SANTA FE › MáS DE 25 MIL DOCENTES SANTAFESINOS VOTARON NUEVAS MEDIDAS DE FUERZA

Dispuestos a luchar por los salarios

La Asamblea Provincial definió dos paros de 24 horas el martes 27 y el miércoles 5 de octubre. Ese día habrá una "masiva" marcha a Santa Fe. Las medidas responden al "malestar" y la "bronca" por la negativa oficial a reabrir la paritaria.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

La asamblea provincial de Amsafe profundizó el plan de lucha por la reapertura de la paritaria que se inició con las huelgas del 24 de agosto y el 2 de setiembre. Ayer -por más de 25 mil votos a favor y apenas dos mil en contra- resolvió otros dos días sin clases: el martes 27 -en coincidencia con el paro nacional de Ctera- y el miércoles 5 de octubre, que los maestros acompañarán con una marcha a la plaza de Mayo, frente a la Casa Gris, que "será masiva". La secretaria general del gremio, Sonia Alesso, dijo que los paros responden al "malestar" y la "bronca" docente por la negativa de Miguel Lifschitz a levantar el cepo a la paritaria y si el gobernador persiste en esa actitud, "el escenario de conflicto" se prolongará hasta fin de año. Según Alesso, el estrés tiene una segunda causa: la presión del gobierno de Mauricio Macri a Lifschitz para "armonizar" el régimen previsional en Santa Fe que "sería una vuelta a los '90", un calco del "ajuste" de Domingo Cavallo y significaría "la pérdida del 82 por ciento móvil y el aumento de la edad jubilatoria y los aportes de los maestros. Que no vamos a permitir", advirtió.

En la asamblea se contaron 27 mil 496 votos en la provincia y más 25 mil se inclinaron por profundizar la protesta. La moción más votada fue: dos paros semanales de 24 horas (el 27 de setiembre y el 5 de octubre) entre otras que planteaban huelgas de 48 y 72 horas. "Hay un gran malestar en la docencia", dijo Alesso. Y reveló dos causas: "la negativa del gobierno a abrir las paritarias" y "una gran preocupación" por el futuro de la Caja de Jubilaciones de la provincia, que no era tan visible hasta ahora.

Alesso dijo que los gobiernos de Lifschitz y Macri están en línea en el rechazo a la paritaria. "Evidentemente, hay un acuerdo entre la Nación y la provincia". Y justificó en la necesidad de rediscutir los salarios porque "la escalada de la inflación será del 46 por ciento" y el aumento acordado a principio de año fue del "32 por ciento en promedio". "Así que ya tenemos una pérdida del poder de adquisitivo de los docentes del 10 al 15 por ciento".

--¿Estamos ante un escenario conflictivo hasta fin de año? -le preguntó un colega.

--Por supuesto, si el gobierno persiste en su negativa a discutir estos temas. Esperamos que escuche este reclamo -contestó.

--¿Esto significa más paros?

--El gobierno debe contestar si va a cumplir la paritaria porque el acta que firmamos en febrero dice la negociación debería reabrirse ante una escalada inflacionaria -explicó. "Ya le hemos pedido al ministro de Trabajo Julio Genesini que convoque a la mesa de diálogo", agregó.

El otro punto que preocupa a los docentes es la presión de Macri a Lifschitz para "armonizar" el régimen previsional de la provincia. Alesso ubicó la amenaza en el decreto 894/16 de Macri que calificó como "una vuelta al ajuste de Cavallo en los '90. Plantea una 'armonización' de los sistemas previsionales en todo el país, a cambio de que el gobierno nacional ponga plata (en las provincias) en detrimento de los derechos previsionales de los docentes y de los trabajadores estatales. En ese sentido hay mucha bronca. Hemos peleado mucho por nuestros derechos y por la jubilación y no estamos dispuestos a retroceder", advirtió.

--¿Santa Fe podría ser permeable a estas presiones de Macri?

--Estamos viendo qué hace el gobierno. Hemos pedido audiencia a todos los bloques y autoridades de la Legislatura porque hay comentarios e informaciones. El gobernador ha dicho que está negociando la "armonización", entre comillas, así que nosotros queremos saber qué significa negociar esa "armonización". El decreto de Macri dice que van a monitorear las cajas de jubilaciones y que se tienen de modificar

--¿Es una amenaza al 82 por ciento móvil?

--Sí, significaría perder el 82 por ciento y puede implicar también el aumento de la edad jubilatoria y de los aportes docentes.

Por lo tanto, "exigimos la defensa de nuestras jubilaciones y el rechazo a cualquier intento de 'armonizar' la Caja de Jubilaciones de la provincia. Para ser claros: esto quiere decir una vuelta a los '90 en el sistema previsional, a perder el 82 por ciento móvil y un regreso a lo que en Santa Fe ya conocimos como la emergencia previsional", en tiempos de Carlos Reutemann, Carlos Menem y Cavallo.

Compartir: 

Twitter
 

Sonia Alesso afirmó que además del retraso salarial hay alerta por la Caja de Jubilaciones.
Imagen: Andrés Macera
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.