos a llegar con el mismo monto: si la inflación es del 30 por ciento, los sueldos van a aumentar el 30 por ciento. Es decir, que el 20 por ciento es el estimativo para empezar, pero el final será igual que la inflación", explicó el jefe de UPCN. "Aquí salimos con una posición mucho más sólida, posible y respetable que cuando se ofreció el 7 por ciento para marzo".

¿Y usted está conforme? -le preguntaron.

Es una salida de lo que nos habían ofrecido antes. No voy a hablar en nombre de los afiliados, pero esto mejora mucho el 7 por ciento que teníamos antes, lo que no implica que digamos que los afiliados lo tienen que aceptar. Es mejor a lo que tenían -contestó Maguid. Y Hoffmann agregó: "Es una oferta sensiblemente superadora. Se respondió al 20 por ciento que habíamos pedido y la cláusula gatillo nos da una gran tranquilidad. Es un propuesta sensata, razonable, y por lo tanto amerita ser puesta a consideración de los afiliados".

Compartir: 

Twitter
 

La paritaria docente fue en el Ministerio de Trabajo. Los dirigentes salieron con otra cara, pero no adelantaron opinión.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.