CULTURA / ESPECTáCULOS › W!(NOCHE EDIPO), LA PROPUESTA DE PATA DE MUSA TEATRO.

Edipo perdido en una calesita

El director Esteban Goicoechea y el actor Miguel Bosco fundamentan su elección de una de las obras cumbres de la cultura occidental que pareciera retornar para plantear otros interrogantes.

 Por Julio Cejas

Edipo es un niño abandonado por sus padres en una calesita, el lugar indicado para perder la razón y dejarse llevar por una historia que marea y que invierte los roles, "un lugar en el que siempre se paga", un lugar que desafía al destino y en el que sacar la sortija nos llevará al destierro. El actor Miguel Bosco es W, un narrador que apela a un cuento conocido por el imaginario colectivo, de la misma manera en que los textos de la tragedia y la comedia griega eran conocidos de memoria por los espectadores de su época.

Después que Freud abrevó en la tragedia de Sófocles para plantear su polémico tema del complejo de Edipo como parte del drama por el que pasamos todos los humanos en el proceso de formación de nuestra personalidad, no hay lugar para la inocencia.

En W!(Noche Edipo), última propuesta dramática de el Grupo Pata de Musa Teatro, el director Esteban Goicoechea y el actor Miguel Bosco fundamentan su acertada elección de una de las obras cumbres de la cultura occidental que pareciera retornar para plantear otros interrogantes. Y como ocurría en los tiempos de Sófocles, la expectativa de los espectadores vuelve a girar sobre la forma en la que un argumento conocido vuelve a demostrar su capacidad de asombrar y establecer puntos de contacto con una realidad que va más allá de los tiempos en los que fue concebido.

La puesta enmarcada en una sobriedad que privilegia el contacto directo del protagonista con el público, crea el clima necesario para volver a recuperar un espacio perdido en el teatro de los últimos años: el tiempo de la escucha. Ya no hay oídos predispuestos a escuchar atentamente una historia que aparezca cruda y sin efectos especiales,una historia que no se apoye en el regodeo de las imágenes y los despliegues técnicos que son tan certeros a la hora de entretener y conmover sin dejar resquicios para el esfuerzo que implica ir más allá del divertimento.

¿Cómo contar una historia hoy?, una historia trágica que perturbe y nos implique no como pasivos espectadores,sino como protagonistas de una tragedia que subyace más allá de la ceguera cotidiana que construyen día a día los medios de comunicación y la cultura del aturdimiento.

Los integrantes del grupo Pata de Musa Teatro, vienen trabajando hace algunos años en este asunto y Goicoechea en el año 2007 ensayaba ya en su lograda obra Intervenidos, un proceso donde se reconstruía el procedimiento dramático y la trama era un pretexto para investigar el tema de los límites entre la realidad y la ficción.

En W (Noche Edipo) el actor pareciera estar reconstruyendo permanentemente en su cuerpo, los avances de ese proceso que lo impulsa a hablar,con la necesidad imperiosa de que alguien lo escuche, por eso se inventa un itinerario de atractivos atajos para poder incendiar al espectador con una historia que por momentos lo distraiga ,una distracción que lo prepare para poder digerir un entramado en que lo trágico lo incluye como parte vital del juego.

Y entonces el actor narrador será Edipo, Yocasta, Tiresias, Layo y todos los hijos abandonados por los padres, o los hijos que buscan desesperados la verdad acerca de su origen, y será también el desterrado y el desaparecido; fantasmas de una realidad que sigue pariendo mártires más allá del destino. Un narrador en ropa de calle acompañado por una copa de vino que pareciera no agotarse nunca como la sangre de su historia y de todas las historias que siguen goteando un vino fatal, opuesto al vino báquico de las fiestas,generador de las grandes pasiones y amigo de la vida.

W agita un bastón que se convierte en la espada implacable que a la vuelta de un cruce de caminos, sellará la suerte de Edipo y lo convertirá en un paria que sin saberlo cumplirá los designios que le estaban reservados cuando fuera abandonado por su padre para salvarlo de un destino que lo condenaba al fratricidio para después ser el esposo de su propia madre.

Un teléfono en escena irrumpe para interrogar al actor narrador acerca de los detalles de la historia que intenta contar; una especie de conciencia externa que podría ser la del dramaturgo o el director, reclama su presencia en escena y delata el artificio. Una vez más la presencia de Esteban Goicoechea como autor y director a través de un inteligente recurso técnico que nos recuerda como en Mirta muerta, esta idea de una dramaturgia que se construye en escena y en este caso en pleno duelo entre un actor que intenta dar cuenta de una historia y un director que lo confronta permanentemente con nuevos obstáculos dramáticos.

W se plantea el compromiso angustiante e impostergable del actor: " ¡yo voy hablar, hablar, contar..!" hasta que en uno de los momentos más perturbadores de la obra, desgarrado por lo que tiene que contar, tratará de mutilar el órgano indispensable para esa función, de la misma manera en que Edipo cegará sus ojos porque ya ha visto demasiado.

El actor Miguel Bosco pone a prueba una vez más su capacidad histriónica y su manejo corporal en un trabajo que le exige riesgo y compromiso, logrando capturar la atención del espectador con una síntesis de sus mejores recursos en un unipersonal que nos recuerda algo de su entrega en Horacio, amigo de Hamlet, dirigido por Matías Martínez en el 2005.

La obra, ganadora del Concurso de Coproducciones 2008 organizado por el Area Artes Escénicas de la Municipalidad de Rosario, cuenta con la asistencia técnica de Paola Chávez y dirección de Esteban Goicoechea, y se puede ver todos los domingos a las 21 en el Centro de Estudios Teatrales de calle San Juan 842.

W! (Noche Edipo): 9 puntos

Dramaturgia: Miguel Bosco y Esteban Goicoechea

Intérprete: Miguel Bosco

Escenografía: Manolo Ferraro

Diseño gráfico: Esteban Goicoechea

Asistencia técnica: Paola Chávez

Asistencia de dirección: Paola Chávez

Dirección de arte: Mauro Guzmán

Dirección: Esteban Goicoechea

Sala: CET San Juan 842

Funciones: Domingos a las 21.

Compartir: 

Twitter
 

En W (Noche Edipo) el actor pareciera estar reconstruyendo permanentemente en su cuerpo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.