SANTA FE › MACRI CRITICO AL GOBERNADOR POR FALTA DE "VOCACION PARA COORDINAR"

La estocada del PRO contra Lifschitz

El presidente cuestionó al mandatario provincial, que ha sido muy medido en sus críticas a la Nación. Enseguida hubo réplicas de Antonio Bonfatti. "Si quiere que estemos en Cambiemos, que lo diga con toda franqueza", lanzó el jefe del PS.

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, le dedicó un puntín verbal al gobernador Miguel Lifschitz: lo acusó de no tener "vocación de coordinar" una agenda común entre los gobiernos que ambos lideran. Incluso, prefirió a la intendenta Mónica Fein. "En vez de buscar trabajar en equipo, ellos prefieren no asumir responsabilidades y echarle las culpas al gobierno nacional, una costumbre que ya la venían haciendo desde hace muchos años, y llevan esa inercia", fustigó. Y también le advirtió al socialista el destino de el dinero extra por coparticipación recuperada tras el fallo de la Corte Suprema: "Espero que lo estén invirtiendo, y no gastando". Desde la Casa Gris no hubo respuesta oficial, pero la diputada nacional Alicia Ciciliani calificó las palabras del presidente como "ingratas e incomprensibles", y el presidente de Diputados, Antonio Bonfatti, señaló: "Si Macri quiere que estemos en Cambiemos, que lo diga con toda franqueza".

Lifschitz, que casi siempre ha sido medido en sus críticas a la administración macrista, en los últimos días sólo había dicho que se consideraba, obviamente, menos cerca de Casa Rosada que otros pares. "Está claro que no estoy en la lista de gobernadores más afines al gobierno", había dicho en Canal 3. Las flechas más punzantes, en todo caso, han partido de boca del ministro de Producción, Luis Contigiani, pero no del jefe del Ejecutivo.

La misma empresa televisiva -adquirida el año pasado por una sociedad cercana a la Fundación Libertad, el think thank neoliberal de Rosario- consiguió una entrevista exclusiva con Macri en Casa Rosada, y la emitió ayer. Y al ser confrontado con esas palabras de Lifschitz, el líder del PRO soslayó: "Lamentablemente, nosotros hemos tenido una buena actitud, pero hasta ahora el gobierno de la provincia tuvo poca actitud de coordinar y de trabajar en conjunto. Trabajamos bien con todos los gobiernos de la Argentina, nos llevamos bien. Casi todos los gobernadores tienen una agenda de trabajo común con el gobierno nacional, han negociado el plan de infraestructura que estamos impulsando, tenemos iniciativas compartidas en lo social, en la educación, en la salud", comparó.

Luego Ciciliani diría que la declaración presidencial cayó en la Casa Gris como "un balde de agua fría". Sólo el mes pasado, Lifschitz aludió a "errores" en la política de comercio exterior de Cambiemos "que afectaron seriamente a sectores de la industria y del agro", y mostró desencanto con la concesión del Ministerio de Energía al pedido de una rebaja sustancial en las tarifas de energía que pagan las industrias electrointensivas. No más que eso. Muy atrás, en 2014 y durante la campaña, alguna vez el socialista definió a Macri como "un Menem rubio y de ojos azules", y al macrismo como "una versión remozada del neoliberalismo de los '90, con poco Estado, mucho mercado y política farandulera y pragmática, presuntamente alejada de ideologías".

Macri, por Canal 3, insistió en reprochar la distancia del socialismo. "La verdad es que Santa Fe es la que menos vocación ha demostrado de coordinar esas políticas. Tal vez noto mayor coordinación con la intendenta Fein que con el gobierno nacional. Siento que en vez de buscar trabajar en equipo ellos prefieren no asumir responsabilidades y echarle las culpas al gobierno nacional". Y en este sentido, Macri hasta tuvo una frase condescendiente -la única quizás en años- con los gobiernos kirchneristas: "Creo que es una costumbre que ya la venían haciendo desde hace muchos años y llevan esa inercia", chicaneó.

El jefe de Gobierno recordó, además, que Santa Fe -junto con Córdoba y San Luis, por sus demandas ante la Corte nacional por fondos detraídos de la coparticipación federal- "está recibiendo muchísimo más dinero que lo recibido hasta diciembre. Espero que lo estén invirtiendo, no gastando", espoleó. Enseguida definió que "invertir no es gastar, es futuro, o sea, que un gobierno mejore sus caminos rurales, rápido, después de la emergencia que tuvo con la inundación. Eso mejora la capacidad de producción de la provincia, genera trabajo, genera futuro. Que el gobierno de Santa Fe invierta en mejorar tecnología, educación, seguridad". Añadió el presidente que procura "mantener una ayuda pareja a todo el país" y que posee "una agenda para cuidar las fronteras primero, que son las que tanto perjudicaron a Rosario y Santa Fe, todo el tráfico que viene desde el norte y que se supone sale por los puertos de Rosario. Necesitamos el trabajo conjunto e inteligente, en red con las provincias, intentando tener una política federal contra el narcotráfico", señaló.

Desde el gobierno no hubo respuesta oficial. La diputada Ciciliani -habitual vocera partidaria en estos casos- respondió que acaso Macri haya dicho todo eso "cansado y estresado". "Me resulta ingrato e incomprensible. Hay un diálogo con el gobierno nacional por lo que considero esto como un balde de agua fría". Y le reprochó que su bloque de ocho legisladores, "junto con Margarita Stolbizer no especulamos a la hora de dar quórum y vamos a decir lo que pensamos, como también tenemos diálogo con el Frente Renovador".

En simultáneo, se encendió la cuenta de Twitter de Antonio Bonfatti. "Macri no aprendió nada en estos siete meses de gobierno. Sus palabras no caen para nada bien porque si hay alguien que se ha preocupado y recorrido la provincia es el gobernador Lifschitz", lanzó el titular de la Cámara de Diputados santafesina. "Si él quiere que nosotros ingresemos a Cambiemos, que lo diga con toda franqueza. Mientras tanto, el sueldo de los argentinos va perdiendo poder adquisitivo, la inflación no cede y las familias están preocupadas por las tarifas", retrucó. Y sospechó: "Si esto se trata de una contienda política con vistas al 2017, se está equivocando de cabo a rabo".

Compartir: 

Twitter
 

La relación de Macri y Lifschitz está marcada por la interna del Frente Progresista.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.