SANTA FE › LA REFORMA TRIBUTARIA YA TIENE MEDIA SANCIóN DE DIPUTADOS

Y ahora le toca al Senado

El presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda se encargó de defender el proyecto del gobierno. "Espero que la intención del PJ frente a este proyecto de un gobierno votado por la mayoría de los santafesinos no sea una traba", dijo Fascendini.

 Por Juan Carlos Tizziani

La Cámara de Diputados aprobó anoche ﷓con modificaciones﷓ la reforma tributaria que promueve el gobernador Hermes Binner, en una sesión tensa, con barras ocupadas por productores agropecuarios autoconvocados que rechazaron el aumento del impuesto inmobiliario rural. La protesta en los altos del recinto se combinó con la reacción de los cinco bloques del PJ que se unieron para votar en contra. El miembro informante de la bancada oficial, Carlos Fascendini, acusó a sus colegas del PJ. "Espero que esto no sea una traba, una venganza a destiempo, que no se trate de impedir que el gobierno del Frente Progresista pueda hacer realidad sus proyectos", disparó el diputado de la UCR, que preside la comisión de Presupuesto y Hacienda. La media sanción pasó así al Senado, donde el bloque justicialista ﷓que tiene mayoría y quórum propio﷓ ya anticipó que lo rechazará.

La previa del debate ya había comenzado con ruidos. Las dos puertas de la Legislatura fueron bloqueadas por protestas sociales: en el frente, se plantaron las madres y padres de dolor de Santa Fe, con sus carteles en demanda de justicia por el asesinato de sus hijos. Y en la calle de atrás, los productores autoconvocados que ﷓más tarde﷓ pudieron ingresar a las barras.

La tensión aumentó cuando la madre de Daiana Ruiz, una jovencita asesinada el 30 de mayo último en el barrio La Florida, logró burlar el cerco policial y llegó hasta el hall de la Legislatura, donde a los gritos pidió justicia para el crimen de su hija. "¡Que venga la vicegobernadora (Griselda) Tessio!", pidió una y otra vez Carmen Valpondi. Tessio mandó a sus asesores. El operativo policial se hizo más cerrado y hasta apareció el jefe de Policía de la provincia, Juan Luis Hek, para contener a la mujer. "¡No voy a ir hasta que no me reciba alguien!", afirmó Valpondi, que recién comenzó a calmarse cuando pudo plantear su caso y los de otras víctimas de la inseguridad ante dos diputadas de la comisión de Derechos y Garantías, Alicia Gutiérrez y Lucrecia Aranda.

El debate abrió con uno de los jefes de bloques del PJ, Darío Scataglini, que defendió el despacho de la minoría que proponía lo mismo que votó el Senado la semana pasada: una quinta cuota del impuesto inmobiliario, pero sólo destinada a municipios y comunas. La oposición volvería después sobre el asunto, cuando pidió el tratamiento sobre tablas de la media sanción del Senado, pero la bancada oficial también lo rechazó.

El presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda se encargó de defender el proyecto del gobierno. No le fue fácil, tuvo que aguantarse la bronca de las barras. "Solamente espero que la intención del PJ frente a este proyecto de un gobierno votado por la mayoría de los santafesinos no sea una traba. Una venganza a destiempo (por la derrota electoral), que no se trate de trabar e impedir que el gobierno del Frente Progresista pueda hacer realidad su proyecto", disparó Fascendini. "De todas maneras, el debate recién se abre y seguramente no va a terminar con la discusión en este recinto y ni siquiera en el Senado", dijo Fascendini. Y desató una silbatina furiosa.

﷓¡Silencio! ¡Si no voy a desalojar la barra! ﷓amenazó el vicepresidente de la Cámara, Norberto Nicotra, que en ese momento reemplazaba al presidente Eduardo Di Pollina.

El tercer orador fue el diputado del PJ, Ricardo Peirone, que se encargó de rebatir el proyecto oficial desde el punto de vista técnico y político. "Esta es una reforma que está hecha sin el rigor que exige dialogar con la oposición. No es posible plantear una modificación abrupta del régimen de valuación de los inmuebles en el impuesto inmobiliario multiplicando por tres. Yo creo que hay que hacer una plantilla completa de la provincia viendo las zonas de mayor o menor productividad y cuáles son las que deben pagar mayor impuesto según su grado de productividad y el tamaño de los fundos y no multiplicar una regla tan simple como multiplicar lo que hoy está, por tres", dijo el legislador del PJ.

Peirone atacó también por otros flancos. "Creemos que la reposición del impuesto a los ingresos brutos para la construcción y la industria o para la primera venta de inmuebles nuevos o equipos producidos al amparo de la industria nacional va contra toda lógica del desarrollo económico y productivo de la provincia. Que nos dejen decir que esa lógica tiene algún valor porque ha jugado a favor de la industrialización de la provincia en los últimos años. Santa Fe es una provincia industriosa por otras razones, pero la legislación vigente ha jugado a favor y no a contrapelo (de ese rasgo). Entonces, reimplantar ingresos brutos en esos sectores (industria y construcción) juega a contrapelo de esta política. Desde luego, que esto no va a destruir la industria, pero le va a quitar competitividad".

Peirone deslizó que la reforma se asimila al estilo del subsecretario de Ingresos Públicos, Santiago Montoya, que el año pasado asumió como director de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires Aires (ARBA) y a quien el gobernador bonaerense Daniel Scioli llegó a llamar el "Riquelme" de su equipo. "Para mí, toda la parte de procedimientos (en el Código Fiscal) es montoyista. Es avanzar sobre el contribuyente y negarle toda las posibilidades de defensa", advirtió Peirone.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.