DEPORTES › LA PLATA AUN NO APARECE POR CENTRAL

Horas desesperadas

El presidente Scarabino viajó a la AFA de donde vino "sin un solo cheque". Tampoco prosperaron las negociaciones con un empresario local. Empleados, técnico y jugadores esperan cobrar.

 Por Alejo Diz

Los dos frentes de negociación librados por Pablo Scarabino para hacerse del dinero que esperan cobrar jugadores y empleados del club, aún no arrojaron los resultados esperados. Ayer por la mañana el presidente, junto a sus asesores, se reunió con un empresario de la ciudad para "avanzar" en el préstamo de 400 mil dólares, y por la tarde el titular de Arroyito concurrió a la Asociación del Fútbol Argentino, donde llevó su necesidad al departamento de finanzas. Pero de Buenos Aires regresó "sin un sólo cheque" y con el inversor "aún no hay nada concreto", de acuerdo a lo reconocido por uno de sus nuevos colaboradores de la dirigencia.

Jugadores y empleados de la entidad aguardaban para ayer el pago de una parte de la deuda salarial que acumula la institución, a casi cinco meses de haber recibido el último cobro. Pero los recursos económicos necesarios para tal fin siguen sin aparecer en Arroyito.

Scarabino lleva adelante dos negociaciones: Una con un inversor local que "no tiene antecedentes de negocios con el club" y otra en la Asociación del Fútbol Argentino, donde los canayas tienen una cuenta en rojo estimada en 14 millones de pesos.

En el cónclave matutino con el inversor no se produjeron definiciones. Había un acuerdo de palabra, pero al momento de concretar la operación quien iba a prestar la plata "cambió algunas condiciones". "Es un empresario que no tiene antecedentes como inversor en Central. Es gente nueva que acercó Scarabino. Pero no es tan sencillo cerrar un acuerdo financiero por la realidad económica que padece el club", describió uno de los nuevos colaboradores de Scarabino.

Otra dificultad que surgió en la negociación es que la Sindicatura del concurso preventivo elevó una serie de "requisitos" que se deben cumplir para que sea aprobada la operación financiera. Lo llamativo es que la Sindicatura no ejerció ningún tipo de control en las negociaciones que rubricaron los dirigentes ahora suspendidos por la Justicia, incluso en las que también intervino el propio Scarabino antes de tomarse licencia.

Al no haber certezas en las conversaciones con el inversor, a primera hora de la tarde Scarabino viajó a Buenos Aires junto a sus abogados. El presidente auriazul asistió a la reunión de Comite Ejecutivo, aunque su presencia en la AFA tenía como verdadero propósito una reunión con Hugo Pazos, hombre que administra las finanzas de la casa rectora del fútbol argentino.

Pero allí tampoco aparecieron las respuestas esperadas. Un pasivo en AFA de casi 14 millones de pesos dificulta el progreso de las negociaciones. "En AFA no se consiguieron los cheques. Por ahora la plata no está y tampoco va a aparecer mañana (por el miércoles). Habrá que esperar hasta el jueves", admitió uno de los asesores de Scarabino que acompañó al presidente a la AFA.

Los jugadores del primer equipo evaluarán esta mañana la posibilidad de no presentarse a jugar frente a Quilmes --el viernes-- si antes no se cancela una parte de la deuda. Aunque al ser consultado sobre este posible escenario, ayer Gonzalo Belloso fue preciso: "Este plantel nunca dejó de entrenar ni de jugar. Poco podemos hacer".

Compartir: 

Twitter
 

Ischia ya había expresado su bronca por la falta de pago. Ayer, los jugadores esperaban también una "señal" del club.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.