CULTURA / ESPECTáCULOS › MúSICA. DESPUéS DE UN AñO, JOAN MANUEL SERRAT REGRESA A ROSARIO

Como decía un catalán...

100 x 100, la gira en la que, acompañado únicamente por su guitarra y el piano de Richard Miralles, vuelve a repasar sus composiciones más celebradas; llegará esta semana con dos funciones al teatro Broadway de Rosario.

 Por Edgardo Pérez Castillo

"El meollo es la canción, más allá de la manera de cantarlas. Ellas mismas se van ajustando al paso del tiempo, y si aguantan es porque tienen cuerpo para hacerlo". Delineada en la conferencia de prensa que realizara en Buenos Aires el pasado lunes, la frase de Joan Manuel Serrat encierra el concepto básico de esta nueva edición de 100 x 100, la gira en la que, acompañado únicamente por su guitarra y el piano de Richard Miralles, vuelve a repasar sus composiciones más celebradas en un formato de total intimidad. La experiencia, iniciada en los 70, sigue satisfaciendo al Nano, tanto como a un público que viene colmando cada una de las escalas emprendidas por el catalán en este nuevo tour internacional. Gira que pasado mañana a las 21, y el miércoles con una segunda función a la misma hora, tendrá su paso por el Teatro Broadway de San Lorenzo 1223.

Referente de la nueva canción catalana desde su irrupción en la escena española a mediados de los 60, Serrat regresará a Rosario a un año de la presentación en la ciudad del celebrado espectáculo "Dos pájaros de un tiro" que realizara junto a Joaquín Sabina. Después del tour con su colega, el catalán volvió al formato reducido para desgranar sus canciones con la misma despojada naturalidad con la que fueron creadas. Formato íntimo, según prefiere catalogar el creador: "La palabra minimalista me cae mal, es un adjetivo que se ha aplicado a tantas cosas diferentes que me provoca una cierta desaprensión. El término más apropiado es íntimo, porque lo crea la propia estructura del concierto. El solo hecho de ver el escenario con dos músicos crea la necesidad de cercanía. Lo importante es cómo busco acercarme a la gente".

La unión con el público se refuerza lógicamente con un set de canciones inoxidables, de composiciones que unifican diversas generaciones, y que convirtieron a Serrat en un cantautor referencial. Modificados por la mirada madura del dúo, alterados como en un juego, los temas se van hilvanando con las historias que Nano narra con soltura y una infaltable cuota de humor. "Dejar de cantar algunas canciones provocaría extrañeza. Pero este espectáculo más que de la rutina debe ser producto de la emoción, porque el público es muy sensible a eso. Cada concierto me sirve para probar lo que podría hacer el próximo", anticipaba ya en la conferencia ofrecida hace menos de una semana en Puerto Madero, en ocasión de la primer serie de conciertos que brindó en un Gran Rex colmado. Como una constante, los anuncios de localidades agotadas se sucedieron por México, Puerto Rico, el Carnagie Hall de Nueva York, República Dominicana, Colombia y Chile.

Compartir: 

Twitter
 

En un formato de total intimidad, el Nano volverá a deleitar a un público que lo adora.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.