OPINIóN › PANORAMA POLíTICO

Lecciones de esta semana

 Por Pablo Feldman

La semana se cerró con la aceptación por parte de los gremios estatales de la oferta salarial que formalizara el lunes pasado el gobierno socialista. La discusión más importante se dió entre los docentes, no sólo porque están acostumbrados a esa saludable metodología de participación, sino porque las propuestas que propiciaban la continuidad de las medidas de fuerza sumaron 10 mil voluntades. Sin embargo la mayoría -algo más de 15 mil- votó por la aceptación de la oferta salarial en la asamblea docente. Esto fue celebrado en el gobierno como un éxito, y en realidad después de un par de semanas con sólo 4 días hábiles de clases, más que alegría debió traer alivio. Sobre todo porque la dinámica del conflicto podía llevar a dilatar la aceptación, y eso implicaba más paros, y porque a la hora de la presentación de la propuesta el gobernador advirtió que era "no negociable".

Podría decirse que el aumento -que representa algo menos de 200 millones en el presupuesto, y cerca de 500 para el del año que viene-, es una cifra considerable, pero tanto o más importante que el aumento fue la metodología de incorporación al salario y el compromiso de discutir semestralmente: La creación de la paritaria docente semestral es un avance que Amsafé podrá exhibir ante sus colegas de otras provincias con los mismos o mayores niveles de conflictividad. Si bien desde el momento en que se presentó la propuesta por parte de dos de los ministros a los referentes sindicales, se presumía que podía ser aceptada, hasta que no se contaron los votos el viernes en la asamblea docente, el gobierno esperó para dar el paso siguiente; anunciar el aumento de tarifas de la luz y del agua. Los porcentajes que terminó avalando Hermes Binner son inferiores a los recomendados por los técnicos de cada una de la áreas, y las explicaciones corrieron por cuenta del arquitecto Ciancio que puso el énfasis en la actitud "demagógica de las anteriores administraciones".

El ajuste tarifario venía madurándose, y en el caso del agua, el concesionario despedido no se lamentó demasiado no sólo por el juicio que le entabló a la provincia si no porque desde hacía tiempo que la empresa era "inviable" sin un aumento en la tarifa. En el caso de la Empresa Provincial de la Energía, el aumento no sólo es mayor sino que tendrá un "rebote" mayor entre los usuarios, no obstante el gobierno prefirió presentarlos simultáneamente y el mismo día en que se conoció la aceptación de la oferta salarial a los empleados estatales.

Frente a este panorama el gobierno tiene por delante la discusión en el Parlamento de la coparticipación para municipios y comunas, y avanzar en la aplicación de los impuestos reimplantados a sectores que fueron beneficiados sin ningún sentido y que ahora se resisten a pagar. Algo parecido sucede con el Inmobiliario Rural donde la angurria de los productores y arrendatarios que hasta la semana pasada eran capaces de erigir un monumento a Binner -por su posición el tema retenciones- han salido a cuestionar lo que parece más que un aumento del tributo un adecentamiento contributivo: Basta ver lo que paga una hectárea que vale 12 o 15 mil dólares. Aunque a esta altura, algunos de los dichos de los dirigentes de la Federación Agraria ya no sorprenden. Sin ir más lejos, hace un par de semanas Eduardo Duhalde pasó por Rosario, concedió un par de reportajes y hasta dió "cátedra" de republicanismo. En uno de ellos además de cometer exabrupto de comparar a Néstor Kirchner con Adolf Hitler -no merece ningún comentario- habló de la perspectiva de una nueva conformación política en la que no podían estar ausentes "los hombres del campo" dijo el ex-vicepresidente de Carlos Menem.

Unos días después sugirió que Eduardo Buzzi sería "un buen candidato" y el Presidente de la Federación Agraria se mostró "orgulloso" de tal distinción hecha por el ex-gobernador de Buenos Aires. Toda una definición, tanto como pedir el dólar a $ 3,50. Después de eso, el bonaerense "siguió participando" y abrió la puertas a un eventual acuerdo con Mauricio Macri, siempre con el peronismo -que Duhalde supone controlará- como fuerza que articularía ese frente opositor al kirchnerismo.

Sólo le faltó intentar con Elisa Carrió, porque aunque parezca ficción lo hizo con Binner, a quien vislumbraba como un "candidato para el 2011". Y es en ese momento donde desde el gobierno socialista apareció la respuesta que seguramente la inmensa mayoría de sus votantes estaban esperando: "Con Duhalde no podemos compartir ni un equipo de fútbol", dijo Antonio Bonfatti en una lapidaria definición que el ministro Coordinador conversó con su jefe antes de darla a conocer. "Ni con la derecha -por Macri- ni con el pasado -por Duhalde-", fue la síntesis del posicionamiento socialista, cuando ya comienzan a calentarse los motores para los comicios del año que viene. Y esto parece que Binner lo tiene muy claro: No alinearse con los Kirchner no equivale a estar en contra, no al menos electoralmente en un amontonamiento que se parece mucho al tren fantasma. Después de 8 meses de gestión y más allá de errores y aciertos, está claro que ni Binner ni sus colaboradores son funcionales ni dependientes a los planes políticos del gobierno nacional. Pero de allí a pasar a ser parte de la estrategia de "Duhalde y Cía.", hay un camino que los socialistas no parecen dispuestos a recorrer por ninguna razón.

A punto de cumplirse el primer aniversario del histórico triunfo del socialismo en la provincia de Santa Fe, Hermes Binner aparece como una de las figuras más respetadas y consideradas de la política nacional. El conflicto entre el gobierno de Cristina de Kirchner y las entidades del campo lo proyectó a una dimensión que tal vez esperaba pero no tan rápidamente. Ante esa situación la prudencia en la exposición pública y algunas definiciones desprovistas de especulaciones electorales le dieron un rédito mayor que los 8 meses que lleva de gestión. Y este es el punto que seguramente Binner y sus ministros deberán mejorar no ya para el bien de los santafesinos, sino para sostener el gobierno y pensar en algo más, con la misma seriedad y consecuencia con que se pensó en su momento en gobernar Santa Fe.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.