SANTA FE › ACTO EN LA CIUDAD DE SANTA FE A DIEZ AñOS DE LAS INUNDACIONES

Contra "las mentiras de los inundadores"

"En estos diez años hemos enfrentado la impunidad más poderosa de los tres poderes públicos que desconocieron lo evidente, con un solo objetivo: tapar la culpabilidad de una inundación evitable", dice el documento leído anoche.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

Miles de personas se concentraron anoche en la plaza de Mayo, frente a la Casa de Gobierno, a diez años del 29 de abril de 2003. "Una década de impunidad", era la consigna escrita en el palco, en las baldosas y repetida en los gritos de bronca. La demanda de justicia se explica: el juicio a los tres imputados: el ex ministro Edgardo Berli; el ex director de Hidráulica, Ricardo Fratti y el ex intendente Marcelo Alvarez, aún no tiene sentencia y el ex gobernador Carlos Reutemann sigue al margen de la causa. "Un crimen hídrico", lo calificaron en el documento que se leyó a cuatro voces para denunciar cuando un brazo del Salado ingresó a Santa Fe por una defensa inconclusa, arrasó a 130 mil santafesinos y dejó 158 muertos: 23 directos y los demás por secuelas. Una catástrofe única en el mundo: el río llegó a estar casi tres metros más alto en los barrios del oeste ﷓2.70 para los especialistas﷓ que en su propio curso, hasta que dinamitaron los defensas para evitar que el embalse cubriera toda la ciudad. "El crimen hídrico tiene culpables, y más tarde que nunca pasarán por los Tribunales", advirtió el reclamo.

La convocatoria de anoche no reflejó la magnitud de la catástrofe. La plaza se cubrió de santafesinos, pero no como en otras citas. "¿Dónde está la gente que pedía más democracia en el 18A?", preguntó un cartelito que una joven embarazada se colgó en la panza. Y en la espalda exhibía otro: "Cárcel a los inundadores". Una síntesis de las ausencias y las cuentas sin rendir.

El acto tuvo tres puntos de atención: el palco, de espaldas a la Casa Gris. El centro de la plaza, poblado de las cruces que se plantaron desde 2003, ahora pintadas de blanco y atravesadas por una pancarta con 158 nombres. Y las puertas de Tribunales, donde la Marcha de las Antorchas -uno de los grupos históricos que sobrevivieron a la catástrofe﷓ levantó una figura de Reutemann, con traje a rayas. El camino desde el monumento a las cruces hasta la vereda de enfrente fue entre reclamos. Centenares de personas rodearon la imagen del ex gobernador colgada en las rejas del Palacio de Justicia y comenzaron a batir palmas, ante un cordón de policías uniformados. Estuvieron allí mucho tiempo para plantear las demandas y broncas contenidas.

"Se cumplieron 10 años del mayor crimen hídrico de la Argentina, de la inundación evitable del río Salado que arrasó a más de 130 mil santafesinos, en su mayoría pobres. Las cifras la hemos gritado miles de veces, por eso volvemos a esta plaza con la misma bronca", señaló el documento que se leyó al final. "Las cruces están allí, plantadas. No hay memoria sin justicia y no puede haber justicia sin verdad".

"Marchamos y marcharemos contra todas las mentiras de los inundadores: Reutemann, Jorge Obeid, Alvarez, Berli...". Y "contra la justicia que los apaña y los esconde", dice la declaración que menciona a los dos jueves que tramitaron la causa: Diego de la Torre y Jorge Patrizi, los fiscales Ricardo Favaretto y Candioti Leiva, camaristas y ministros de la Corte Suprema.

"Hermes Binner antes de ser elegido gobernador nos recibió y prometió ayuda. Mientras nos atendía por una puerta, por la otra le ofrecía a Reutemann el Ministerio de la Producción. Más mentiroso, imposible. Después, nos ofreció el decreto 634, cuyo único objetivo era detener la causa penal". Y en la Legislatura, "ni el Senado ni la Cámara de Diputados intentaron investigar lo que nos había ocurrido. Igual que en los crímenes de diciembre de 2001, no abrieron la boca y no escucharon al pueblo. Por eso, los declaramos personas no gratas".

"Hoy ﷓denunció el documento﷓ los nuevos hipócritas quieren utilizar estas luchas para servirse el postre político en las elecciones de este año, cuando en realidad son mediocres y algunos se han convertido en 'compañeros' de los inundadores, los alaban y los consideran observadores equilibrados de la política santafesina".

"A los inundadores los seguiremos enfrentando con la justicia de nuestra causa. A lo cómplices, actuales, con la verdad de que han dejado pasar cinco años y medio sin hacer las obras que necesita la ciudad. Por eso, se siguen inundando los barrios más humildes".

"En estos diez años hemos enfrentado la impunidad más poderosa de los tres poderes públicos que desconocieron lo evidente, con un solo objetivo: tapar la culpabilidad de una inundación evitable. El crimen hídrico tiene sus culpables y más tarde que nunca pasarán por los Tribunales", finalizó.

Compartir: 

Twitter
 

La convocatoria de anoche no reflejó la magnitud de la catástrofe.
Imagen: Télam
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.