DEPORTES › EL EQUIPO DE SENSINI LE GANó POR 2 A 0 A VéLEZ

Ñuls avanza con convicción

El rojinegro quedó a sólo 3 puntos de Estudiantes. Le costó encontrar el juego colectivo pero fue claramente superior en los últimos 20 minutos, cuando Vélez aceptó la superioridad leprosa. Los goles fueron de Sperdutti y Schiavi, de penal.

2 Ñuls: Peratta; Alayes, Schiavi, Cichero; Vella, Bernardi, Mateo, Estigarribia; Formica; Sperdutti, Borghello. DT: Roberto Sensini.

0 Vélez: Barovero; Cubero, Domínguez, Ortiz, Papa; Bella, Somoza, Zapata; Moralez; Martínez, Silva. DT: Ricardo Gareca

Goles: PT: 42m Sperdutti (Ñ). ST: 3m Schiavi (Ñ) de penal.

Cambios: PT: 41m Alvarez por Bella (V). ST: 21m Cristaldo por Papa (V), 33m Salvatierra por Borghello (Ñ), 36m Rescalpani por Somoza (V), 40m Dolci por Sperdutti (Ñ) y 42m Vangioni por Estigarribia (Ñ).

Arbitro: Patricio Loustau

Cancha: Coloso del Parque


Ante el desafío de tener que enfrentar a un candidato al título, Ñuls actuó con determinación, venciendo el rival, lo que postergó para más adelante la decisión de elegir entre protagonismo en el Apertura, que ayer ratificó con la victoria ante Vélez, o en la Copa Sudamericana, donde el miércoles recibirá a San José de Bolivia en el Coloso del Parque por los octavos de final. El equipo del parque Independencia no mostró grietas en su juego, más aún una vez que logró la diferencia, exponiendo al adversario a una rol deportivo que se distancia del exigido para aspirar por el título. Con los tres puntos, la lepra quedó a solo tres unidades del líder Estudiantes, que mañana juega con San Lorenzo.

Los pronósticos abrían justificadas expectativas en cuanto a lo que podían ofrecer Ñuls y Vélez. Se trataba del choque de dos de los mejores equipos en lo que va del Apertura. Los locales por el envión triunfal que construyeron tras el estreno en el torneo con derrota ante Estudiantes; los visitantes por sus probados antecedentes de buen juego. Y ambos actuaron en consecuencia, dándole forma a un partido intenso y entretenido, principalmente por la decisión que uno y otro equipo lucía al momento de pensar en el arco rival.

En la búsqueda por la diferencia fue Vélez el más claro. La movilidad de Juan Manuel Martínez indicaba los caminos a Peratta. Pero cuando la pelota fue el arco el uno leproso actuó en consecuencia, y en otras acciones fue el propio delantero de Liniers que falló en el remate, como en la jugada en que Silva lo asistió con toque atrás que encontró con paso discordinado al fondo rojinegro.

Vélez salió a jugar con todas sus piezas afinadas, atributo que se evidencia en el juego a un toque y en velocidad. Ñuls, en cambio, demoró en encontrar su sintonía colectiva, pero cuando se acomodó el conjunto de Sensini en la cancha también tuvo sus ocasiones. La primera aproximación la entregó Bernardi con pase profundo a Borghello en el área chica que el delantero no llegó a tocar para superar a un parado Barovero. Luego lo intentó Alayes con cabezazo alto.

Lo mejor de Ñuls se vio en los últimos 20 minutos, período de juego en el cual apareció la acción del desequilibrio: pase profundo de Formica y Sperdutti, al pisar el área tras correr detrás de la pelota anotó con derechazo cruzado que dejó sin chances de reacción al uno de Liniers.

La ventaja que ostentaba el rojinegro obligó a Vélez a profundizar sus aspectos ofensivos del juego para el segundo tiempo. Pero no hubo espacio para la desesperación para los dirigidos por Gareca dado que en la primera intervención de Ñuls en el área rival, Tobio tomó a Borghello de la camiseta y el árbitro marcó penal, en jugada como tantas otras se repiten cada vez que llega un pelotazo al área. Y Schiavi se tomó revancha tras su defección desde los doce pasos ante Huracán señalando el segundo con remate fuerte y el medio del arco.

Aquel tanto terminó por desdibujar las condiciones del encuentro. Es que Vélez hizo fuerza por algunos minutos más, generando una polémica acción donde Peratta rechazó sobre la línea un centro que fueron a buscar delanteros de Vélez y defensores de Ñuls.

Los últimos 20 minutos fueron de exclusivo disfrute de los hinchas leprosos. Vélez bajó los brazos por la distancia de los dos goles en el marcador y las seguridades de Ñuls en la defensa. La victoria supone el décimo partido de los leprosos sin conocer la derrota, registro que puso los dirigidos por Sensini en un lugar de privilegio en el Apertura y en la Copa Sudamericana, donde el miércoles jugará el partido de ida por los octavos de final.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.