DEPORTES › EN UN PARTIDO SIN SORPRESAS, IGUALARON ÑULS Y SAN LORENZO

Un cero a cero así de grande

Ñuls jugó sin aptitudes ofensivas, nunca estuvo cerca del gol, y San Lorenzo cargó males parecidos. El empate mantiene a los leprosos en la última posición de la tabla. Schiavi entregó todo el esfuerzo que su cuerpo le permite.

 Por Alejo Diz

0 Ñuls: Peratta (6); Mateo (5), Schiavi (6), Fideleff (5); Díaz (5), Villalba (5), Vangioni (5), Ferracuti (4); Sperdutti (6), Tonso (4), Falcone (5). DT: Javier Torrente.

0 San Lorenzo: Migliore (6); Luna (5), Tula (5), Jonathan Bottinelli (5); Carmona (4), Ortigoza (5), Alvarado (5), Aureliano Torres (5); González (5); Salgueiro (5), Velázquez (4). DT: Omar Asad.

Cambios: ST: Desde el inicio Julio Ramírez (5) por González (SL), 13m Velasco por Tonso (Ñ), 18m Pedraza por Velázquez (SL), 23m Camacho por Falcone (Ñ), 27m Menseguez por Salgueiro (SL) y 39m Vella por Cristian Díaz (Ñ).

Arbitro: Juan Pablo Pompei

Cancha: Coloso del Parque

Las dos jugadas más llamativas del partido tuvieron a un protagonista impensado: Rolando Schiavi. La primera acción risueña fue cuando Ortigoza fue a los tobillos del Flaco y lo bajó en mitad de cancha en momentos que el veterano defensor corría con la pelota al pie y cabeza altiva. La segunda curiosidad de la tarde encontró al hombre que quiere irse a jugar a Boca corriendo hasta el fondo, como un delantero de los que ahora llaman "por afuera", y Tonso le lanzó el pase vertical, para que defina ante el arquero. Cortó a tiempo Tula y Migliore evitó el riesgo de un cara a cara con Schiavi. Todo lo demás que se vio en el parque Independencia no sorprendió. Ñuls jugó sin aptitudes ofensivas, nunca estuvo cerca del gol, y San Lorenzo cargó males parecidos. El empate mantiene a los leprosos en la última posición de la tabla.

Habría que acudir a la videoteca de Carlos Bilardo, pero bien vale la presunción: Schiavi nunca se proyectó en área rival para pedir la pelota al pie y definir, como lo intento ayer. Tonso, en su único acierto, creyó en la hazaña del Flaco y coló el balón entre los centrales. Tula giró a tiempo y se recuperó. Quizá tampoco al Flaco lo bajaron en mitad de cancha para sacarle la pelota, como lo intentó Ortigoza, pegándole desde atrás en los dos tobillos. El defensor de 38 años cayó aparatoso y lento, pero se recuperó. Volvió a pararse y luego recibió el aliento de los hinchas.

Schiavi entregó todo el esfuerzo que su cuerpo le permite. Su aspiración de volver a Boca no le quitó la atención en sus últimos partido con la rojinegra. Estas curiosas acciones del Flaco fue lo más destaco del partido. Porque Ñuls volvió a fallar en sus intentos de jugar al fútbol. Los chicos aparecen (Ferracuti, Velazco, Falcone) en Primera pero las deficiencias no se disimulan. Problemas técnicos para dominar el balón en un movimiento y tocar al pie del compañero impiden llevar al área rival cualquier intención de gol.

El que se mantuvo al margen de las generales del partido fue Sperdutti, más que nada en el primer tiempo, donde con dos o tres desbordes ofreció los únicos momento donde un jugador superó a su marcador. Pero en todas falló en la definición.

San Lorenzo era como Ñuls: incapaz de dar pases hacia adelante y errático en el manejo del balón. En la visita la excepción fue Aureliano Torres, quien sacó un derechazo cruzado desde 25 metros que exigió una volada de Peratta para despejar el balón el tiro de esquina. Eso fue todo en el azulgrana en los 90 minutos.

A Velasco le anularon correctamente un gol por posición adelantada y el partido se fue. Y al final todos hablaban del Flaco, algunos por su futuro lejos del parque y otros por sus jugadas.

Compartir: 

Twitter
 

Ortigoza persigue al Flaco Schiavi en una jugada atípica en cancha de Ñuls.
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.