DEPORTES › ARREGLO CON ORLANDO VIGNATTI

Usandizaga ganó un partido difícil

Al inversor se le devolverá una parte de la suma exigida. Así lo establece el preacuerdo sellado en los tribunales.

 Por Por Alejo Diz

A poco de iniciar diálogo, las partes en conflicto se pusieron de acuerdo y con ello Central empieza a transitar el camino hacia su independencia económica. Se trata del arreglo al que arribaron ayer autoridades de la entidad de Arroyito con el principal ex inversor que tenía embargada las cuentas judiciales del club. El punto de entendimiento se dio ante la jueza del concurso preventivo, no sin antes reprocharse ambos sectores actitudes que dilataron el necesario encuentro, y con esto Central se emancipa de intereses de privados a quienes les abrieron las puertas de Arroyito los ex dirigentes.

Como lo anticipara Rosario/12 en su edición del pasado martes, Central negociaba con los ex inversores del club la desvinculación financiera de los mismos con la entidad. La relación entre las partes se quebró en el momento que la jueza removió de sus cargos a los ex dirigentes. Desde entonces los ex inversores trabaron embargos sobre las cuentas judiciales declarando así una batalla judicial que, hasta ayer, se mantenía con posiciones intransigentes, más aún al aparecer en escena Horacio Usandizaga como presidente, quien no dudó en exponer públicamente a los responsables de tener a Central atrapado en un asfixiante corsé financiero durante casi seis meses, lapso en que el club navegó con destino incierto.

"Llegamos a un preacuerdo", anunció ayer Usandizaga. El arreglo fue con Orlando Vignatti, a quien se le devolverá una parte de la suma exigida, permitiendo así liberar otros billetes para cubrir deudas con la Asociación del Fútbol Argentino y gastos operativos del club. Pero lo más trascendente del acuerdo no fue el monto de dinero que los auriazules podrán administrar, sino el paso cualitativo dado en lo administrativo, donde la institución comienza a levantar cabeza para ir a la búsqueda de la independencia definitiva, a la cual llegará una vez obtenida la desvinculación de los otros ex inversores, que aún pugnan por torcer el equilibrio del club con la estrategia de los embargos.

Uno de ellos es el abogado Wilfredo Scarpello, por quien hay serias dudas sobre la legitimidad de la acreencia que reclama. "Es un supuesto acreedor", calificó ayer el Vasco al letrado, en declaraciones a la tira deportiva de LT8. Y respecto a Vignatti, el presidente de Central resaltó su "buena voluntad" para arrimar las negociaciones a buen puerto. "El me decía (por Vignatti) que puso la plata y yo le contestaba que el dinero nunca ingresó al club. Entonces alguien se lo llevó y de eso se tiene que encargar la Justicia", confió Usandizaga respecto a las discusiones mantendidas con el empresario de medios de comunicación.

Lo sucedido ayer a primera hora de la tarde en Tribunales tendrá repercusión institucional en lo inmediato, permitiendo a la dirigencia afrontar las urgencias del primer equipo con márgenes más amplios, debido a que paralelamente se negocia la venta del 20 por ciento del pase de Angel Di María a Benfica de Portugal, transacción que traerá aire financiero (algo así como 2 millones de euros) para ir a la búsqueda de los refuerzos que necesita el plantel que conduce Leonardo Madelón para pelear la continuidad en la categoría.

En los próximos días Central saldará una parte de la deuda que mantiene la AFA y empezará a trabajar sobre los embargos que la entidad tiene en la casa rectora del fútbol nacional, que inhiben a los auriazules, por el momento, de transferir y contratar jugadores.

Compartir: 

Twitter
 

"El dinero de Vignatti nunca ingresó al club", dijo Usandizaga.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.