DEPORTES › FúTBOL. CENTRAL JUGó UN PARTIDO DESLUCIDO Y EMPATó EN CERO CON BANFIELD

Falla en todas las líneas

Vitamina Sánchez no pudo transmitir correctamente a sus jugadores qué es lo que espera del equipo. Ayer se vió a una defensa que consigue darle miedo a la tribuna, un mediocampo que perdió en todas y una delantera que quedó ociosa.

 Por Alejo Diz

0 Central: Broun (6); Danelón (5), Braghieri (6), Ribonetto (7), Núñez (5); Zarif (5), Borzani (4), Cristian González (4); Ezequiel González (4); Franzoia (5), Vizcarra (4). DT: Pablo Sánchez.

0 Banfield: Luchetti (5); Pio (5), Devaca (5), Víctor López (5), Bustamante (5); Bertolo (7), Bustos (6), Ervitti (6), Broggi (5); Raymonda (8); Barrales (5). DT: Jorge Burruchaga.

Cambios: ST: Desde el inicio Boggino por Danelón (C), 15m Gómez por Cristian González y Gervasio Núñez por Vizcarra (C), 32m Nieto por Barrales (B), 34m Sebastián Fernández por Bertolo (B) y 43m Barraza por Pio (B).

Cancha: Central

Arbitro: Daniel Raffa

Pablo Sánchez era un jugador de gusto singular. Era de los que le agarraba cargo de conciencia si trataba mal la pelota, de los que con un pase podía hacer lo que el resto de los jugadores necesitan construir con dos o tres toques. Era, por sobre todo, un tipo que entendía muy bien cómo es el juego. Su equipo, en la cuarta presentación del torneo, no es un ejemplo de sus convicciones. Porque no sabe a qué quiere jugar, o bien lo planteado por Vitamina falla en todos los eslabones de la elaboración, en una defensa que trasmite miedo a los hinchas, un mediocampo que ayer perdió en todas las que fue a disputar con el rival y una ofensiva que, por decantación, le sobró al encuentro. Y si Banfield no ganó fue porque Santiago Raymonda no terminó de encontrar un socio a cada una de las vertiginosas apariciones.

Para Sánchez las convicciones como entrenador pasan por morir en la suya, como si reemplantear la estrategia fuera una acto de infidelidad a sus creencias deportivas. Estaba todo igual, salvo que dentro de la cancha aparecían los debut de Zarif y Franzoia. Y a los dos los devoró el mal que persigue a sus compañeros: Un plan fallido para jugadores de jerarquía.

Es este un intento por explicar cómo ayer, en el primer tiempo, el canaya no llegó ni a tirar un tiro al arco para ver que tan atento estaba Luchetti. Fue en esa primera parte donde la visita tuvo la mejor oportunidad para ganar de los últimos 54 años (el tiempo que pasa sin triunfar en Arroyito, y que llegará a 55), con un Raymonda tomando libremente cada pelota y gambeteando a gusto a Borzani y Cristian González, un Ervitti algo menos constante de igual de profundo y un Bertolo astuto para asociarse con los creativos puestos por Buruchaga. Lo que faltó, entonces, fue un goleador con lenguaje similar al resto. Es que Barrales no tuvo ninguna, a veces por la marca de Ribonetto y en otras por dar siempre el paso al otro lado de donde se la tiraban.

En una escapa Raymonda sacó un derechazo bajo que se estrelló en el palo derecho de Broun y en el rebote le pegó a Barrales en la cabeza, sin que lo advirtiera, y se fue afuera. Y en la segunda la perdió Braghieri en la salida y lo dejó sólo a Bertolo frente al arco, pero la remotó por arriba.

Será en el segundo tiempo donde Central, con los ingresos de Gervasio Núñez y Gómez se mostrara, al menos, algo más profundo. Antes de ello Vitamina sacó a Danelón para hacer debutar a Boggino, con la aspiración de liberar más a Núñez por la izquierda, pero ello tuvo vida sólo en la imaginación del entrenador. El resultado: un cabezazo a las manos del uno de Boggino y un disparo alto de Gómez. Porque Ezequiel González nunca encaró (tocó siempre para atrás o a los costados), ni tiró alguna asistencias, y entre tanto Franzoia jugaba desorientado, sin entender cuál podía ser su aporte.

Burruchaga trajo a la ciudad la formación más agresiva que se le conociera en su trayectoria como técnico. Pero, contradictoriamente, no le alcanzó para ganar. Sánchez apostó a sus convicciones de juego. Y, contradictoriamente, se conformó con el resultado.

Compartir: 

Twitter
 

Franzoia debutó ayer como titular y no desentonó con el equipo. Poco y nada para mostrar.
SUBNOTAS
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.