DEPORTES

Tres candidatos, tres posiciones

Más de 17 mil socios de Central están habilitados para votar mañana la nueva comisión directiva. Scarabino va por la reelección, Settimini y el hijo de Rodenas, en tanto, van por dos listas de la oposición.

RODENAS "Están mintiendo"

"Tenemos un Central con una deuda post concursal de 26 millones de pesos. Si la gente no hace esta lectura creo que estamos arriesgando el patrimonio del club, que tanto le costó lograr a gente como Boerio, Vesco, Flyn, Rodenas. La mentira es clara". --Scarabino heredó un club que que estaba muy mal administrado. ¿Qué análisis hacen del actual gobierno, reconociendo el escenario que encontró al asumir? --Yo no comparto esta posición. Scarabino dijo que no se iba a concursar y lo hizo, dijo que no vendía a Talamonti y lo vendió, dijo que la convocatoria era de 100 millones de pesos y terminó pagando 28, más lo que pagó por fuera. Y ahora tiene una deuda post concursal de 26 millones. Este incapaz y inútil tuvo la oportunidad de dirigir al club por tres años y medio y sigue llorando por lo que pasó. Yo comparto lo que vos me decís, pero ya pasaron tres años. Tu pregunta apunta a hablar de Vanrell y Sauan, pero por qué no le preguntás a Scarabino cómo Vanrell le hizo la campaña. Decime dónde está Vanrell en mi lista. Yo comprendo las chicanas. --No es una chicana la pregunta. Esta gestión, indudablemente, al asumir se encontró un club descalabrado en lo financiero e institucional. --Pero no dio el salto de calidad. Yo del pasado puedo hablar mucho. No quiero odios, ni rencores, pero si él no se da cuenta que no es parte del pasado...O me vas a decir que todavía es Pablito. El fue directivo de Central con algo más de 20 años y heredó la secretaría de Central gracias a una enfermedad de mi viejo (Antonio). --¿Y qué necesita el club para salir de esta situación? --La mejor manera para salir de los problemas es institucionalizar los caminos para que los socios lleguen a la directiva. En lugar de tener un patovica, como lo vi a (Gonzalo) Estévez los otros días, y un sólo tipo, que es (Juan Carlos) Silvetti, para representar a todos los jugadores, por qué no democratizamos el club y permitimos que cualquier pueda representar a un jugador. Hay que legitimizarse y no hacerse el estúpido atrás de un patovica. Cómo me explicas que Estévez hace tres años atrás estaba en categoría 5 en el veraz y hoy viaja a Aspen. Yo tengo los cheques rechazados de Estévez por 1.900.000 pesos. ¿Por qué no decimos estas cosas? --¿Se puede administrar el club sin un inversor? --Esta gestión dijo que se podía administrar el club sin agentes externos y sin convocatoria. Si tengo un grupo inversor hay que decirles que se les puede dar sólo una botella de gaseosa, no dos. Yo creo que estas cosas se hacen hablando, negociando, teniendo conducción. Si no pueden mantener a un técnico como Astrada porque le vendieron el alma al diablo, yo no tengo nada más que agregar. --La historia política de Central es muy polémica. ¿Por qué cree que hay tantas diferencias entre quienes quieren conducir el club? --La historia de Central tiene personalidades muy fuertes, como las de Vesco, Boerio y mi viejo. Esas personalidades no daban la posibilidad de crecimiento dirigencial. Y si a eso le agregás que mi generación vivió un país donde a la juventud la devastaron, porque a los tipos de mi edad los hicieron mierda y yo estoy vivo de casualidad, surge una crisis dirigencial que es que la vive el país, y es la que está en los clubes. Si nosotros ampliamos la base democrática del club seguramente se podrá lograr la participación de la gente y así van a aparecer los nuevos dirigentes. Y de ahí es donde se puede construir una nueva historia. Yo se lo que piensa mucha gente de Vesco... --Que fue un dirigente obsesionado por el poder. --Exactamente, y eso lo llevó a rodearse de personajes de terror. Hay que abrir los canales con los socios y los hinchas. Así se puede sacar a un montón de chicos de la calle y lo integrás al club. --¿Qué expectativas tiene? --Hay un clima bárbaro. El domingo vamos a ganar. Aunque noto mucho temor, porque las filiales y las subcomisiones han sido apretadas.

PABLO SCARABINO "Me preparo para ganar"

"Todo el mundo sabe que lo de la convocatoria y la denuncia penal fue único en el país. Nuestra gestión tiene un resultado lógico, y quizás mejor de lo que uno pensaba, por la falta de caja que tenía el club. Yo siento que me critican porque pagamos las deudas. Acabamos de ganar la convocatoria pero a los privilegiados hay que pagarles. Tenemos problemas con algunos y los hemos vuelto a arreglar. Un mes atrás, antes de empezar el torneo, tuvimos que ir a buscar 350 mil dólares para Futbolistas Argentinos Agremiados y 270 mil para Menotti. Toda nuestra gestión fue pagar deuda anterior. Si Central vende por tres millones de dólares a fin de año no le debe nada a nadie y es otro Central, que es el queremos. Y hemos recuperado la confianza. Porque sacamos un crédito en una entidad bancaria que nos hizo cerrar la convocatoria y el cual ya pagamos más de la mitad. Se nos ha acercado gente a invertir e hicimos un convenio que se lo llevamos a la jueza, y a todos los socios. Por supuesto que Central va a vender jugadores, pero al precio que merece, y gracias al apoyo económico. Nosotros fuimos a las elecciones con un padrón de 8600 socios en condiciones de votar, con los vitalicios incluidos, y hoy tenemos casi 20 mil. Creo que hicimos una gestión casi completa, aunque no tengo dudas que también hemos tenido algunos errores".

--¿Por dónde pasaron los errores?

--Por haber traídos jugadores que no rindieron. En lo otro no yo sé si hubo errores.

--¿Los cuestionamientos no surgieron luego de firmar el acuerdo con el grupo inversor?

--Pero lo de Vignatti es algo que nosotros debemos agradecer. Es una persona que representa intereses del extranjero y al cual lo consultaron de invertir en Central.

--Pero fue un adversario de esta gestión al asumir y heredar las irregularidades de la anterior gestión.

--Sí, sí, pero yo pelee judicialmente contra los ex directivos de Central, que son los que entregaron a Central. Lo inversores aparecieron en el club porque los fueron a buscar. Y nosotros los fuimos a buscar, pero como nosotros queríamos hacerlo. Vignatti fue alguien que dijo que Central es una entidad creíble, que estaba trabajando muy bien y que era transparente. El pudo habernos bajado el pulgar, pero sin embargo nos dijo que sí.

--¿No fue un error no haber logrado otro inversor para el club?

--Mirá, cuando estaba Leonardo Astrada nos acercó a Sergio Berti y le dijimos que no porque quería las divisiones inferiores. Pero yo no fui directamente a Vignatti. A mi me lo presenta Petaco (Horacio Carbonari) en Buenos Aires. Pero le tenemos que estar agradecido por habernos levantado el pulgar.

--¿No cree que de no haber sido por lo sucedido en los últimos cuatro meses, con la aparición del grupo inversor y la conflictiva salida de Leonardo Astrada, su gestión no estaría en discusión?

--Sí, pero nosotros sin el apoyo económico estaríamos quebrados.

--¿Y cuál es la deuda de esta dirigiencia?

--La deuda es deportiva, y la vamos a ir logrando con la proyección de los jugadores que tenemos, más la inversión en los jugadores que nos faltan.

--Vencidos los problemas financieros y económicos, ¿cuál es el objetivo institucional en caso de ser reelecto?

--Tenemos que recuperar la mística imbatible en Rosario, y pelear todos los torneos. Y eso se lleva a cabo con los jugadores del club e invirtiendo en jugadores de categoría.

--¿Le molesta que en la oposición hay ex colaboradores?

--No, para nada. Estoy desilusionado por no haber llamado por teléfono para decir que no estaba de acuerdo. Nada más. Lo que me molesta es que en una lista hay gente que no debe pisar más el club. Y muchos no figuran porque no pueden dar la cara.

--¿Cómo analiza este período eleccionario?

--Mi orgullo es decir que hay tres listas en las elecciones. Porque si no hubiera presentado en las elecciones anteriores, donde fui el único que puso la cara, el domingo seguro no habría elecciones. Y hoy hay tres listas. Yo le pide que vaya todo el mundo, al menos el 75 por ciento del padrón.

--¿Cuál es el resultado de los comicios?

--Yo respeto a todos, pero me preparo para ganar. Creo que hicimos una gestión transparente, como no hubo en los últimos 12 años.


SETTIMINI "Cambiar el rumbo"

"Central es un sentimiento y por eso hay tanta política. Si hay otras cosas de fondo, que las hay seguramente, no es ese mi camino. Central está en la cornisa desde hace varios años, incluso antes de que Scarabino asumiera. Creo que el club estaba en una virtual cesación de pago. Y Scarabino lleva adelante una convocatoria donde de los más de 100 millones de pesos reclamados se bajó a casi una cuarta parte. El club estaba en cesación de pago desde hacía varios años. Y estimo que estos comicios le van a dar Central la posibilidad de cambiar el rumbo. Y eso hace que luego sea una verdad que sólo se necesiten vender dos jugadores por año".--¿El déficit lo generan las actividades deportivas?

--No, la actividad social es lo que menos influye. En ese aspecto las disciplinadas deben serguir. Acá no hay que cerrar ninguna pileta de natación ni levantar ningún tapial.

--¿Qué produce el déficit entonces?

--Los gastos desmedidos pasan por otras cosas. Puedo nombrarte uno: la barra interna. Todo el mundo sabe que cuando existe una barrabrava la dirigencia se autoprotege con otra barra. Y eso es violancia más violencia.

--¿Y cómo se disuade a la barra?

--Pero esos no son los malos de la película. Los malos son los que rodean todo el entorno. No podemos echarle la culpa siempre a la misma persona.

--¿Se puede convivir con la barra?

--Se puede convivir con eso en forma ordenada, porque en definitiva son los hinchas que los clubes necesitan. Lo que no se puede es crear una fuerza interna para cubrirme como dirigente.

--Usted trabajó junto al actual presidente. ¿Por qué luego tomó distancia de Scarabino?

--Durante mucho tiempo estuvimos tratando de corregir el rumbo. Y en diciembre Scarabino nos entregó un diploma por nuestra gestión. No obstante eso, nosotros estábamos detrás de un cambio, en busca de una gestión transparente y donde el socio tenga real dimensión de la situación del club. Hoy el socio no sabe si Central tiene de déficit 400 mil pesos o millón. Se nos habla que los derechos federativos son todos de Central. Y eso es lógico porque ningún club de fútbol puede tener derechos de un jugador de otro club. Pero hay que ver de quién son los derechos económicos.

--¿Cuándo advirtió que esta dirigencia no iba por el camino pretendido por usted?

--Durante la gestión nosotros hicimos algunos llamados de atención. Nosotros, por ejemplo, jamás estuvimos de acuerdo con el manejo de las asambleas.

--¿Se puede administrar el club sin la dependencia de un inversor?

--Todos hablan de los inversores, pero creo que Central debe atacar su política interna para determinar realmente cuál es el déficit que tiene. Y en función de eso hay que buscar los recursos, como líneas de créditos, para el club en una política transparente. Y si se necesita un inversor, buscaremos una inversión sana.

--¿Se puede gobernar Central sin asistencia financiera privada?

--Creo realmente que sí. Pero si yo no tomo los recaudos y dejo los grifos abiertos, voy a ir acumulando el lastre.

--El oficialimo dice que usted, al trabajar como profesional en Central, se llevó plata del club.

--Yo soy socio de Central desde los diez minutos de haber nacido. Yo he hecho mucho por club. Entré a Central formando una junta investigadora con otros profesionales. Trabajamos 8 o 10 horas en el club y descuidé mis cosas, aunque no me preocupaba porque lo estaba haciendo para Central y llegamos al resultado de la denuncia penal, que luego alguien la hizo estragos, aunque fue la base para bajar la convocatoria. Aunque el concurso de Central fue un "pase usted y cobre". He cobrado mil y pico de pesos por mes de promedio, pero no pasé un sólo gasto. Yo no tengo el celular como Estévez, que no hace un carajo, y lo paga el club.

--¿Por qué es candidato a presidente?

--Porque esperaba que Pablo limpiara el lastre que tiene alrededor. La campaña de Marcelo González fue un desastre para el club, como la actuación de la barra creada como fuerza de choque, y no te hablo de Pillín Bracamonte.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.