CULTURA / ESPECTáCULOS › SE ESTRENA DESENMASCARAMIENTO, DIRIGIDA POR LEONEL GIACOMETTO

Teatro cruzado con artes plásticas

El dramaturgo y director se puso al frente de una experiencia con actores formados o en formación, a los que no conocía. En la línea de Fingido, Real y Latente, decidió aprovechar con originalidad el espacio escénico de Icaro.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Como sumergido en un proceso de creación que, en paralelo, le permite profundizar sobre los diversos elementos que completan el quehacer teatral, el dramaturgo y director Leonel Giacometto ha comandado una nueva experiencia con la que ahonda en el cruce de ficción y realidad. Después de las experiencias de Fingido, Real y Latente, el rosarino se puso al frente de un proyecto coproducido por el Centro Cultural Parque de España y el Instituto de Artes Contemporáneas de Rosario (Icaro). El resultado es Desenmascaramiento, obra que esta noche a las 22 tendrá su estreno en el espacio de 1º de Mayo 1117.

En diálogo con Rosario/12, el director explicó que "surgió la idea de montar un espectáculo a partir de una convocatoria que no tuviera casting, para actores formados o en formación, sin límites de edad y a partir de la premisa de laburar en la creación de un espectáculo a partir de la dramaturgia del actor". Pero tenía una dificultad adicional. "Me encontré con gente que no conocía, ni ellos a mí --agregó--. Además era una forma de laburar complicada desde lo formal, pero a mí me interesaba justamente éso: ver qué pasaba con gente que venía de distintos lugares, desde el teatro de la escuela hasta comedia musical. Eso estuvo buenísimo, y el tema era encontrar un registro común, entonces se me ocurrió seguir laburando como lo estaba haciendo con Fingido, Real y Latente, con la autoridad de lo que existe. Trabajar con ellos a partir de este lugar, Icaro, que es un espacio de arte tanto en la realidad como en la ficción".

De hecho, no hay un escenario tradicional, sino que la puesta se desarrolla en los distintos espacios de Icaro. Al respecto, Giacometto apuntó: "El público no tiene un lugar fijo, puede circular por el espacio. Hay una serie de precauciones y advertencias en el programa de mano que tienen que ver con esa posibilidad de desplazarse por todo el espacio viendo distintas situaciones y momentos que pasan absolutamente en paralelo y en tiempo real en la casa". A partir de esa libertad, cada espectador tiene una visión única y recortada de una obra que, en determinado momento, se unifica.

Y que propone además una mixtura de lenguajes: "Hay un cruce entre lo teatral y lo plástico, que tiene que ver con cruzar algo de características teatrales con algo que tiene características de instalación". Y en un espacio de las artes plásticas.

La propuesta le permite a Giacometto continuar con su investigación sobre las partes que componen al hecho teatral. "Con Fingido tenía un laburo sobre la actuación, en Real sobre la dirección y en Latente, que es la obra que estrenamos en agosto en Santa Fe, fue sobre los ensayos. En Desenmascaramiento el tema era el público, dónde ubicarlo. Porque en Icaro no hay mucho espacio, hay una entrada máxima de treinta personas más los once actores, entonces el tema del público se fue colando en los registros y en lo que íbamos armando. Entonces seguí reflexionando sobre la forma de hacer teatro en la región", explicó.

Y profundizó: "A mí se me dificultó mucho empezar a dirigir, porque vengo de la escritura y estoy en la escritura. Me cuesta mucho estar dentro del teatro y no creérmelo, entonces busco ciertas formas donde siempre hay una implicancia sobre lo real. Lo real de lo que está al alcance y lo real también que puede haber en los actores en la manera que tienen de ficcionalizarse".

Compartir: 

Twitter
 

Leonel Giacometto experimenta entre la ficción y la realidad.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.