DEPORTES › PERDIó CENTRAL Y SE COMPLICA SU SITUACIóN EN LA TABLA

Todo lo bueno duró 45 minutos

A diferencia de lo hecho en el primer tiempo -donde justificaba la victoria-, Russo salió a jugar el complemento con un planteo más defensivo. Pero claudicó ante el talento de Blanco, responsable de los dos tantos marcados por Lanús.

2 Lanús: Bossio; Lugo, Faccioli, Macalik, Arce; Blanco, Fritzler, Salomón, Valeri; Salvio, Sand. DT: Luis Zubeldía.

1 Central: Broun; Alvarez, Ribonetto, Burdisso, Lima; Moreno y Fabianesi, Borzani, Cristian González; Ezequiel González; Zelaya, Vizcarra. DT: Miguel Russo

Goles: PT: 18m Lima (C). ST: 1m Blanco (L) y 25m Lagos (L),

Cambios: PT: 12m Lagos por Valeria (L). ST: Desde el inicio Ledesma por Salomón (L), 26m Méndez por Moreno y Fabianesi y Franzoia por Vizcarra (C) y 43m Erramuspe por Salvio (L).

Arbitro: Gustavo Bassi

Cancha: Lanús

Con la vuelta de Ezequiel González, Central volvió a mostrar lo mejor de su potencial, incluso sacando diferencias en el marcador gracias a un inesperado gol de Pablo Lima. Todo lo bueno que mostró el canaya duró apenas 45 minutos. Tras el descanso, el conjunto de Miguel Russo salió a jugar con ambiciones encogidas, ya sin apetencias ofensivas, claudicando ante el talento de Blanco, responsable de los dos tantos marcados por Lanús, que dejaron al equipo en la punta del Clausura, y Central con sus penas estadísticas, agudizadas ellas por el triunfo previo de Godoy Cruz ante Argentinos en La Paternal. Las chances por salir de la Promoción cada vez son menores para el combinado de Arroyito.

Lanús salió al campo de juego con la defensa suplente, por lesiones y suspensiones, y a los pocos minutos debió prescindir, por una dolencia, de Valeri. Mientras el local se acomodaba a sus contratiempo, Central se dedicó a jugar, apuntalando su juego en sus mejores valores. Y en eso tuvo mucho que ver Ezequiel González, que volvió a la titularidad asumiendo lo que se reclama de él: conducir al equipo.

El Equi marcó el camino por dónde llegar a Bossio, y también el ritmo de juego, ante un rival que, por el protagonismo del canaya, se vio sorprendido. La primera sorpresa para Lanús salió de los pies de Cristian González, quien al encontrar un rebote dentro del área menor, en acción germinada con una asistencia del Equi, estrelló un tiro en el palo derecho con el arco a sus disposición.

El Kily quedó frente al gol y defeccionó. Pero desde entonces el que impuso juego en el área local fue Vizcarra, aprovechando las dudas que nacían en la novata línea defensiva de Lanús. El reemplazante de Caraglio lo bajaron en las dos ocasiones que encaró al área. En una de ellas, Lima se hizo cargo del tiro libre y clavó la pelota en el ángulo de palo de Bossio, dejando a Central merecidamente en ventaja, aunque la diferencia llegó por medio del jugador menos pensado, y que incluso viene de recuperar la titularidad tras quedar al margen del clásico.

Por el gol Central no varió su conducta ofensiva, yendo por más, ya sea con Zelaya en sus corridas y Ezequiel González con su dominio de pelota. El propio Zelaya lo tuvo de cabeza, solo frente al área menor, pero definiendo a las manos del uno local.

Para el segundo tiempo los jugadores parecieron cambiarse de camiseta. Porque todo lo bueno que había hecho Central se vio en los jugadores de Lanús, llegando al empate, incluso, en el primer ataque colectivo, con Blanco disparando cruzado al aprovechar una combinación con Sand. Como la victoria dejaba al granate sólo en la punta de Clausura, el local profundizó sus avances, encogiéndose la propuesta auriazul, al punto de depender Central a un contragolpe para poder volver a inquietar en el área rival.

En eso andaba el partido, cuando una corrida de Vizcarra dejó al delantero frente al arquero, pero su remate se irá desviado. Lanús volcaba muchos recursos en ofensiva, se desprotegía atrás, y Central insinuaba explotar aquel desequilibrio. Pero ya el Equi no era le coordinador del juego y Cristian González dejó de pisar el área granate.

Como Central atacaba cada vez menos, Lanús se animaba cada vez más, llegando a transformar a Broun en la figura de los auriazules, desviando dos claras pelotas de gol. Lo que el arquero canaya no pudo evitar es que Lagos, de cabeza, marcara el segundo tras centro pasado de Blanco.

El asedio granate mermó, y con ello Central recompuso de cara ofensiva, aunque no con la lucidez que gozó en la primera parte. Y ya era tarde. Porque los avances no eran punzantes, ni siquiera eran acompañados por el Kily y Moreno y Fabianesi, de otra floja labor, quedando todo reducido a lo que pudieran gestar los puntas.

Para defender la diferencia el conjunto de Zubeldía siguió atacando, dejando a Central cada vez más lejos del arco de Bossio y de su sueño por dar la sorpresa de la fecha.

Compartir: 

Twitter
 

Lima sale a festejar el gol de Central, luego de un tiro libre en el primer tiempo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.