DEPORTES › CENTRAL CAYó FRENTE A ARSENAL Y SUMA SU SEGUNDA DERROTA

Llegó la hora de preocuparse

Otra vez el mayor problema del juvenil conjunto de Cuffaro Russo estuvo en su apuesta ofensiva, no logró elaborar jugadas colectivas. A minutos del final el débil equipo local encontró un gol que a la postre marcó las diferencias definitivas.

Otra vez fue inofensivo en ataque, no le alcanzó con el fervor físico que contagian sus jugadores y volvió a perder por la mínima diferencia. En esta oportunidad la segunda derrota de Central en el torneo fue ante un rival mucho más débil que Colón: Arsenal. En Sarandí, los auriazules se repitieron en fallas colectivas, principalmente a la hora de ir hacia el arco rival, y a minutos del final el local encontró un gol que a la postre marcó las diferencias definitivas. Y así fue como los de Arroyito, que salieron a la cancha con la chance de volver a la punta ante la caída de Estudiantes, terminaron la jornada ubicados en zona de descenso directo, dejando pasar la ocasión de superar a Racing en el promedio.

Al menos en el primer tiempo, no encontró Central ante Arsenal el juego extraviado en la derrota ante Colón. Si se parte en dos el equipo, de mitad de cancha hacia adelante el canaya volvió a ser improductivo, mientras que de mitad de cancha hacia atrás no tuvo fisuras.

El mayor problema del juvenil conjunto de Cuffaro Russo está en su apuesta ofensiva, donde no lograr zurcir jugadas colectivas, y sufre con un Castillejos que evitar el choque y un Zelaya que es capaz de desentenderse del juego por largos períodos del partidos.

Pero como no Arsenal un rival de mayor cuidado, el partido se repartió entre los problemas de los jugadores para tocar la pelota a un compañero y las falencias de los puntas para imponerse ante los zagueros.

Tampoco la condición física que distingue a los auriazules fue una variable de desequilibrio. De hecho, Central jugó poco en terreno adversario, siendo el mediocampo el lugar de conversación, zona de la cancha donde nunca puede suceder algo interesante para el partido.

Empero, Central encontró en un pelotazo de Zárate y un tiro de esquina dos claras opciones de gol. En la primera Zelaya escapó hacia el arco con pelota por picando, pero un pique demoró en caer, Campestrini dio rápido el pase hacia adelante, y el delantero no tuvo más que poder definir al cuerpo del juego; la segunda fue un potente cabezazo de Braghieri que se estrelló en el travesaño.

Arsenal jugaba con la pelota pero no lograba llegar a Broun, salvo en una corrida de Jara por izquierda donde llegó hasta el fondo, se coló en el área y la tocó atrás para que lo haga Alvarez, quien torpemente sacó un zurdazo desviado con el arco a su disposición pisando el área menor.

Los claros síntomas de debilidad que lució Central en la primera parte se agudizaron en el complemento, donde el conjunto de Arroyito no fue capaz de construir una sola jugada de riesgo. Pero como Arsenal también hace muchas cosas mal al momento de agredir al rival, el partido se repartió entre infracciones, torpezas y muy mal gusto para el juego.

Nada hizo a Central despertar su vocación ofensiva. Castillejos permaneció oculto entre los defensores, y Zelaya siempre estuvo lejos de Moya y Gómez. Apenas alguna que otra corrida del volante derecho auriazul hizo levantar a Cuffaro Russo del banco. Si no era por un tiro de esquina a favor, en ningún momento del partido Central generó sensación de gol.

La condiciones del rival estaban en sintonía con el canaya. Arsenal no cuenta en su equipo con una figura que sea capaz de transmitir algo distinto dentro de la cancha. Una de las pocas diferencias que hubo entre un equipo y otro es que el local tuvo en Franco Jara a un delantero con tantas limitaciones como ganas. Y por perseverar, sorprendió a Broun: el punta la peleó dentro del área, la aguntó, abrió para Matos, quien se la devolvió en forma de centro al primer palo, que el delantero logró conectar sobre el ángulo del primer palo para, a cuatro minutos del final, marcar la única diferencia del partido, y la que dejó a Central ante una nueva derrota.

1 Arsenal: Campestrini; Espínola, Peppino, Tula, Matías Pérez; Alvarez, Pérez Castro, Mosca, Yacuzzi; Jara, Medina. DT: Jorge Burruchaga

0 Central: Broun; Chitzoff, Braghieri, Burdisso, Núñez; Gómez, Paglialunga, Zárate, Moya; Zelaya, Castillejos. DT: Ariel Cuffaro Russo.

Gol: ST: 41m Jara (A).

Cambios: ST: 17m Galván por Matías Pérez (A), 19m Choy González por Moya y Franzoia por Castillejos (C), 22m Sena por Mosca (A), 38m Ocampo por Gómez (C) y 40m Matos por Medina (A).

Arbitro: Carlos Maglio

Cancha: Arsenal

Compartir: 

Twitter
 

Zelaya volvió a demostrar que es capaz de desentenderse del juego por largos períodos.
Imagen: FotoBaires
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.