SANTA FE › POLICíA SEñALADO POR LA DEFENSA DE TOGNOLI NEGó SER EL TITULAR DE LA CLAVE

Usuario o contraseña incorrecta

Fernández se presentó en fiscalía para deslindar su responsabilidad. Castaño, en tanto, reiteró sus denuncias públicas.

 Por José Maggi

El edificio que ocupa la fiscalía federal Nº 2, a cargo de Liliana Bettiolo, estuvo ayer de lo más concurrido: el primero en llegar a Entre Ríos 740 fue el jefe de la comisaría 2º de policía de Rosario, Néstor Juan Fernández, quien en el marco de la causa que investiga al ex jefe policial santafesino Hugo Tognoli pretendía aclarar que no había utilizado su clave para chequear varias patentes de vehículos en el Registro Automotor. El dato no es menor porque es una de las principales imputaciones al detenido, ya que resultó información privilegiada obtenida por el narco Carlos Ascaini, que pudo fugar así, en aquella ocasión, de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Luego fue el turno de Norma Castaño, la mujer que viene denunciando a Tognoli desde que era jefe de Drogas Peligrosas. Así indicó que "recibía testimonios de las madres que le llevaban nombres y direcciones de dealers, pero que luego los implicados amenazaban a las que llevaban las denuncias".

El comisario Fernández se presentó en el Juzgado Federal Nº 3, a cargo de Carlos Vera Barros, que lleva la causa, y en la Fiscalía Nº 3 para hacer el descargo correspondiente. El jefe policial se presentó sin un representante legal y con un escrito en mano, que quería utilizar a modo de descargo. Pero como no había ningún requerimiento a su nombre, no le tomaron declaración en el juzgado, por lo que acudió a la Fiscalía Nº 2 para hacer su descargo correspondiente, en el que dice que es inocente y que no tiene nada que ver con la causa.

No obstante, aceptó que trabajó en el área de Drogas Peligrosas y que tiene clave para utilizar el Registro Nacional Automotor, pero que no sabe cuál es la clave que se utilizó para identificar los autos que estaban siguiendo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Asimismo, señaló que la clave que posee no la utilizó para ese fin.

Mientras tanto, Eduardo Jauchen, abogado defensor de Hugo Tognoli, había afirmado ayer que la clave "segu210183" en realidad la usó Néstor Juan Fernández, ex Jefe de la Dirección de Prevención y Control de Adicciones (DPCA), de Rosario, dentro del período comprendido entre el 21 de octubre de 2009 y el 19 de enero de 2010. En ese lapso, las claves que el Ministerio de Seguridad le asignó a la ex Drogas Peligrosas fueron seis personas en total: Fernández, Fernando Romitti, Juan Carlos Romero, Luis Oliva, Sergio Senn y Ariel Bermúdez, aunque no están siendo investigados.

Por su parte, Norma Castaño confió a Rosario/12 que se llevaba "una buena impresión de la fiscal Bettiolo porque me atendió muy bien. Le dije que presentaré toda la documentación que ya le había entregado al gobernador, y respecto al video que subieron a youtube, que estaba en manos de un narcotraficante, aclaré que en esa cinta se ve a un narco que llega a mi casa, habla conmigo y se va. Esta sin audio, así que es solo imagen, pero me pregunta cuánta plata quería para dejar de denunciarlo a Tognoli. Esto ya lo denuncié ante el juez Troncosso".

Castaño relató que "después que se fue el narco, me amenazaron diciendo que si no levantaba la denuncia, me iban a subir el video, y yo les dije que lo hicieran, que no tenía problemas. Nunca se animaron hasta hace diez días, que lo subieron. Le dije a la fiscal que le iba a traer ese video, porque se ve claramente que la filmación está hecha desde enfrente de mi casa, donde vive un empleado de Drogas Peligrosas que trabaja en Inteligencia de la brigada de Rosario".

Según Castaño "esto no se termina en Tognoli, sino en gente que se ha puesto en otros sitios donde sigue la corrupción. Ojalá que el gobernador escuche y haga algo".

La mujer reconoció que la fiscal le ofreció ingresar al Programa de Protección de Testigos, pero que contestó que iba a pensarlo. "Esto significa cambiar de identidad, de lugar para vivir, y muchas cosas, y quiero pensarlo". Según Castaño, Jauchen se preocupó más en saber "qué tipo de relación tenía yo con Daniel Mendoza, alias el Tuerto, un narco de Santa Fe que fue el que me fue a ver a mi casa y que aparece en el video".

Compartir: 

Twitter
 

Norma Castaño contó que el abogado de Tognoli, Eduardo Jauchen, intentó ligarla con un narco.
Imagen: Andrés Macera
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.