SANTA FE › DIEZ AñOS POR INTENTO DE FEMICIDIO

Quiso matar a su ex

Un taxista de 60 años fue condenado ayer a 10 años de prisión por intentar matar a su ex esposa, de 54 años, en una heladería de Pellegrini al 800. El fiscal Pablo Pinto le achacó "el ejercicio constante de la violencia, a fin de lograr sometimiento a través de golpes y amenazas diarias para marcar su propiedad" y lo acusó por el delito de "homicidio calificado por el vínculo y por femicidio, en grado de tentativa". El día del hecho, en octubre de 2014, Juan Oscar Ojeda llamó a su hijo mayor por teléfono y le advirtió: "Vení que te voy a mostrar con quién está tu mamá y lo puta que es". Eran las 18.30 y R. estaba con un amigo en la heladería. Hasta ahí llegó Ojeda con una cuchilla de 15 centímetros y su nieto menor de edad. Apenas la vio, la persiguió hasta la zona de baños del local, y aunque varias personas intentaron detenerlo, le asestó una puñalada en el torax. La mujer estuvo 19 días en terapia intensiva y otros tres meses internada. Actualmente, padece incapacidad laboral y apenas puede quedarse sola en su casa. La sentencia alivió a los hermanos y la madre de la víctima que había hecho una denuncia previa.

Hacía tiempo que R. padecía los malos tratos de Ojeda, con quien estuvo casada más de 30 años. El detonante de la separación fue cuando ella se enteró que él tenía una enfermedad venerea, y que ella también la padecía. Por esos días, Vicenta fue a vivir con su madre, ya que sus hijos son adultos. "La desconoció como persona y la consideró un objeto de su propiedad. Su accionar estuvo enmarcado en un conjunto de conductas propias de violencia de género: ejercicio constante de la violencia física y psicológica, perseguirla, acosarla y controlarla; como también amenazarla de muerte si la veía con otro hombre", describió el fiscal.

El día del ataque, varios hombres intervinieron y lograron reducir a Ojeda hasta que llegó la policía. Ayer dio su consentimiento en el juicio abreviado acordado entre las partes y rubricado por la jueza Raquel Cosgaya.

Los hermanos de la mujer y su madre estuvieron en Tribunales y se manifestaron "conformes" con la condena. "Ella no es la misma desde que él le hizo esto. Necesita asistencia y tiene que ir tres veces por semana a hacer rehabilitación; pero sus cinco hijos la ayudan", indicaron Vicenta, Paulina, Mónica, Ramón, Rubén y Rita.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.