SANTA FE › AMSAFé EXIGE QUE SE RESPETEN LOS CONCURSOS DE INGRESO A LA DOCENCIA

El método más transparente

La secretaria general del gremio, Sonia Alesso, alertó que el mecanismo fue consensuado en paritarias y homologado por Trabajo. La Cámara de Apelaciones analiza un recurso de amparo de docentes privados rechazado en primera instancia.

La secretaria general de Amsafé, Sonia Alesso, exigió ayer que se respeten las condiciones del concurso de ingreso a la docencia que estableció la paritaria con el gobierno provincial, ante el amparo de 42 docentes privados que fue rechazado en primera instancia y hoy se encuentra en la Cámara de Apelaciones en lo Civil. La reglamentación acordada entre el estado y el gremio --previa discusión en las escuelas-- establece que la antigüedad en las escuelas pública mayor puntaje que en las privadas, al tiempo que se prioriza a docentes que no cuenten con cargos titulares para acceder a un puesto de trabajo con estabilidad. "Discutimos este mecanismo con el ministerio de Educación durante todo el año pasado, en el marco de la paritaria. Son concursos de titularización en las escuelas públicas de la provincia, pueden concursar todos los docentes que trabajan en la escuela pública, los que trabajan en escuelas privadas pueden inscribirse pero en otro escalafón", señaló Alesso, quien fue contundente al recordar que "el concurso es una lucha colectiva. A nuestro gremio le llevó años, antes el ingreso era a dedo, no había orden de mérito. Esto afecta la lucha colectiva de nuestros compañeros".

Los concursos de ingreso a la docencia cuentan con miles de inscriptos para cientos de vacantes. Allí se establece un orden de mérito en el que la antigüedad en escuelas públicas con reemplazos e interinatos (a los que también se accede por escalafón) tiene un peso importante, como así también el título habilitante y la capacitación. Los maestros de escuelas privadas, que presentaron sus recursos de amparo patrocinados por el abogado Maximiliano Toricelli, aducen "discriminación". El reclamo fue rechazado en primera instancia. Sin embargo, el profesional apeló la resolución y ahora será el tribunal de alzada --en feria-- el responsable de decidir.

"Los amparistas han logrado algo no muy común para el resto de los trabajadores y ciudadanos en general, que se les habilite la feria judicial para tratar su medida cautelar (en un trámite express), que atenta contra los acuerdos paritarios logrados durante años de lucha docente. Si este procedimiento continuara muchos maestros de escuelas públicas perderán su trabajo, vulnerando toda la legislación docente vigente", expresó ayer un comunicado de Amsafé.

Desde el gremio de los docentes particulares, Sadop, el secretario general de Rosario, Martín Lucero, subrayó que no tienen "nada que ver con los amparos". ?La solución a este tema es que cada sistema tenga un concurso y mecanismos claros de ingreso. Nosotros lo venimos planteando en paritarias desde hace dos o tres años, queremos que se cumpla con la ley de educación privada que establece un escalafón interno de ingreso y que nunca se cumplió", explicó el dirigente.

Las amparistas tienen cargos titulares en el sector privado y quieren que sus antecedentes en ese sistema tengan el mismo valor que los de las escuelas públicas, que llevan años haciendo interinatos o suplencias, a las que entraron por un escalafón. Para Alesso, sería una injusticia flagrante. "Hubo años sin concursos. Hay un montón de compañeras que fueron reemplazantes durante años, vienen reemplazando o siendo interinas desde hace mucho tiempo", indicó.

La dirigente destacó que el concurso vigente fue homologado por el Ministerio de Trabajo, por lo que tiene fuerza de ley. Amsafé se manifestará mañana, a partir de las 10, en la puerta de los Tribunales provinciales.

Compartir: 

Twitter
 

Sonia Alesso subrayó que los concursos de ingreso fueron "producto de la lucha colectiva".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.