SANTA FE › DIPUTADOS DEL FRENTE RESPONDEN A LOS DEL PJ

"Quieren marcar la cancha"

La decisión de los diputados justicialistas de no dar quórum ni en las comisiones ni en las sesiones de la Cámara, hasta fin de año mereció el previsible rechazo del oficialismo. "Es un posicionamiento político con un sustento muy pobre. Quieren marcar la cancha, pero eso se hace sesionando, no dejando de sesionar", dijo el principal diputado del binnerismo, Raúl Lamberto. El radical Carlos Fascendini calificó la actitud anunciada el jueves por el arco opositor como "negativa, irresponsable para el funcionamiento institucional de la provincia".

El PJ en pleno plantó bandera y anunció que no ingresará al recinto de aquí al final del período hasta que el oficialismo logre quórum por sí mismo. El motivo, dijo Oscar Urruty (PPS) fue la inclusión del Presupuesto 2012 entre los temas a votar. Lamberto refutó eso: "El Presupuesto todavía no ingresó, ¿cómo vamos a hablar de eso?".

Fascendini dijo que lo de los roces adentro del Frente "es una falacia porque en la Cámara, radicales y socialistas no tenemos diferencias y trabajamos en armonía". Enfatizó que eso "es una excusa para justificar una actitud irresponsable", aunque aclaró: "Vamos a reunir quórum".

Lamberto admitió que eso será una misión delicada, porque el oficialismo tiene 26 escaños, el número justo para lograr el mínimo para sesionar. Uno solo que se engripe y no habrá debate. El titular del bloque consideró que "subyace la transición de una Legislatura que se va y otra que no llegó aún, y en el medio quizás haya hasta cuestiones personales (dentro del bloque del PJ). Cuando logremos quórum se darán cuenta que el problema es de ellos".

Lamberto dijo que el jueves hubo quórum en comisión de Asuntos Constitucionales y sacaron varios despachos, la Ley de Bosques y rebajaron la cantidad de cargos para el Poder Judicial de 810 a 610, como quiere el PJ. "El quórum es responsabilidad de todos, no de un solo bloque. Cuando fuimos oposición, nosotros siempre garantizamos quórum", acotó.

Sergio Liberatti, del sector del presidente de la Cámara, Eduardo Di Pollina, planteó que el análisis que los diputados peronistas hacen de los vaivenes en la relación de socialistas y radicales dentro del Frente Progresista "no corresponde" porque es meterse en la interna de un espacio ajeno, todo un pecado en la práctica política. Liberatti confía en retomar el diálogo y hacer recapacitar a sus colegas opositores: "No es como para decir que no funcionaremos más".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.