CULTURA / ESPECTáCULOS › RIDDIM PRESENTA SU úLTIMO TRABAJO DISCOGRáFICO EN WILLIE DIXON

Sábado a la noche, fiesta reggae

Desde una trayectoria sólida y afecta al reggae más clásico, Riddim presenta hoy "Donde brilla el sol. "El reggae es música de mensaje en todos sus aspectos", destacó Pety, líder del grupo. La idea es no hacer mezclas ni una argentinización del género.

 Por Leandro Arteaga

Con seis discos más un DVD en vivo, Riddim es grupo de referencia para los amantes del reggae. El grupo liderado por Pety ha compartido escenario con figuras de relieve como Benjamin Zephaniah, Mikey Dread, Eugene Grey (que colabora en el último disco) y la Fully Fullwood Band, entre otros. El primer disco de Riddim Roots riddim reggae (2000) ya constituye toda una declaración de principios desde el mismo título: un reggae entendido desde su raíz (roots), más la misma alusión que permite el nombre de la banda: "riddim" significa el patrón rítmico que forman, en la música reggae, el bajo y la batería, donde se suman los demás instrumentos del grupo. Una suerte de estructura desde la cual el reggae se concibe. "Nosotros estamos más influenciados por los artistas jamaiquinos de aquellos primeros años", apuntó.

Esta noche a partir de las 22, Riddim presentará su último trabajo, Donde brilla el sol, en Willie Dixon (Suipacha y Güemes). Un álbum refrescante, de sonidos puros, con un "riddim" que se sostiene y permite la integración de los demás instrumentos y voces de forma agradable. Con letras seguras de sí. Dando cuenta, en suma, de una historia de música que se percibe desde la escucha.

El grupo se presenta con su formación tradicional: Tres vientos, bajo, batería, guitarra, teclado y voz. "Que la formación haya perdurado en estos catorce años tiene mucho que ver con las bandas grandes de Jamaica, que tienen esta misma característica en vivo", comentó a Rosario/12, Pety, voz y percusión de Riddim.

A propósito, ¿de qué manera entiende Riddim al reggae?

-El reggae para mí es uno solo y nació en la isla de Jamaica en el año '70, la década de oro del género, donde los mejores artistas se han desarrollado. Después, a medida que pasaron los años, el reggae fue cambiando, mutando, teniendo más máquinas que instrumentistas, pero nosotros estamos más influenciados por los artistas jamaiquinos de aquellos primeros años, lo que se denomina el "reggae roots", que nosotros traducimos como el "reggae de raíz". Traté de que los músicos que formaron parte del proyecto tengan conocimiento o, al menos, se interesaran en seguir esos mismos patrones que, en última instancia, son los que puede tener cualquier género. La idea es no hacer mezclas ni una argentinización del género, sino que musicalmente Riddim suene más parecido al original, a la música que es su parámetro. Por otra parte, también nos importa que todo lo que se refiera a letras y mensajes tenga algo copado para dejar, porque el reggae es música de mensaje en todos sus aspectos.

Allí aparece el vínculo con el público, ¿cómo se fue dando?

Al comienzo no era muy numeroso, pero siempre estuvimos metidos en todos los festivales underground que se hicieron en Buenos Aires, con distintas bandas del género. Nos fuimos asociando a un público que le gustaba el género de entrada; después la cosa fue creciendo, sobre todo a través de la cantidad de discos que fuimos sacando. A partir de hoy me pone contento ver que hay dos generaciones que nos siguen: los cuarentones y los de dieciocho años, y eso es algo que está buenísimo. Es muy lindo reencontrar a quienes siguen a la banda desde la primera época, después de tantos años, y verlos desde el escenario cantar los temas. Es realmente fantástico, es lindísimo.

Debe ser fascinante observar esta transición.

Es increíble, es totalmente satisfactorio que tu manera de expresar llegue tanto y a tanta gente. Me satisface saber que hay gente que se acerca a la banda por las letras, antes que por la música. Nos permite un parámetro desde el cual entender que las cosas se están haciendo bien, y que la gente nota que se hacen con seriedad y de la manera más profesional.

Riddim se completa con Fernando Deaño (guitarra y voces), Federico Echeverría (bajo), Toni Iribarne (batería), Gabriel Vanasco (saxo y voces), Matías Traut (trombón y voces), Marcelo Castagna (trompeta), Andrés Castro (teclados) y Ariel Villanueva (guitarra).

Compartir: 

Twitter
 

Los integrantes de Riddim quieren sonar parecido al sonido original de Jamaica.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.