DEPORTES › ÑULS PERDíA CON ARSENAL PERO PUDO REPONERSE Y EMPARTAR.

Pura entrega a pedir de Sensini

En el primer tiempo, Ñuls defendía mal y en ataque caía en los centros anunciados de Vella y Estigarribia. Pero lo que no varió nunca la lepra fue su compulsión a la entrega, a petición de Sensini. Esa actitud le sirvió para recuperarse.

 Por Alejo Diz

Un caso raro se vio ayer en el parque Independencia, donde el técnico de Ñuls ponía en juego su futuro al frente del equipo sin detenerse en el resultado que arrojara el juego con Arsenal. Lo que pedía Roberto Sensini eran señales concretas de los jugadores dentro de la cancha, como correr la pelota que se va larga y exprimir esfuerzos para colaborar con el compañero. Por caso, sus dirigidos dieron más que eso. Tanto que en afán de satisfacer el líder del grupo jugaron con excesos de vehemencia, recibiendo el equipo cuatro tarjetas amarillas y una roja. Estos números de la planilla explican que ante Arsenal se jugó un partido engorroso, con más forcejeos y topetazos que toques de pelota. Pero hubo un tiempo que apareció algo de fútbol en el rojinegro, principalmente con el ingreso de Camacho en el segundo tiempo, y entonces la lepra se repuso de un 2-0 en contra, reacción que garantiza la permanencia de Sensini, porque al fin de cuentas la lepra sumó de la manera que el entrenador pedía.

Los equipos con racha negativa, como se encuentra Ñuls, se los puede reconocer por su sensibilidad defensiva. Al margen de algunas torpezas propias de los jugadores, Arsenal llegó poco y logró mucho en la primera parte. Leguizamón clavó en el ángulo un tiro libre y luego el goleador de Sarandí salió corriendo por izquierda, tiró el centro bajo y largo para que Obolo señale el segundo con Peratta persignado.

En media hora de juego Ñuls perdía, de las tribunas bajó la rabia de los hinchas, aunque rápidamente el estadio volvió a empujar al equipo con aliento positivo. Nada bueno salió en ese primer lapso porque Ñuls defendía mal y en ataque, contradictoriamente, las jugadas nacían cuando las pelotas llegaban a pies de Cobelli o Almirón, que entonces la devolvían para atrás para lograr el avance de la línea media. Así es imposible, y entonces la lepra cayó en centro anunciados de Vella y Estigarribia, uno de los cuales Cobelli cabeceó en la línea, pero Campestrini desvió con rápido manotazo.

Ingresó Camacho en el segundo tiempo y Ñuls empezó a ser otro, con más furia que buen fútbol, pero repentinamente el equipo volvió a ponerse de pie: Cobelli descontó tras rebote del arquero con remate de Camacho y Almirón empató en contragolpe coordinado por el enganche guaraní, Sperdutti y Cobelli, que finalizó con centro bajo para definición del punta.

Lo que no varió nunca la lepra fue su compulsión a la entrega, a petición de Sensini. Ñuls cometió muchas infracciones y encima Vigliano falló tanto en sus pitazos como los defensores leprosos en los cierres. El árbitro fue confuso e injusto, como cuando le sacó a Sperdutti la segunda amarilla por una falta menor, tras primera amonestación por reclamo pertinente.

Hacerle dos goles a Arsenal, quizá el equipo con más apego al juego en su propia área, es un mérito de Ñuls. Más aún porque el conjunto de Sensini es un equipo en experimentación. Porque por primera vez jugaron juntos en ataque Cobelli y Almirón, Camacho llegó hace días y aún maneja con GPS por la ciudad, Lema y Machuca asumieron el papel que meses atrás hacían Schiavi y Alayes.

El empate suma poco en la tabla, es cierto, pero le agrega al momento que atraviesa el plantel una brisa de seguridad. Aún queda mucho por mejorar, básicamente en cómo el equipo se defiende. El análisis y la crítica sobre el juego podrá hacerse en la semana. Lo que ayer quedó claro es que Sensini no es parte del problema y se lo quiere para que sea parte de la solución.

2 Ñuls: Peratta (6); Vella (4), Machuca (4), Lema (4), Cichero (4); Sperdutti (6), Mateo (5), Villalba (5), Estigarribia (5); Cobelli (6); Almirón (5). DT: Roberto Sensini.

2 Arsenal: Campestrini (6); Nervo (5), Lisandro López (5), Pablo Aguilar (5), Pérez (5); Sena (6), Marcone (6), Jorge Ortíz (5), Caffa (5); Leguizamón (7), Obolo (6). DT: Gustavo Alfaro.

Goles: PT: 26m Leguizamón (A) y 30m Obolo (A). ST: 1m Cobelli (Ñ) y 8m Almirón (Ñ).

Cambios: ST: Desde el inicio Camacho por Villalba (Ñ), 23m Franzoia por Sena (A), 31m Tonso por Estigarribia (Ñ), 33m Mosca por Caffa (A), 37m Cristian Díaz por Cobelli (A) y 45m Alustiza por Leguizamón (A).

Arbitro: Mauro Vigliano

Cancha: Coloso del Parque

Expulsado: ST: 35m Sperdutti (Ñ).

Compartir: 

Twitter
 

Almirón, autor de uno de los goles por primera vez jugó junto con Cobelli que hizo el otro.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.